Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 28 de Noviembre de 2021
Covid-19

Los nuevos medicamentos antivirales que podrían marcar un punto de inflexión en la pandemia

Joaquín Riffo

Se trata de fármacos producidos por la farmacéutica estadounidense Merck que se pueden consumir en forma de píldoras, pero cuya producción no es sencilla. Aún así, los nuevos medicamentos para tratar el covid-19 están mostrando resultados prometedores para controlar la enfermedad y reducir el riesgo de muerte.

En las últimas semanas, se ha considerado que dos nuevos medicamentos antivirales son tan efectivos que los ensayos clínicos terminaron antes de tiempo. Los datos de estos ensayos aún no se han publicado. Sin embargo, los reguladores se están moviendo rápidamente para considerar el uso general de los medicamentos, según informó The Economist

De esa forma, los fármacos cubrirán un gran vacío en el conjunto de herramientas que los médicos están utilizando para combatir el virus y bien podrían ayudar a poner fin a la pandemia mundial.

Según describió National Geographic, ​con la reciente aprobación en Reino Unido para el uso del nuevo fármaco molnupiravir, producido por Merck, y con las inversiones en I+D de antivirales, las perspectivas para este tipo de tratamiento se presentan más favorables.

Así, a diferencia de las vacunas, que previenen la infección, los antivirales actúan como una segunda línea de defensa, ralentizando y eventualmente deteniendo la evolución del cuadro de infección. Los antivirales también son importantes en casos de enfermedades para las que no existen vacunas eficaces, como el VIH, la hepatitis C y el herpes.

Merck es una compañía farmacéutica que trabaja con Ridgeback Biotherapeutics, una empresa de biotecnología, y Paxlovid, que fue desarrollado por Pfizer. Las tres son empresas estadounidenses. Las pruebas arrojaron que las personas con mayor riesgo de sufrir los efectos graves del covid tienen muchas menos probabilidades de ser hospitalizadas o de morir si toman alguna de estas píldoras en los cinco días posteriores a la aparición de los primeros síntomas.

A diferencia de las vacunas, que previenen la infección, los antivirales actúan como una segunda línea de defensa, ralentizando y eventualmente deteniendo la evolución del cuadro de infección.

Merck dijo en octubre que el molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente la mitad, cuando se administra a pacientes con un factor de riesgo de covid, como obesidad o enfermedad cardíaca. 

Los reguladores en América, Europa y en la Organización Mundial de la Salud ya están evaluando el medicamento. Gran Bretaña lo ha aprobado y comenzará a usar el tratamiento el próximo mes. El 5 de noviembre, Pfizer dijo que su píldora reduce el riesgo de hospitalización o muerte en un 89% si se toma dentro de los tres días. (De hecho, durante su ensayo, ningún paciente murió al tomar Paxlovid dentro de los cinco días posteriores a los síntomas).

El molnupiravir es lo que se conoce como profármaco, lo que significa que se convierte en su forma activa cuando llega al interior de las células. Una vez allí, se incorpora al material genético del virus, por lo que altera su capacidad de replicarse. Los errores se acumulan en el material genético del virus, un proceso conocido como "catástrofe de errores". Los ensayos en animales han suscitado preocupaciones de que el fármaco pueda presentar riesgos para los fetos, por lo que el gobierno británico ha desaconsejado su uso durante el embarazo o la lactancia. Otros reguladores pueden emitir advertencias similares.

Alto costo

Pero el desarrollo de antivirales es una tarea costosa y compleja, especialmente en el caso de enfermedades respiratorias agudas, para las que el tiempo para iniciar el tratamiento es corto. En el caso del SARS-CoV-2, los investigadores recurrieron a la reutilización de viejos medicamentos o compuestos que se estaban probando contra otras enfermedades.

Merck dijo en octubre que el molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente la mitad, cuando se administra a pacientes con un factor de riesgo de covid, como obesidad o enfermedad cardíaca. 

“Esto es común”, dijo Katherine Seley-Radtke, química medicinal de la Universidad de Maryland en el condado de Baltimore a National Geographic. “Cada vez que surge un nuevo virus o reaparece uno antiguo, probamos lo que está disponible para ver qué funciona”.

Hasta la fecha, el remdesivir, desarrollado originalmente por la biofarmacéutica Gilead Sciences para las infecciones de hepatitis C y ébola, es el único medicamento antiviral aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar la covid-19. El medicamento requiere administración intravenosa en el hospital, aunque no hay consenso sobre su eficacia.

Los expertos creen que los antivirales orales, como los de Merck, son las herramientas más prometedoras para combatir la pandemia junto a las vacunas. Al ser más asequibles, los antivirales pueden ser especialmente importantes entre las personas que aún no se han vacunado, ya sea por elección o debido al acceso limitado y las restricciones económicas.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me interesaría que en este medio se pudiera dar a conocer otras facetas del tema pandemia, vacunas, etc... Hay muchas visiones críticas sea de la gestión del problema, como -especialmente en las últimas semanas- de la verdadera efectividad de las vacunas, para no hablar de los efectos adversos graves y hasta fatales. También en esta nota en el fondo se propaganda a una de las grandes farmacéuticas... No quiero poner a nadie como ejemplo, pero la censura sobre estos temas en Chile ha sido absolutamente total. O la "ciencia" se ha definitivamente convertido en dogma o en la nueva religión? El miedo a salir del grupo y a tener otra voz, o a ser denigrados?

Añadir nuevo comentario