Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 21 de noviembre de 2019
Aumento constante en las tarifas

Los abusos en el precio del gas natural en el Gran Concepción

Joaquín Riffo Burdiles

gas.jpeg

Protestas frente al alza en los precios del gas.
Protestas frente al alza en los precios del gas.

Considerando un consumo equivalente a una familia de cuatro integrantes, Gas Sur de CGE estaría cobrando a los penquistas más de 20 mil pesos respecto a las cuentas de clientes residenciales y comerciales de la Región Metropolitana abastecidos por Metrogas. Lo anterior, en el contexto de una disputa entre firmas de gas natural licuado que pretenden instalar proyectos GNL en la bahía de Concepción que han sido cuestionados por la ciudadanía. 

Preocupación existe entre los consumidores de gas natural del Gran Concepción, quienes han visto cómo las cuentas de este servicio han ido en constante aumento desde 2018 a la fecha. Al compararse dichos números con lo que pagan los usuarios en la Región Metropolitana, la diferencia es aún más dramática. 

Pese a que en Bío Bío existen menos usuarios, ya que más del 70% de la población utiliza leña como fuente principal de calefacción, al analizar las cifras de consumo de gas natural entre las firmas ligadas al grupo CGE, las empresas Gas Sur (correspondiente a las regiones de Ñuble y Bío Bío) y Metrogas (proveedor de Santiago), se observa que en las tarifas por consumo de 58 metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) -el equivalente al consumo promedio de una familia de cuatro integrantes- hay una diferencia de un 45% más caro en los montos que pagan los usuarios penquistas y santiaguinos. 

Esta notoria disonancia habría llegado a su peak en octubre de 2018, donde alcanzó un 55% de diferencia en los precios entre Concepción y Santiago. En enero de 2018, considerando el mismo consumo, Gas Sur cobraba $50.972 mientras que Metrogas lo hacía por $42.016. A septiembre de este año, la empresa que opera en la zona de Ñuble-Bío Bío estaría cobrando $66.911 mientras que en Santiago los usuarios sólo pagarían $46.973. 

Esto implica que Gas Sur ha aumentado sus tarifas de gas natural en la zona en un 31% desde enero de 2018. Incluso si se consideran consumos más abultados, como 116 metros cúbicos, la evolución de precios es muy similar. En estos consumos, en Concepción los hogares pagan 41% más que en la Región Metropolitana. Para este nivel, las tarifas han subido en un 25% desde enero de 2018 a la fecha. 

Acusaciones de monopolio 

Además del alza de precios, el Grupo CGE, que pertenece a los españoles Gas Natural Fenosa (actual Naturgy) enfrenta duras acusaciones de GNL Talcahuano, empresa que pretende darle viabilidad a su proyecto de regasificación de Gas Natural Licuado que quiere impulsar en la Bahía de Concepción. 

El conflicto nace por un certificado de conexión que los antiguos dueños de terminal de regasificación, Inversiones Puerto Los Reyes, obtuvieron el año 2011 de parte de Gasoducto del Pacífico -cuyo principal accionista es el grupo CGE-, documento que la firma dueña del ducto que conecta la zona trasandina de Neuquén con la región del Biobío, hoy desconocen. Al desconocer la entrega de este certificado de conexión públicamente, GNL Talcahuano no ha podido negociar y buscar clientes, porque esa es la primera garantía que necesita para conversar por compra de gas. 

Según esta firma, estarían enfrentando un bloqueo a la competencia que impediría que la cuenta del gas se reduzca en un porcentaje importante. Así, denuncian que en las comunas de Concepción, Hualpén y Talcahuano todo el negocio del gas natural, en sus distintas fases -incluido el transporte- es explotado por un mismo grupo empresarial, tal como fue denunciado en el artículo “La pelea del gas que tiene en la mira a CGE” de Pulso a fines de octubre. 

En paralelo, el proyecto Octopus LNG SpA, ligado al grupo de CGE, sometió a calificación ambiental un proyecto similar al de GNL Talcahuano y tiene previsto arribar a las tierras costeras de Penco y Lirquén, cuyas diferencias, denuncian desde la competencia, sería que sus rivales arribarían directamente a las tierras costeras de la Bahía de Concepción, por las que transcurren gasoductos ya existentes, lo que haría que sus costos sean más bajos. Ambos proyectos han generado rechazo y escepticismo dentro de las comunidades aledañas por los eventuales daños ambientales que podrían generar en la zona. 

La versión de GNL Talcahuano -ligada al grupo británico EOS Investment y a la firma internacional AG&P-, es que están enfrentando a un “cartel monopólico”, liderado por la firma hispana Naturgy, que impide el ingreso de nuevos actores que podrían competir por precio, reduciendo hasta en un 30% las tarifas y beneficiando así a los consumidores.

Naturgy, además, está cuestionada por un historial de abusos correspondientes a la firma española Gas Natural Fenosa, quienes en el tope de la pirámide de este grupo económico multinacional con fuerte presencia en Latinoamérica, posee un listado de malas prácticas monopólicas, tanto en España como en América Latina. Entre los más destacados, aparecen los cobros indebidos de Naturgy en México, con variaciones en la cuenta del gas de entre el 41% y hasta el 288% más, según la demanda colectiva lanzada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ante el Juzgado Primero de Distrito en Material Civil de la Ciudad de México. 

Asimismo, a mediados de este año en España la Comisión Nacional de Los Mercados y la Competencia (CNMC) multó a Naturgy Generación con 19,5 millones de euros por presentar precios elevados en sus ofertas al mercado eléctrico que alteraron el despacho de luz en plena ola de frío, según informó el organismo. 

El proyecto de GNL Talcahuano, que considera una inversión de US$ 160 millones para almacenar 100.000 metros cúbicos y regasificar el equivalente de 8,5 millones de metros cúbicos de gas natural licuado por día, está presentando una serie de recursos judiciales para evitar que Gasoducto del Pacífico, construya una barrera de entrada que impida su ejecución.

Gas argentino

Otras de los cuestionamientos que se le han hecho a CGE respecto al alza de las tarifas de gas, sería el porqué han elevado los cobros si a partir de noviembre de 2018 se registró una caída sustancial en el valor de compra del gas natural, dado que Argentina comenzó a venderles el gas directamente. 

Hasta ese momento, abastecían a clientes a través de Enap y un tren de camiones que sacaba el gas natural de terminal de GNL de Quinteros y por tierra llegaba a Concepción. 

Consultada la seremi de Energía del Bío Bío por esta situación, respondió a INTERFERENCIA que “respecto del gas que viene de Argentina, es necesario indicar que no se utiliza para usuarios domiciliarios. Los contratos actuales con gas argentino varían su suministro dependiendo de las condiciones de disponibilidad y por tanto, para el caso residencial no cumple con las garantías mínimas que se exige en nuestro país para un servicio de calidad a las personas”.

A su vez, sobre la evidente diferencia de precios con Santiago, apuntaron que “es importante señalar que el gas residencial que llega a Concepción viene desde Quintero, vía terrestre por camiones y se regasifica en Pemuco. Por tanto, los gastos y costos de traslado y distribución son diferentes y más elevados que en otros lugares, como Santiago”.

Los Más

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Los Más

Comentarios

Comentarios

Gracias.

Gassur cobra la mitad en Los angeles y el doble en concepción...

Estimado Equipo Editorial Interferencia Nos dedicamos a administrar edificios en el Gran Concepción. y GasSur, tiene precios usureros, de un 30% superiores a cuando compiten con Lipigas en otras comunas aledañas como San Pedro de la Paz. En Concepción son un Monopolio Natural y muchos edificios del centro se han visto obligados a cerrar sus calderas en el invierno por los altos costos por calefacción. A nosotros nos costo años, para conseguir un ahorro de un 15% en el precio, lo que hace pocos meses eliminar arbitrariamente, cambiando las tarifas por tramos. Su fiscalizacion por parte de la Superintendencia de la región es nula y la empresa se jacta de ello. En fin, sus rentabilidades son desorbitantes..sino no se explica como pueden bajar el precio en un 30% para san pedro y seguir siendo interesante para ello competir en san pedro de la paz, con tarifas 30% mas bajas, saludos, Jorge Salazar M

Estimados señores Interferencia, los felicito, excelente reportaje! GASSUR compra el gas Argentino a su filial INNERGY HOLDINGS, en epoca de primavera y verano en menos de $100 pesos el metro cubico y se lo revende a los usuarios residenciales desde $1300 hasta $1800 pesos el metro cubico. Para el invierno lo traen en camiones como gas licuado congelado desde Quinteros muchisimo mas caro! Ojo que por ley no pueden tener utilidades por mas del 9% anual! La autoridad debe ponerse las pilas e investigar estas malas practicas. FAVOR AVISENLE A LA CONADECUS QUE TIENEN UN BUEN CASO! YA QUE QUE ESTOS ESPAÑOLES ESTAN BURLANDO LA LEY! Gracias!

Añadir nuevo comentario