Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 20 de abril de 2021
Aeropuerto de Santiago

Moreno responde a críticas: "En concesiones, lo que nos interesa es que se cumplan los contratos"

Lissette Fossa

El ministro Alfredo Moreno ha recibido críticas por la baja inversión en obras públicas, mientras que el MOP afirma que ha invertido más que en 2019. Además, tiene un conflicto con la concesionaria del Aeropuerto de Santiago, que pide que el Estado pague parte de la inversión que han perdido este año. El ministro responde que harán respetar lo que digan los contratos, sin excepciones.

El mundo de la construcción y las licitaciones, en Chile, es un mundo chico. Se conocen entre ellos y es verdad que cuando suena un comentario o un rumor, éste tarda poco en ser conocido por todos. Por ello, muchos saben de las críticas que empresarios del rubro han apuntado a la labor del ministro Alfredo Moreno a la cabeza del Ministerio de Obras Públicas. Las críticas apuntan a que la gestión de Moreno en el MOP sería ineficiente: se habrían anunciado gran cantidad de licitaciones, pero pocas se han ejecutado; exceso de desacuerdos con concesionarios que terminan en litigios, lo que genera un gasto más también para el Estado; y baja de inversión en obras públicas, en un año clave para reactivar la economía a través de dicha inversión.

El mismo ministro es consciente de esas críticas, pero responde a éstas advirtiendo que, a pesar de la pandemia, el MOP es el único ministerio que este año aumentó la inversión en un 1,4%.

“Las obras públicas están creciendo enormemente, solo para dar una idea, se aumentó la inversión pública para el 2021 en 30% más y en eso, el que más aumenta es obras públicas con un 46% más de inversión. Para crecer en obras públicas también nos interesa el empleo, es un plan que aumente el empleo, y para que eso sea realidad las licitaciones se van a llamar ahora, porque son obras que se ejecutan el año que viene”, afirmó el ministro a INTERFERENCIA.

A pesar de estos anuncios, sus críticos creen que estos son problemas que se vienen arrastrando antes de la pandemia, y que reflejarían una administración deficiente. Otros, simplemente afirman que “esperaban más” de la administración de Moreno, refiriéndose a la inversión en obras públicas y licitaciones.

“En el sector de la infraestructura resienten la falta de dinamismo que muestran las obras públicas. Confiaban en que el hombre fuerte del empresariado tendría una gestión más ejecutiva de un sector cuyo impacto en actividad y empleo es clave en la estrategia de desarrollo, más aún cuando las principales desventajas de Chile (lejanía de los centros mundiales de consumo, complejidad territorial y accidentada geografía) dependen críticamente de la infraestructura para nivelar la competitividad”, comenta un empresario del rubro, quien prefiere resguardar su identidad.

Para este empresario, era una buena señal que Moreno, un empresario ligado a la elite, manejara los altos montos de dinero que el MOP puede invertir en el sector privado. Sin embargo, los privados en área de la construcción siguen afectados por la pandemia, sin grandes proyectos en los que el MOP atraiga sus intereses.

Otro asesor de empresas del rubro coincide con el empresario: “Todo lo que es conceciones, eso sí está activado, por ejemplo hospitales, cárceles, etc. Pero lo que es obras públicas, como construcción y arreglos de caminos, puentes, calles, eso está trancado”, comenta este asesor.

“Yo no creo que esta falta de inversión se pueda justificar por la pandemia, porque depende del presupuesto asignado el año pasado”, agrega el asesor.

Según cifras del mismo ministerio, mientras que se han anunciado cerca de 14 mil millones de dólares en licitaciones, durante este gobierno, se han ejecutado hasta el momento poco más de 2 mil millones de dólares en dichos proyectos. Una brecha que aumenta durante este gobierno, pero que fue menor durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, donde se anunciaron poco más de 4 mil millones de dólares en licitaciones y se ejecutó más de la mitad de esos montos.

Sin embargo, no todos los que conocen el rubro están de acuerdo con estas críticas. Moreno tiene detractores, pero también, personas que apoyan su gestión, aún no siendo políticamente del mismo sector.

“Dentro de la mala gestión de este gobierno, Moreno es de los pocos que ha tenido una buena gestión. Si hay un problema de inversión, viene de muchos atrás, porque no hay proyectos a largo plazo, con proyectos estratégicos. Por ejemplo, todos saben que falta una carretera en el borde costero, pero no se invierte en eso porque es un proyecto largo, que termina en otro gobierno y por lo tanto el que crea el proyecto no verá los réditos de la labor. Pero Moreno no tiene la culpa de esto”, comenta otro empresario del rubro.

“Si se han hecho muchos anuncios, es un pecado que ha cometido Piñera, no Moreno, que anuncia proyectos sin percatarse que algunos toman más tiempo”, comenta este mismo empresario.

Un problema más a largo plazo es también a lo que apuntó el último informe de la Comisión de Productividad. En alianza entre asesores del sector público y privado, mandatados por el gobierno,la comisión realizó un informe de más de 600 páginas, que analiza las razones de la baja productividad en Chile y el rol del MOP en la inversión y en productividad en el sector de obras públicas y construcción.

El informe, emitido a fines de noviembre de este año, da como ejemplo que si en Chile, con los mismos materiales y personal de trabajo, se construyen 13 pisos de un edificio, en otros países de la OCDE se construyen 19 pisos. En infraestructura vial, pública y privada, la productividad sube a más del 200% en otros países, comparados con Chile.

Con respecto a las deficiencias en el sector público, el informe advierte sobre la demora en la ejecución de proyectos: “Las grandes obras de infraestructura pública tardan, en promedio, más de 3 períodos presidenciales en materializarse. En parte, esto se debe a deficiencias tanto en la planificación como la priorización de las obras”, consigna.

El informe advierte que el principal organismo llamado a aplicar cambios, además del sector privado, es el MOP, en especial en las gestiones para desarrollar proyectos de obras públicas y, luego, seguimiento de éstas.

Para Clemente Pérez-  ex subsecretario de Obras Públicas en el gobierno de Ricardo Lagos, ex presidente de Metro y actual candidato a constituyente-, el problema del MOP se arrastra desde hace años y tiene que ver con la burocratización en sus procesos de inversión, que es un punto que también se trata en el informe del Comité de Productividad.

“Hay temas que se relacionan con alta litigiosidad, falta de capacitación, falta de modernización de los procesos, mejorar los proyectos, el tiempo que tarda una concesión de ser adjudicada y el momento que inicia obras, porque ahí pueden pasar 3 años, por eso son procesos largos, y en parte se debe a que se invierte poco a ingeniería”, advierte Pérez.

“Es en concesiones donde uno puede analizar más la mayor capacidad de gestión, porque las platas de otras áreas, como vialidad y obras hidráulicas, son presupuestos que se deben ejecutar. Haces una diferencia realmente en el desarrollo de proyectos donde la inversión es privada, porque ahí puedes lograr aumentar el presupuesto de inversión anual. Y ahí hay una diferencia entre los anuncios que hizo el ministro Fontaine y lo que se ha logrado ejecutar. Pero, yo no le cargo los dados al ministro Moreno, porque este es un problema creciente del ministerio”, opina Pérez.

“Son las personas de Vialidad y la DGOT, en el MOP, quienes tienen activadas las obras públicas, no Moreno. Yo creo que su perfil es más político, no sabe tanto de construcción, y su gabinete refleja eso, es más político también. Pero las constructoras están desesperadas, lo han pasado mal y están esperando que el MOP invierta en obras públicas, es lo que más va a generar empleo”, opina un empresario del rubro de obras públicas.

“El rol de Moreno es de liderazgo, no tiene que ser un experto”, opina otro empresario. 

Moreno afirma a INTERFERENCIA que en relación a licitaciones, la inversión del MOP ha aumentado considerablemente con respecto al año pasado y que en diciembre sería 193% mayor que el mismo mes del 2019.

“La institución aparece descontextualizada. La información sobre la ejecución presupuestaria del 2020 es confusa; se ha perdido el impulso informativo que daba cuenta de los avances en las licitaciones de proyectos asociados al Fondo COVID. En el sector de las concesiones, la atención sigue puesta sobre los conflictos entre mandante y concesionarios y no sobre los avances para reposicionar la industria como palanca de desarrollo (...) Finalmente, el Fondo de Desarrollo País, originalmente Fondo de Infraestructura, ha tomado un rumbo diferente del que se definió en su origen”, comentó el ex ministro MOP Carlos Cruz, hace un mes en una columna en La Tercera.

Aeropuerto y 2021

Respecto a las diferencias que el MOP ha tenido con las concesionarias como la del Aeropuerto de Santiago o de carreteras urbanas Moreno explica que el MOP ha tomado una postura de hacer cumplir los contratos.

“Ha habido un momento muy difícil para las empresas, producto del coronavirus, los efectos del estallido social, etc. En el caso de las concesiones, por ejemplo en el caso de los aeropuertos han tenido una caída en el tráfico enorme, en todo el mundo, también la reducción en las carreteras urbanas, baja en el tránsito, y en particular tenemos una diferencia de opinión respecto a las tarifas de saturación en carreteras urbanas, por eso han tenido que cobrar tarifas sustantivamente más baratas, que es lo que corresponde a nuestro juicio, de acuerdo al contrato, y eso obvio que les causa dificultades, es legítimo que luchen y peleen por eso, pero la tarea que corresponde al MOP es defender el interés de los chilenos, nos interesa que se cumplan los contratos”, declara el ministro.

Las diferencias entre el MOP y la empresa concesionaria del Aeropuerto han sido públicos, principalmente porque la empresa ha declarado que está perdiendo dinero con la inversión,- más de mil millones de dólares-, y pide que se amplié su concesión, para recuperar lo invertido, lo que, según el ministerio, no está estipulado en el contrato. El consorcio Nuevo Pudahuel, está formado por los grupos ADP, Vinci y Astaldi Concessioni, de capitales europeos.

"Que les esté llendo mal, no quiere decir que el resto de los chilenos tengamos que pagar al aeropuerto lo mal que le ha ido ahora", afirma el ministro a INTERFERENCIA.

Todas las fuentes sí coinciden en una cosa: este 2021 es el año en que el MOP tiene que invertir y mucho. “Tiene que soltarse las trenzas”, afirma una fuente.

“El sector de infraestructura tiene que reactivarse, porque reactiva el empleo y el próximo año hay que invertir mucho para que haya más empleo y también, porque muchas empresas están quebrando y dependen de estos proyectos del MOP”, comenta un asesor del sector.

“Se debe invertir más, y además, ahí se puede lucir el ministro, con lo que nosotros llamamos ‘cortando cintas’, es decir, inaugurando proyectos que la gente vea”, otro empresario del rubro.

El gobierno ya anunció una inversión de 4.500 millones de dólares en el fondo Covid para infraestructura, coordinada por el ministro Moreno.

Los llamados de atención al MOP sobre este tema ya son públicos. Además de una reciente columna de Clemente Pérez al respecto, se suma la de Carlos Cruz, que tituló “Esta es la hora del MOP”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario