Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
[El domingo político en la TV]

Mario Desbordes: a la caza de la popularidad perdida, con el relato de la ex Concertación

Vagabundo Ilustrado (@vagoilustrado)

Mario Desbordes en Tolerancia Cero

Mario Desbordes en Tolerancia Cero
Mario Desbordes en Tolerancia Cero

En dos programas estuvo este domingo el saliente ministro de Defensa, Mario Desbordes. Con clara intención de recuperar el terreno perdido estos meses -donde casi desapareció de las encuestas-, busca ser el candidato presidencial de RN, y a juzgar por su discurso, busca capturar también a sectores de la ex-Concertación.

Fue el jueves pasado cuando el ex timonel de RN anunció su salida del Ministerio de Defensa para –según dijo sin tapujos- ponerse a disposición de su partido con claras intenciones de ser el abanderado presidencial de RN.

Casi 5 meses estuvo como ministro, luego que fuera llamado a fines de julio por el Presidente Piñera para integrar su gabinete, dejando su cargo de Diputado donde representaba al Distrito 10. Hoy busca su opción presidencial, saliendo y alejándose de un gobierno hundido en las encuestas y con alto rechazo ciudadano, que sin duda también lo arrastró a él, restándole la popularidad mediática alcanzada post estallido social, y dejándolo afuera de casi todas las encuestas presidenciales hoy.

Y es que su entrada al gobierno fue leída como una claudicación, un costo a pagar para no terminar desangrando a su propio partido, el que ya a esas alturas se enfrentaba públicamente entre las facciones de Allamand, Larraín y él mismo, entre otros. Pero también fue visto como alguien aún sin un liderazgo fuerte, quien dejó un cargo de elección popular parar ir –brevemente- a un cargo sin muchas luces, haciéndose cargo de las Fuerzas Armadas que, durante el estallido social reciente, tuvieron un rol represivo y errático.

Pero Desborde quiere ser presidente, y con ese objetivo comenzó su despliegue comunicacional con fuerza para volver a posicionarse, y este domingo estuvo en dos programas de contingencia política en esa busqueda. El primero -durante la mañana- fue “Mesa Central” de Canal 13, y ya en la noche, asistió a “Tolerancia Cero” de CNN-Chile. Además, su nombre apareció nombrado en otros programas de contingencia política como fue el caso de “Estado Nacional” de 24 Horas TVN.

Y lo cierto es que la salida de Desbordes gatilló varias cosas. De partida, la salida del ex DC  Sebastián Sichel de la presidencia de Banco Estado, quien también busca despegar una carrera presidencial compitiendo dentro de “Chile Vamos”. También plantea el termino simbólico del gobierno de la coalición de derecha, donde ya se piensa en cómo darle continuidad a un proyecto que hoy parece perdido con un gobierno con una bajísima aprobación y un alto rechazo ciudadano. Aunque en La Moneda apuestan a que el despliegue de la carrera presidencial le quite presión al propio gobierno, poniendo el foco en la disputa presidencial y no en los constantes errores del ejecutivo. Eso, aunque saben que esto es un arma de doble filo, pues de no mejorar en las encuestas, asumen que las criticas vendrán desde la propia coalición, en un claro intento por alejarse de un gobierno que se desmorona y que en esa caída, puede arrastar al candidato/a del sector.

Dos entrevistas en TV en un día: Recuperando el terreno perdido

En ambas entrevistas Desbordes retomó su otrora personalidad política, dejando de lado ya su rol de ministro que lo había colocado en una posición casi de intrascendencia política, al menos en temas contingentes. Tanto que en ambas entrevistas le recordaron que hoy –a diferencia de hace algunos meses atrás- éste ya no marcaba ni aparecía en las encuestas. Esto, más allá de que éste intentó mantenerse en “pauta”, pero sin las luces que tenía en su rol de parlamentario y cabeza de su partido, lo que claramente le pasó la cuenta. De este modo, Desbordes se lanzó de lleno con un relato compacto y muy similar (casi igual) en ambos programas, salvo por el inicio, donde sí hubo matices.

De entrada -en “Mesa Central”- el periodista Iván Valenzuela le preguntó por la investigación que lleva adelante el Fiscal Regional de Aysén, Carlos Palma, en lo que se conoce como el Caso de Corrupción del “Fondo de Ayuda Muta”, donde se pidió -este fin de semana- la detención de 800 militares entre activos y en retiro.

Desbordes, que hasta hace dos días atrás era el titular de Defensa, señaló que estaba al tanto de la situación, que se había entrevistado con el Fiscal Regional, y –según él- afirmó que no se encontraban generales activos y del alto mando involucrados. Agregó también que lo que corre aquí es la presunción de inocencia.

Y hubo suspicacia este domingo luego de que los medios se hicieran eco de la orden de detención pedida por el Fiscal Palma, a poco de que Desbordes saliera de Defensa, evitando coincidentemente el costo de verse involucrado –al menos mediáticamente- en un nuevo escándalo de corrupción en el Ejército de Chile.

La entrada en “Tolerancia Cero” fue distinta, la periodista Matilde Burgos inició la ronda de preguntas confirmándole que ya no marcaba en ninguna encuesta. A esto Desbordes respondió: “Efectivamente antes de entrar (al gabinete) marcaba. Pero era necesario, el Presidente me pidió acompañarlo, al menos en el periodo del plebiscito, y honestamente, el presidente necesitaba algunas figuras del Apruebo en el gobierno”.

Hasta ahí las diferencias en los programas, luego se impuso el "viejo" Desbordes, a quien se le vio decidido a forjar una carrera presidencial como abanderado de su partido (RN), y también -como deslizó en “Tolerancia Cero”-, muy probablemente también como abanderado del PRI, y con clara intención de abarcar más allá de su sector político, con claros guiños a una centro izquierda hoy golpeada por la crítica de los 30 años pasados.

En ambas entrevistas Desborde se vio pragmático, resuelto, conciliador, aprovechando de mandar mensajes a varios sectores, mostrándose como un candidato firme para su coalición (“Chile Vamos”), pero enviando señales a esa “centro izquierda” (ex Concertación), que no quiere terminar apoyando a un candidato como Jadue, quien es hoy el candidato más sólido, y que se ha sostenido en el tiempo, que además ha venido liderando los últimos meses las encuestas y se encumbra con la mejor opción hoy dentro de la denominada “oposición”.

Desborde, a la caza de la ex-Concertación

Mario Desbordes, un ex carabinero y abogado de 52 años, y con una breve pero meteórica carrera política, desplegó sus habilidades blandas -que no le faltan- hablando de la contingencia y de su intención de ser la carta presidencial que abarque desde la derecha hasta sectores de la DC.

Con críticas al modelo de los Chicago Boys –“que impera en el Segundo Piso de La Moneda”, según afirmó en "Tolerancia Cero"-, y abierto a un rol más activo del Estado (pero sin agrandarlo, según aseguró), Desborde propuso como imaginario -para la centro derecha chilena- al partido de la CDU alemana (encabezado hoy por Angela Merkel), como un modelo plausible y deseable. Es más, la definición usada por Desbordes fue la de "una mirada social cristiana”, solidaria, con subsidiaridad amplia, no restringida, y basada en una “economía social de mercado”.

Aunque lo cierto es que muy lejos está la derecha chilena de aquello hoy. Incluso la centro izquierda chilena –en la práctica- ha estado bastante lejana de lo que ha sido el modelo político alemán de los últimos 30 años, pero en lo discursivo sirve, y eso Desbordes parece tenerlo muy claro.

Así Desbordes en “Mesa Central” planteó revisar las exenciones tributarias que hoy existen y benefician a los que más tiene, y que los que ganan más, paguen más impuestos, de modo que con ello se financie el “Pilar Solidario” para el futuro de las pensiones. Algo a lo que hasta ahora, su sector político se ha opuesto en los hechos. En tanto enTolerancia Cero”, éste planteó la posibilidad de estatizar el “Transantiago”, señalando que había que sincerar que en la práctica ya se subsidiaba casi completamente, aunque ahora es privado.

Desbordes –en ambas entrevistas- planteó también sus dos puntos centrales inmediatos; Ordenar al partido (RN) y la coalición ("Chile Vamos"), y concentrarse en la elección del próximo 11 de abril, que elegirá a los y las constituyentes. Esto último era el desafío principal ahora, enfatizó el ex-timonel de RN. Y para esto se abría a la posibilidad de pactar –solo parta la constituyente- con el sector de José Antonio Kast, con quien afirmó tener grandes diferencias, pero que en el pragmatismo político, él no se opondría para llegar a un acuerdo instrumental de cara al 11 de abril.

En ambos programas también criticó al Rector de la UDP, Carlos Peña, de quien descalificó su planteamiento de que “a la gente no le importa la desigualdad, sino otras cosas”, tesis errada de ciertos sectores apuntó Desbordes. También recordó que él fue uno de los impulsores del primer retiro del 10% de las AFP, a pesar de que era una mala política pública, pero que era necesaria, criticando de paso la política de “focalización” que ha llevado a cabo su propio gobierno para enfrentar la pandemia. También afirmó que él hubiese firmado el “Tratado de Escazú”, distanciándose con ello de la decisión tomada por el Gobierno -del que hasta hace dos días era parte- y la Cancillería, hoy al mando de su "enemigo político" dentro de RN, Andrés Allamand.

Sin embargo -en “Tolerancia Cero”- Desborde explicó que su salida del gobierno, a pocos meses de haber asumido como ministro, se debió -a su juicio- a que la dinámica y el escenario actual hoy pone a su sector político con menos posibilidades de ganar que las que tenía hace unos meses. Esto -según él- se debería a que en la oposición se han consolidado liderazgos fuertes como el del alcalde comunista Daniel Jadue, quien es un candidato serio y firme del que, respetándolo, hay que tenerle cuidado, afirmó. También mencionó a la Diputada Pamela Jiles, de quien señaló "no era solo un fenómeno pasajero".

En ambas entrevistas, cabe decir, Desbordes no tuvo mucha exigencia de parte de sus entrevistadores, eso en comparación con otras entrevistas a cartas presidenciales (se me viene a la cabeza las entrevistas a Daniel Jadue), pero también porque Desbordes da poco margen para que lo "aprieten", mostrando un manejo medial que ha acerado en los últimos años, y del que sabe sacar provecho. Y si bien Lavín tiene más oficio en ello –al menos en el número de apariciones-, Desbordes tiene más solvencia en este campo y ha logrado a su alrededor un séquito leal y un despliegue más sólido, lo que ha construido en muy poco tiempo. Es probablemente el candidato de “Chile Vamos” que mejor armado llegaría a las primarias, no tanto por su popularidad –en franca caída hoy-, sino porque a diferencia de Lavín, Matthei, Sichel y ambos Kast, Desbordes ha sabido construirse un camino propio, y hace gala de un pragmatismo político que, quienes lo han subestimado, han tenido que reconocerle en la derrota luego. Si hay un candidato a derrotar por parte de la “oposición”, todo indica que será Desbordes, quién de paso, nunca subestima a sus “enemigos”, y en su construcción discursiva, incluso cuando lanza críticas, siempre deja sin volar los “puentes de plata” y deja entreabierta la puerta para acuerdos, que antes parecían improbables.

En concreto, Mario Desbordes es un heredero fiel de lo que fue la forma de hacer política de la ex-Concertación, y es lo que en la elite y muchos partidos tradicionales esperan de un candidato, sobre todo con el temor en ese establishment que genera el ascenso de un candidato comunista. Es ahí donde la figura de Desbordes tiene margen y sus palabras calan, aunque no necesariamente representa las transformaciones que ha exigido la ciudadanía movilizada. Pero en tiempos confusos y caóticos, donde además no impera la unidad, los pragmáticos tienden a reinar. Y si algo mostró Desbordes en su despliegue comunicacional este domingo (con dos apariciones en un día en la TV), fue que pragmatismo le sobra, y ganas de ganar también. Aunque aún queda mucho camino por recorrer, y como dice ese mantra de la política; todo puede pasar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

¿Cuándo crees Vagabundo Ilustrado que vas a poder hacer una columna como esta pero con Daniel Jadue como protagonista?... Los medios que analizas ¿estarán dispuestos a entrevistar a Jadue dos veces en un mismo día en programas de alta audiencia?...

Cara dura. Lo vi en un canal tiempo atrás reconociendo los problemas de pérdida de armas en el ejército, la última defendiendo a las instituciones que prácticamente no hay corrupción, ¿Qué hizo durante su breve paso? No es creíble que nada sabía. Igual que Panchito, Michell, Jaimito, "el premiado" Espina como Ministros de Defensa dedicados a cafecitos, tecitos con galletitas, viajecitos, ascensos, medallitas, pero los que estaban subordinados a sus mandos ya habían mutado. No secuestraban, torturaban, asesinaban y hacían desaparecer chilenos. Habían mutado para robar los miles de millones, no se hizo en dos días, tampoco lo hicieron los de más bajo grado militar, tampoco tenientitos, eran coroneles y generales. Uno de sus generales dijo que se hizo "para mantener la moral en alto a la tropa" Se imaginan haciendo esos actos en la Guerra del Pacífico para mantener la moral de las tropas siendo unos inmorales robando al estado. Otro, alias "El señor de los anillos" por sus "audi" de lujo, probablemente que los compró gracias a su esposa que tenía una economía de guerra en honor a su marido militar. Abreviemos esta sinvergüenzura que tiene nombres y apellidos. Ni hablemos de los robos millonarios en Carabinero. El afamado "robo del siglo" por la cantidad de millones parece ser de niños iniciados en la delincuencia. No debemos olvidar que ello han cometidos "errores". Todo era de conocimiento público y le podremos creer a este Expresidente de RN, Excarabinero, Excongresista, ExMinistro de Defensa y eventual candidato presidencial. Muy acertado el chiste de Bombo Fica "Sospechosa la wea".

Añadir nuevo comentario