Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 26 de noviembre de 2020
Estrategia

La hoja de ruta para la convención constituyente que Longueira definió en septiembre

Joaquín Riffo Burdiles

Un resumen de parte de su exposición en el consejo ampliado de la UDI de ese mes muestra cómo aún antes del plebiscito, el ex senador ya tenía establecido algunos hitos estratégicos para abordar el proceso constituyente y conseguir el ‘tercio’ necesario para lograr el veto que pretende rescatar gran parte de la actual constitución.

Habían pasado pocos días tras la vuelta a la esfera pública de Pablo Longueira, ex senador, ex ministro e histórico dirigente gremialista, quien vio truncada su carrera política -que incluso lo había llevado a ser candidato presidencial en 2013, de la cual se retiró acusando una profunda depresión- tras conocerse su participación en el caso SQM, lo que gatilló su renuncia a la UDI en 2016. 

Pero Longueira estaba de vuelta a fines de agosto de este año, en pleno debate por el plebiscito de octubre, para el cual levantó un concepto que también viralizó a través de una cuenta de YouTube “Apruebo pero no de cero”

En la misma cuenta, Longueira anunciaba el 2 de septiembre que participaría del Consejo Directivo Ampliado de la UDI el lunes 7 de ese mes, exposición cuyo registro luego fue colgado en dicho canal de YouTube. 

En la exposición, que se extiende por más de una hora, el ex senador se explaya sobre distintos aspectos sobre el proceso constituyente, y define una línea muy bien planificada respecto al plebiscito y la forma de abordar la constitución, instando a aceptar la derrota en las elecciones de octubre y sumarse al Apruebo, para concentrar los esfuerzos del sector en ir juntos en la convención constituyente, para conseguir el tercio de los representantes, con lo que podrían conseguir el veto que les permita defender la actual constitución y de esa forma ahuyentar el miedo a la denominada ‘hoja en blanco’. 

En esta oportunidad, INTERFERENCIA transcribió el resumen de 11 minutos que hizo Revista De Frente, donde se sintetiza gran parte de la estrategia de Longueira, su visión del acuerdo, la forma de abordar el plebiscito, y la organización que debe tener su sector para obtener un buen resultado en la convención constitucional. 

“(...) Qué ocurrió y la consecuencia de eso fue finalmente que habiendo yo estado involucrado en varios grupos que me pedían y tratábamos de alguna forma de acercarnos, de buscar una solución, la sociedad civil, empresarios, el gobierno… había una incapacidad política de responder a lo que estaba ocurriendo y a esta violencia política, y finalmente viene el gran acuerdo del 15 de noviembre. Y digo un gran acuerdo, y lo quiero destacar, porque yo hablé muy temprano con Juan Antonio, me llamaron -yo estoy radicado en Villarrica, como ustedes saben, en La Araucanía- y con Juan Antonio conversamos, la directiva estaba en eso, supongo que me habrá llamado o yo lo llamé, no me acuerdo, pero finalmente la UDI tenía que concurrir a un acuerdo. Se generó ahí una energía que prestigia a la política, al parlamento, y yo lo considero un acuerdo histórico que creo que puede haber evitado perfectamente una crisis institucional, como las que nosotros evitamos en situaciones en el pasado con mucha generosidad”. 

“Sólo vamos a ir a una hoja en blanco si nosotros no alcanzamos el tercio en la elección del próximo año, en la convencional. Seamos claros con la gente”

“Como a las tres de la tarde, no voy a decir dónde Juan Antonio consiguió el tercio pero me contó dónde estaba, y me dice ‘he logrado con Boric y vamos a aceptar el tercio de bloqueo’, llamémoslo así. Es decir, si lo miramos desde el punto de vista positivo, se requiere el 76% para aprobar las normas de una nueva constitución. (...) Ese acuerdo yo lo valoro enormemente porque lo impulsé”. 

“Quiero ir a defender esta constitución. Y quiero ir a rescatar de ella lo más posible”

“(...) Y quiero ser muy claro con lo que se obtuvo con el tercio, a pesar de este plebiscito. Con el tercio no existe una hoja en blanco. Seamos claros con la gente. La gente está asustada porque cree que vamos a partir en blanco. No vamos a partir en blanco, porque nosotros vamos a obtener de todas maneras, si vamos juntos y unidos como vamos a ir -porque yo antes de dar la entrevista fui a hablar con José Antonio Kast y tuve una gran conversación, y con todos los otros partidos de Chile Vamos-. Y a partir del plebiscito, al día siguiente vamos a estar todos juntos construyendo esa línea de convencionales que nos tiene que representar. Entonces, hay que ser muy claro con la gente. Sólo vamos a ir a una hoja en blanco si nosotros no alcanzamos el tercio en la elección del próximo año, en la convencional. Porque si ellos tienen sólo el 66%, bueno obviamente tienen los votos para hacer la constitución partiendo de cero. Pero basta que nosotros tengamos un convencional más del tercio y partimos de la constitución actual. Por lo tanto, es muy importante que tranquilicemos a nuestro sector. No hay hoja en blanco si sacamos el tercio, no existe, así de simple y así de claro”. 

“Nosotros en el reglamento tenemos que pedir una sóla cosa, una simple. Que al final haya una votación general de la constitución entre los 155 constituyentes, y se aprueba por un tercio o por 66”

“(...) Y quiero ir a defender esta constitución. Y quiero ir a rescatar de ella lo más posible. Y lo vamos a rescatar, porque no va a haber hoja en blanco, sólo existe si no somos capaces de sacar un tercio el próximo año. Entonces imáginense que no tenemos este plebiscito, y sacamos el próximo año un 40%, como es lo que vamos a sacar yo creo. Listo, señores. Tenemos el veto, y si quieren arrasar con la constitución de 1980, no va a haber propuesta a los chilenos. Tenemos nueve meses para hacer una propuesta, se pueden agregar tres meses más. Entonces no le hagan caso al señor Atria. A mí me impresiona como un señor que fue candidato a diputado en la última elección y no salió, y nos dice lo que va a hacer”.

“Yo no me he quedado en la década de 1990. Al revés, yo estoy en el año 2022. Ahí tenemos que hacer una buena constitución y tengan claro que van a llegar entre 70 y 80 convencionales de Chile Vamos”

“(...) Tenemos el veto y lo primero que tenemos que hacer es muy simple. No sé si ustedes han leído la reforma constitucional, qué es lo primero que se hace en la convención constituyente. Se elige el presidente, la mesa y se diseña el reglamento para votar. Nosotros en el reglamento tenemos que pedir una sóla cosa, una simple. Que al final haya una votación general de la constitución entre los 155 constituyentes, y se aprueba por un tercio o por 66. Si no incorporan eso, no va a haber reglamento y no va a haber propuesta”. 

“Va a llegar gente muy moderada, inteligente. A una convención nadie va a poner a los Florcita Motuda y a las Pamelas Jiles”

“(...) Yo no me he quedado en la década de 1990. Al revés, yo estoy en el año 2022. Ahí tenemos que hacer una buena constitución y tengan claro que van a llegar entre 70 y 80 convencionales de Chile Vamos y al lado va a haber otro tercio y ojalá un 40% de gente de izquierda, democrática -iba a decir socialdemócrata pero está media confundida la socialdemocracia chilena- pero va a llegar gente muy moderada, inteligente. A una convención nadie va a poner a los Florcita Motuda y a las Pamelas Jiles. Y les quiero poner un ejemplo. Nosotros sacamos (Chile Vamos) un 38% de los votos en la Cámara de Diputados pero en realidad tenemos un 46% en la Cámara. Porque cuando hay dispersión de votos, si la cifra repartidora es 8% por ejemplo, bueno si no alcanzan el 8% se pierden ese 6% o si sacan más de 8% y no alcanza 16%, se pierden votos. Entonces qué es lo que ocurre, es que nosotros no sólamente vamos a sacar entre el 38% y 40%, sino por una dispersión natural y que existe siempre vamos a sacar lo que tenemos hoy si es que lo hacemos bien, un 46% en convencionales”. 

“Cuando vi lo del 10% pensé que no se puede ir a una constituyente con personas que no van a respetar la constitución. En la constituyente tenemos que ir con un equipo de profesionales mo-no-lí-ti-co (sic), porque no sacamos nada obteniendo un 70% si votan como quieren”

“(...) Pero hay una cosa que uno no llega tarde, yo no he llegado tarde. Cuando vi lo del 10% pensé que no se puede ir a una constituyente con personas que no van a respetar la constitución. En la constituyente tenemos que ir con un equipo de profesionales mo-no-lí-ti-co (sic), porque no sacamos nada obteniendo un 70% si votan como quieren. No, tenemos que ir con cuadros técnicos profesionales, la sociedad civil, todos los partidos, José Antonio Kast, que son todos ex UDI así que feliz que vengan. Si a mí me dicen “mira, va a ir Alfonso Ríos a la convencional” pero bienvenido, un lujo”. 

“(Sobre el plebiscito) Lo peor que nos puede ocurrir es que no saquen el 30%, que no lo van a sacar, porque ahí nos van a decir “el 70% de los chilenos quiere partir de cero”, ese es el riesgo”

“Entonces, vamos caminando divididos a un plebiscito en que no vamos a sacar así como íbamos más de un 30%, y no queda piedra sobre piedra. Eso es lo que les quiero decir. Entonces, quiero que entendamos que estamos en un plebiscito divididos, y lo peor que nos puede ocurrir es que no saquen el 30%, que no lo van a sacar, porque ahí nos van a decir “el 70% de los chilenos quiere partir de cero”, ese es el riesgo. Por eso mi objetivo es reducir al máximo el Rechazo -y quiero ser así de transparente- y quiero lograr que este 40% que tenemos, ojalá sea un 20%, un 15% o un 5% -y será mucho más grande la botella de champaña- porque será en un plebiscito donde todos estuvimos por el Apruebo, si la batalla real la tenemos al día siguiente”. 

“Yo prefiero que no haya plebiscito, que no haya nada, que lo licuemos, póngale el nombre que quieren”

“Yo les digo a ustedes, ¿cómo nos paramos en la convención si todos en el Apruebo así como vamos es un 70% a 25%? No, yo prefiero que no haya plebiscito, que no haya nada, que lo licuemos, póngale el nombre que quieren. Porque es fundamental, precisamente, tener el tercio. Pero, ¿qué pasa si en este plebiscito es 70 a 30, si no alcanzamos el tercio? Porque no se va a alcanzar yendo divididos, eso es lo que les quiero transmitir”. 

“(...) Tenemos que anular este plebiscito y la forma de anularlo es que ojalá nos vayamos un 20% por el sí, y ahí está el 40% y eso es lo que tenemos que decir esa noche”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

COMO DARLE TRIBUNA A UN IMPUTADO , QUE TIENE LAS MANOS SUCIAS DE ROBO

Añadir nuevo comentario