Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Más de 100.000 manifestantes en Dignidad

Masiva protesta del 18 de octubre da cuenta de que el descontento social sigue en el centro de todo

Lissette Fossa
Paula Huenchumil
Diego Ortiz
Francisco Velásquez
Camilo Solís

luis_hidalgo_18-o.jpg

Foto: Luis Hidalgo
Foto: Luis Hidalgo

Al cumplirse un año del estallido social, a una semana del plebiscito y en pandemia, la protesta vuelve a ser protagonista de la calle, tanto en Plaza Dignidad como en barrios de Lo Hermida, San Bernardo y Maipú.

A no ser por las mascarillas de los manifestantes, muy pocas otras cosas presentes en la jornada de protesta de ayer permitieron distinguir que se trata de la primavera de 2020, en medio de una pandemia, y no la primavera de 2019, cuando se inició el estallido social.

Ayer, domingo 18 de octubre, se cumplió justo un año del inicio del estallido social, y las personas -principalmente jóvenes- salieron masivamente a la calle. Antes del mediodía comenzaron a llegar desde distintos puntos de la capital, hasta repletar Plaza Dignidad y copar buena parte de las calles y parques adyacentes. Al caer la tarde habrían pasado por ahí al menos 100.000 personas, creando postales muy similares a las de las jornadas de cualquier viernes de la primavera pasada.

De hecho las consignas y las imágenes eran muy parecidas, la mayoría de ellas conmemorativas de las jornadas de hace un año atrás, a lo que hay que sumar la presencia de banderas de la opción Apruebo, mascarilla del mismo estilo y algunos rayados alusivos respecto a esta opción en el plebiscito. Una presencia importante, pero no podría decirse que se trataba de un acto proselitista en favor de dicha opción.

luis_hidalgo_18-o_2.jpg

Foto: Luis Hidalgo
Foto: Luis Hidalgo

“Yo vengo para que Chile cambie, un cambio cultural también. Mi hijo está por nacer, me he cuidado mucho todos los días del Covid, mi esposa es profesora y claro que la cuido, pero tengo que estar acá, por mi hijo y mi pareja”, comenta a INTERFERENCIA Adrián Chavez, obrero de la construcción de 41 años.

También fue importante la presencia de carteles y afiches alusivos a las víctimas de la represión durante el estallido social, tanto a los asesinados por agentes del Estado, como los afectados por daño ocular, que superan los 400 casos. Asimismo, la libertad a los presos políticos que ha dejado este proceso, fue otra de las consignas que se repitieron.

“Yo asistí porque me parece que hay que conmemorar el 18 de octubre, porque hay que reivindicar la lucha de los jóvenes en Chile, reivindicar el fin de la Constitución de la dictadura, esta marcha representa eso y a todos los que vamos a ir por el Apruebo y sobre todo, que no se legitime más la represión en Chile”, opina Denisse Toledo, profesora.

Como en otras jornadas de protesta, los gestos y hechos se sucedieron sin mayor concierto; fuegos artificiales, peleas de barras de fútbol, batucadas, acciones de arte, rayados de paredes, barricadas, cánticos contra Sebastián Piñera y Carabineros, y un largo etcétera de manifestaciones que daban cuenta de un ánimo de protesta que no ceja.

“Yo me he cuidado con la pandemia, ahora  digo que hay que hacer presencia en estas marchas, porque si no las cosas van a seguir como antes en Chile, y eso yo no lo quiero”, reflexiona Nora, trabajadora de 48 años.

Carabineros y manifestantes

A metros de Plaza de la Dignidad, a eso de las 7 de la tarde, sonaba La jardinera de Violeta Parra por potentes altavoces, mientras varias manifestantes improvisaron un pie de cueca al borde de una fogata con pañuelos que normalmente se utilizan para cubrir el rostro en las protestas. A un costado del GAM, un grupo de rock tocaba en medio del caos canciones de Rage Against the Machine.  

rage_against_the_machine.jpeg

Foto: Camilo Solís
Foto: Camilo Solís

Muy cerca de ahí sucedía el trabajo de brigadistas y voluntarios de primeros auxilios, que volvió a hacerse parte del paisaje en sectores aledaños a la Plaza, al igual que en los meses más álgidos de finales de 2019. 

Es el caso de la Brigada Cruz Azul, la que antes se ubicaba a un costado del edificio Crowne Plaza, pero que ahora debió trasladarse al otro lado de la Alameda, en calle Namur, a pasos del Centro Cultural Gabriela Mistral. 

“Hasta ahora los heridos son principalmente accidentes, gaseados y casos de irritación en la piel debido al agua del guanaco, Hubo un atropellado que tuvimos que atender. No hemos tenido aún casos de perdigones,”, dijo a eso de las 7 de la tarde la brigadista Karla Matamala, de Cruz Azul.

“Veo que está pasando lo de siempre: Carabineros más o menos ausente, dejando a la gente hacer lo que sea, pero luego cuando cae la noche, viene lo que llamamos la masacre o el barrido, y ahí los heridos se multiplican”, señala Matamala, quien además dijo que es la primera vez que salen a la calle desde que inició la pandemia debido a que se esperaba que las manifestaciones fueran multitudinarias. 

Nuestro equipo volvió a Namur con Alameda aproximadamente una hora después, precisamente cuando caía la noche, para conversar nuevamente con brigadistas de Cruz Azul. En ese momento, llegaron por la Alameda, y contra el tránsito, al menos dos carros lanzaaguas, los cuales dirigieron repetidamente el chorro de agua justo a los escudos de los brigadistas que intentaban proteger el espacio en que realizaban atención de primeros auxilios a varias personas. La repetida acción de Carabineros obligó a los brigadistas a abandonar ese espacio, teniendo que mover a los heridos en camillas hacia otro sitio. 

Por otro lado, como ya es habitual en las manifestaciones, voluntarios de Salud a la Calle se ubicaron en calle Santiago Bueras, a pasos de la plaza. A las 7:30 de la tarde ya habían atendido a varios heridos.

“Hoy ha habido mucha más gente manifestándose, así que si ha habido una cantidad grande de heridos. Hemos atendido a más de veinte personas, algunos de ellos de gravedad, que son principalmente TEC (traumatismo encefalocraneano), y fracturas”, cuenta Patricia Mieres, directora de Salud a la Calle. “Aún no tenemos casos de heridos por perdigones, pero no sabemos más tarde, esperemos que todo siga así”, agrega.

También se dio el caso de más de una decena de heridos, según voluntarios de cascos azules de derechos humanos que estaban presentes en la manifestación, producto del enfrentamiento entre barristas. En reiteradas ocasiones, los mismos manifestantes cuestionaron su actuar y gritaron cánticos en contra de estas peleas.

Pese a registrarse este tipo de escenas, este día fue escasa la presencia de carabineros uniformados, quienes -a diferencia de otras jornadas- se replegaron más de lo habitual.

En ese repliegue, algunas decenas de manifestantes lanzaron ataques incendiarios contra las iglesias San Francisco de Borja, usada como capilla por Carabineros, y la de la Asunción. También contra el Monumento a Carabineros frente al GAM. Las escenas fueron profusamente recogidas por la televisión y la prensa oficial.

De todas formas, el ambiente de los manifestantes era de desconfianza, dadas hipotéticas responsabilidades de Carabineros en los hechos de violencia entre barristas y en los incendios, azuzadas por la revelación de la existencia de al menos un agente policial infiltrado acusado de instigar y liderar la violencia contra una comisaría de su propia institución en Lo Hermida, noticia que dio a conocer Ciper

“Me parece sospechoso lo de los barristas, nada de raro que haya infiltrados ahí”, comenta una joven profesional y vecina del sector a INTERFERENCIA, desde calle Portugal con Marín, pasadas las siete de la tarde.

Más allá de las sospechas de los manifestantes, durante la noche la Armada, a través de un comunicado oficial, confirmó que uno de los detenidos por la quema de la iglesia San Francisco de Borja era un funcionario de la institución, información que hace unos minutos había publicado La Tercera

luis_hidalgo_18-o_4.jpg

Foto: Luis Hidalgo
Foto: Luis Hidalgo

Horas después de los hechos, el general director de Carabineros, Mario Rozas, dijo flanqueado por Víctor Pérez, ministro del Interior, y Juan Francisco Galli, subsecretario de la misma cartera- en un punto de prensa en La Moneda: "Hoy día ha quedado en evidencia quiénes son los delincuentes, quiénes son los vándalos. Ha sido muy evidente la acción delicuencial y vandálica de quienes ustedes han visto a través de los medios de comunicación social. Los compatriotas se han percatado de quiénes son".

Otro que se replegó fue el propio Sebastián Piñera, quien tenía un discurso preparado para ser pronunciado en hora prime, pero finalmente desistió de hacerlo, por temor a que resultase contraproducente. Según El Mostrador, Piñera quería hablar de lo que considera sus avances en materia social y destacar el plebiscito de la próxima semana como la respuesta institucional al estallido.

Las personas en vez de escuchar al presidente en TV, se volcaron a distintas actividades conmemorativas y de protesta en sus barrios, en los cuales hubo distintos actos durante todo el día.

Represión en Maipú y recuerdo de Alex Núñez 

En este primer aniversario del 18 de octubre, parte de los vecinos de Maipú decidieron protestar dentro de su propia comuna, convirtiendo la Plaza Maipú en el epicentro de las manifestaciones. Al igual que en los primeros días del estallido, las esquinas de la plaza estuvieron marcadas por un alto contingente policial, hecho que no detuvo que las distintas organizaciones locales siguieran avanzando hacia ese destino.

Cerca de las siete de la tarde, carabineros de la Prefectura de Rinconada informó que 200 personas fueron detenidas, por “desórdenes y daños”. Incluso un reportero gráfico del medio La Voz de Maipú, Javier Castro, fue trasladado para un control a la 25 Comisaría de la comuna. El periodista relató que alrededor de 30 carabineros lo rodearon en medio del procedimiento que se realizaba en Plaza Monumento, mientras intentaba registrar a los vecinos y vecinas que estaban siendo detenidas.

maipu.jpeg

Bandera de Alex Nuñez. Foto: Paula Huenchumil
Bandera de Alex Nuñez. Foto: Paula Huenchumil

En la estación de Metro Del Sol, también los maipucinos se reunieron para manifestarse y rememorar especialmente a Alex Ñuñez, hombre que murió en los primeros días del estallido social tras una golpiza de Carabineros en las cercanías de ese Metro. Los vecinos piden que la estación sea rebautizada como Álex Núñez Sandoval.

“Estoy con el Apruebo, pero no con los daños. Solo espero que ganemos la próxima semana. Estoy en contra de todas las maldades que ha hecho Carabineros, pero lo peor de todo es la falta de justicia. Me duele que chicos jóvenes estén sin ojos, me duele porque soy madre”, dice Elena, una adulta mayor del barrio La Farfana. Mientras, René enfatiza en que le parece “muy mal que no haya justicia por Alex Núñez, por eso necesitamos hacer un cambio, espero que el próximo fin de semana ganemos de forma contundente”. Otro vecino del sector, quien estaba  junto a su hijo, relata que él trabaja desde los nueve años; “protesto por el futuro de mi hijo, por mejorar la salud, las pensiones, por el futuro”.

En la misma comuna, en la estación de Metro Las Parcelas, lugar neurálgico de concentraciones, Daniela Cortés del paradero siete de Pajaritos, señala que el “18 de octubre se convirtió en un día muy relevante para Chile. Ahora hay mucha conciencia social, espero que el plebiscito ambiente hartas cosas”. Otro vecino del lugar, Gerardo Hernández, dice “estamos en desacuerdo con el gobierno, por eso hoy vinimos hacer ruido, la gente está más rebelde, estamos decididos y es por el actuar. Yo he protestado desde el año pasado aquí y siento que hay más ánimo que nunca, de que no bajemos los brazos, para que las cosas sean mejor para el pueblo”.

Lo Hermida se manifestó

Cerca de mil pobladores de Lo Hermida, en Peñalolén, se manifestaron durante este domingo. El recorrido que inició en Plaza Perú con calle Bolívar se extendió hasta la rotonda Grecia, donde en medio del carnaval y la comparsa surgieron discursos que exponían las “demandas permanentes de la población por derechos sociales como la educación, la vivienda y la salud, haciendo énfasis en que la lucha no se restringe solo al Apruebo”, según explicaba Santiago Castillo, dirigente de la Junta de Vecinos número 18 y de la Agrupación por la Vivienda Luchadores de lo Hermida. 

lo_hermida.jpeg

Santiago Castillo, dirigente de la Junta de Vecinos número 18 y de la Agrupación por la Vivienda Luchadores de Lo Hermida.
Santiago Castillo, dirigente de la Junta de Vecinos número 18 y de la Agrupación por la Vivienda Luchadores de Lo Hermida.

Otra de las consignas presentes en la manifestación -que se desarrolló con total tranquilidad y con casi nula presencia policial- tenía que ver con la liberación de los presos políticos, haciendo referencia a 10 detenidos el pasado jueves 15 de octubre, a quienes se les imputan delitos de infracción a la Ley de Control de Armas por lanzar bombas molotov al cuartel policial de la Subcomisaría de Carabineros. 

Esto luego de que los pobladores descubrieran que uno de los efectivos se había infiltrado en las organizaciones sociales de la población, financiando la compra de bencina e incluso liderando ataques contra la policía. (Revisar acá el artículo de INTERFERENCIA, Carabinero infiltrado en Lo Hermida habría participado como líder en al menos un ataque en contra de subcomisaría de Peñalolén).

Fabiola Campillay habla en San Bernardo

En San Bernardo, la ciudadanía también se tomó las calles. La convocatoria partió desde la casa de Fabiola Campillai, a quien Carabineros de Chile disparó en el rostro a quemarropa con una carabina lanzagases el 26 de noviembre de 2019 mientras se dirigía a su trabajo; dejándola sin vista, gusto y olfato. Entre aplausos y con total serenidad, Campillai dio un discurso y respondió a consultas desde la puerta de su casa, pidiendo a la población que se cuidara pero que al mismo tiempo no aflojara en la búsqueda de dignidad y justicia social. (Revisa acá parte de la intervención de Campillai durante la marcha en su honor, publicada por Radio 5 Pinos vía Instagram).

san_bernardo.jpeg

Foto: Nicolás Reyes
Foto: Nicolás Reyes

Luego de la intervención de Campillai en su casa, los manifestantes se dirigieron hacia la Plaza de Armas de la comuna, donde realizaron una intervención en homenaje a Fabiola. En el lugar levantaron un cartel con el que rebautizaron el icónico lugar de San Bernardo como Plaza Fabiola Campillai, agregando la leyenda “En tu nombre - Justicia y dignidad”. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Excelente relato ! Nos ayuda a vivirlo a los que no podemos ir !!!!!!!

Me encantaria colaborar, pero me es imposible. Agradezco que pueda conocer sus publicaciones.

Chile despertó y ni el gobierno ni los fascistas podrán hacer nada contra eso

el titular me parece ambiguo , dado que NO HAY NINGUN CAMBIO POR ESTE GOBIERNO QUE NO TIENE LEGETIMIDAD ( APOYO 8%) , DESDE LUEGO QUE LOS CHILENOS SEGUIREMOS EN LA LUCHA POR TERMINAR CON LAS INJUSTICIAS QUE VIENEN DEL PARLAMENTO , QUE DE PASO NO SE MANIFIENTA EN NADA DE LOS ASESINATOS DE NUESTROS HERMANOS....

Añadir nuevo comentario