Suscríbete y obtén entre 20% y 25% de descuento en los cursos de inglés del Instituto Chileno-Británico de Cultura. Válido hasta el 26 de septiembre.
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 21 de septiembre de 2019
Restaurantes en exclusivo sector

Los intereses del alcalde de Tomé para dilatar la apertura de la playa Pingueral

Joaquín Riffo Burdiles

La familia de Eduardo Aguilera (independiente, ex DC) está ligada a dos exclusivos restaurantes emplazados en el borde costero de la zona de Pingueral, la que el alcalde ha mantenido con acceso restringido al público durante años. Pese a que Bienes Nacionales decretase su apertura al público a comienzos de agosto de este año, Aguilera insiste en continuar con el control de accesos. 

El pasado lunes 12 de agosto, en un mediático acto encabezado por el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward -y que fue calificado como “histórico” por el propio gobierno- se declaró la apertura de acceso público al recinto de Pingueral.

Se trata de un exclusivo sector residencial ubicado en Tomé, Región del Bío Bío, el cual tenía un acceso restringido, pues había controles durante el día y la prohibición de ingreso a personas ajenas al complejo durante la noche. Algo que resultaba polémico, pues en la práctica los vecinos de Pingueral gozaban de la exclusividad de su playa, la que -dadas las restricciones de acceso al recinto- era prácticamente un lugar semi-privado. 

La actividad del ministro Ward fue escenificada ante la prensa e incluyó la inmediata demolición con retroexcavadora de la garita ubicada en la avenida La Cumbre, la que controlaba el acceso a Pingueral. La acción fue criticada incluso por miembros del propio oficialismo en la zona, como el core UDI, Luis Santibáñez, quien afirmó que se trató de “un espectáculo innecesario” y del propio intendente del Bio Bío, Sergio Giacaman, quien manifestó sus diferencias en la forma en que la acción se llevó a cabo. 

pingueral_1.jpg

Tras el anuncio de Bienes Nacionales, una retroexcavadora rompe la garita que controlaba el acceso al recinto.
Tras el anuncio de Bienes Nacionales, una retroexcavadora rompe la garita que controlaba el acceso al recinto.

Pero quien más se ha manifestado en contra de la medida del ministro Ward fue Eduardo Aguilera (independiente, ex demócratacristiano), el alcalde de Tomé, comuna a la que pertenece Pingueral, quien en conversación con El Sur afirmó que repondrá el acceso controlado al sector mientras se esté a la espera de una resolución de Contraloría con la respuesta a varias objeciones frente a la medida. "Mientras nosotros no recibamos una notificación, no tenemos por qué pensar distinto", dijo.

La deferencia del alcalde con los vecinos del sector no es nueva. En enero de este año, el alcalde Aguilera fue denunciado por el concejal Óscar Canto (DC) por el uso de una máquina motoniveladora del municipio para trabajos privados en Pingueral.

Sin embargo, el principal antecedente que se tiene respecto del interés del alcalde de mantener a Pingueral con su playa con acceso restringido es porque en el borde costero de dicho complejo, se encuentra el reconocido restaurante y centro de eventos Arena Pingueral, el cual es propiedad de Paulina Aguilera Acuña -hija de Eduardo Aguilera, el alcalde de Tomé- y su esposo (y yerno del alcalde), el consejero regional del Bío Bío, Patricio Lara Chandía (RN), según lo acredita el portal InfoProbidad del Consejo para la Transparencia, así como en el LinkedIn personal de Chandía. 

arenapingueral.jpg

El restaurante y centro de eventos Arena Pingueral, propiedad de la hija del alcalde Aguilera y de su yerno, quien también es consejero regional.
El restaurante y centro de eventos Arena Pingueral, propiedad de la hija del alcalde Aguilera y de su yerno, quien también es consejero regional.

No obstante, al ser consultado por INTERFERENCIA en relación a los potenciales conflictos de intereses del caso, Lara Chandía negó que él fuese el dueño del restaurante. “No tengo ningún negocio dentro de Pingueral, quien lo tiene es mi esposa”, dijo. 

También en el sector varios vecinos afirman que Aguilera tiene intereses en otros restaurantes del borde costero de Pingueral. Esto puede estar alimentado por parte de la esposa del alcalde, la periodista Carolina Soto, quien subió durante el verano una publicación a su cuenta personal de Instagram donde -ante la consulta de una de sus cercanas- reconocía que la concesión del exclusivo pub restaurant Olas de Pingueral estaba a su cargo.

Aguilera ya había protagonizado un escándalo con su actual esposa en el pasado, cuando en marzo de 2011, cinco concejales de la comuna hicieron una denuncia a la Contraloría General de la República por falta a la probidad administrativa, ya que Aguilera contrató a su pareja como coordinadora del departamento de Subvención Escolar Preferencial de la Dirección Municipal de Educación de Tomé, quien terminó renunciando a su cargo a la brevedad. 

Ambos restaurantes, en caso de hacerse efectiva la medida que abre la playa al público, pueden verse perjudicados, pues la zona podría perder su carácter exclusivo y se teme que haya problemas de seguridad que afecten el negocio.

Acceso controlado

El balneario de Pingueral corresponde a un exclusivo sector de viviendas a orillas de la playa, ubicado al lado de Dichato en la comuna de Tomé, a 45 minutos en auto de Concepción.

Construido a comienzos de los años 90 por la familia Yánquez, ha experimentado un gran desarrollo, habiendo casas de veraneo y de vivienda permanente. 

En 2011 el municipio de Tomé fue notificado de que las calles del sector tenían la calidad jurídica de bien nacional de uso público, lo que en ese momento fue confirmado por la Corte de Apelaciones de Concepción y en 2013 por la Corte Suprema.

La herramienta con la que se mantuvo un acceso restringido hasta esa fecha fue impulsado por el propio alcalde Aguilera en 2012, mediante una ordenanza municipal que permite el cierre del sector. Dicho reglamento indica que los propietarios de Pingueral pueden mantener control del acceso al sector entre las 08:00 de la mañana y las 20:00 horas, y, por motivos de seguridad, restringir el paso entre las 20:00 horas y las 08:00 de la mañana del día siguiente.

Hasta la fecha, ya van 34 denuncias ante la Secretaría Regional de Bienes Nacionales en las que se reclama por el acceso público a Pingueral. 

Pese a ello, el alcalde de Tomé sostuvo a El Sur que "la ordenanza tuvo su origen en razones bien fundadas; primero, porque en Pingueral hay calles que no conectan con ningún lado, porque hay una playa que no es apta para el baño y, por lo tanto, así se estructuró esta ordenanza que tomó conocimiento la Contraloría y Bienes Nacionales y nadie dijo 'no estamos de acuerdo' o 'no corresponde'".

Hasta ahora.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Como es posible que la gente de tome y dichato sigan abalando su candidatura si es una persona discriminadora y aprovechadora

ES TODO CIERTO LO QUE HABLA ESTE REPORTAJE.....

Añadir nuevo comentario