Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 3 de diciembre de 2020
Ley de Inclusión Escolar

La oposición del mundo técnico a las modificaciones de Cubillos a Sistema de Admisión Escolar

Joaquín Riffo Burdiles

Distintos especialistas -algunos del propio sector de Marcela Cubillos- han levantado voces de alerta sobre las medidas que la titular de Educación ha intentado impulsar en los últimos meses, asegurando que en algunos casos podría romper “consensos técnicos” que habían sido alcanzados de forma transversal entre expertos de distintos sectores políticos, en especial respecto del concepto demonizado por el gobierno de "tómbola".

La noche del 11 de diciembre de 2017, cuando se vivía el tramo final de las últimas elecciones presidenciales, llamó la atención que durante el debate de los candidatos en Anatel, Sebastián Piñera indicó de forma tajante que "la tómbola es el peor de todos los sistemas y por tanto, hay que minimizarlo", ante lo cual la periodista Mónica Rincón le citó una frase de Sylvia Eyzaguirre, investigadora del CEP y en ese momento parte de su equipo programático en materia de educación, quien tiempo atrás había señalado que la "tómbola" es "en los hechos la mejor aliada de los padres".

"Yo le digo lo que lo que yo pienso, y yo voy a ser el Presidente", le respondió Piñera a la periodista en esa ocasión, descartando los dichos de su entonces colaboradora, recalcando que se le devolvería a los padres el derecho a elegir la educación de sus hijos y a aportar en ésta.

La anécdota podría explicar en parte la continuidad de Marcela Cubillos en el Ministerio de Educación años después, tras el último cambio de gabinete. Eso, pese a que la agenda de Cubillos -cercana a lo afirmado por Piñera en el debate- ha levantado polémica durante los últimos meses, siendo objeto de cuestionamientos y reacciones adversas desde distintos sectores, incluso el propio, de la mano -por ejemplo- de la misma Eyzaguirre.

Desde Aula Segura -el proyecto que permite la expulsión inmediata de estudiantes que hayan incurrido en actos de violencia- al actual paro de profesores que ha sumado multitudinarias marchas en distintas ciudades del país, hay una serie de otros hitos que incluso la han hecho candidata a una potencial acusación constitucional por parte de la oposición, como lo es el uso de base de datos de apoderados para actividades proselitistas de su cartera respecto de decisiones que están en discusión en el Congreso.

Pero uno de los puntos que más ha llamado la atención dentro del debate, han sido las observaciones del mundo técnico a su intento por rescatar el proyecto Admisión Justa -una serie de modificaciones a la Ley de Inclusión aprobada durante el gobierno de Michelle Bachelet y que significa reivindicar la selección- pese a que fue fuertemente rechazado en la Cámara de Diputados por todo el espectro opositor. 

A juicio de algunos especialistas, las modificaciones que propone la actual ministra estarían basadas en el libro Educación con Patines editado por El Mercurio - Aguilar, de Sergio Urzúa y Arturo Fontaine, donde están varias de las ideas que ha desarrollado Cubillos saltándose la discusión técnica previa de quienes han llevado las políticas públicas en la materia. 

Sumado al rechazo conjunto que anunció la oposición al proyecto, desde el mundo especializado hay preocupación por una iniciativa que puede desvirtuar un “consenso técnico”, que en el papel trascendía ideologías y gobiernos de turno.

Modificaciones infructuosas

En febrero de este año, la ministra Cubillos comenzó una serie de visitas por distintas ciudades del país para reunirse con apoderados -que se replicó a comienzos de mayo- lo que en muchos sectores fue entendido como una gira de propaganda al proyecto de Admisión Justa, en desmedro del Sistema de Admisión Escolar (SAE) aprobado en el gobierno de Bachelet.

A juicio de distintos personeros especialistas en Educación, la propuesta de la ministra en materias de admisión escolar infringe el espíritu original de la Ley de Inclusión, dejándose llevar por los intereses de los colegios que defienden la selección, en particular por los liceos emblemáticos y los establecimientos ligados a la Iglesia Católica, quienes se han opuesto enérgicamente al nuevo sistema.

Los argumentos compartidos por el mundo técnico tienen que ver con las fortalezas que presenta el sistema centralizado en distintos países desarrollados del mundo como Estados Unidos y el Reino Unido, indicando que los principios del nuevo Sistema de Admisión Escolar facilitan, transparentan y objetivan el proceso de postulación y la información relevante asociada a éste, además de eliminar las barreras de entrada para avanzar en integración socioeconómica y provocar una distribución más equitativa de las oportunidades escolares.

En la misma línea, se indica que si bien no hay evidencia de que la selección escolar en sí genere problemas, sí hay acuerdo en que reduce la posibilidad de saber si un establecimiento educacional es bueno por sus propios méritos o simplemente porque tiene buenos alumnos, producto de esa selección.

En una carta al director publicada el domingo 10 de junio por La Tercera, una serie de académicos y especialistas del mundo técnico mostraron su preocupación por las dificultades que puede tener la puesta en marcha de la Ley de Inclusión Escolar en este gobierno, destacando ejemplos exitosos a nivel internacional de sistemas centralizados y subrayando el hecho de que “la puesta en marcha en Chile de esta política ha sido un ejemplo de cómo implementar gradualmente una política de alta complejidad. Comenzó a implementarse en Magallanes, y el 2017 se amplió a cuatro regiones, logrando que un 87% de los postulantes quedara en alguna de sus preferencias el primer año y un 89% en el segundo”.

Nicolás Figueroa, académico de Economía en la PUC y uno de los nombres tras la misiva, conversó con INTERFERENCIA sobre lo expresado en la carta, afirmando que en el caso de la “tómbola” o selección aleatoria producto de un algoritmo centralizado, “ha sido demonizada. Me parece que los colegios a niveles elementales no puedan seleccionar, porque a esa edad temprana es complejo discriminar por méritos. La 'tómbola' produce el efecto de que juegas en igualdad de condiciones con los otros niños que también quisieron quedar en un establecimiento que tiene cupos limitados. Lo más justo y transparente es que sea aleatorio”.

Si bien el académico cree que las críticas a las modificaciones propuestas por la ministra han sido exageradas, afirmó que “señalar que la selección aleatoria es injusta es una bandera bien antigua de Chile Vamos. Como académicas y académicos estamos convencidos de que este nuevo sistema es un paso en la dirección correcta”.

A ello se suman las críticas que habían venido desde el propio sector de la ministra en febrero, cuando la mencionada investigadora del CEP Sylvia Eyzaguirre había declarado que Cubillos emite “juicios de frentón falsos” con la intención de desinformar sobre el actual Sistema de Admisión Escolar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario