Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 12 de julio de 2020
¿Sigue el fútbol?

Partido de la “U” logra realizarse en medio de un fuerte operativo policial, protestas constantes y una baja asistencia de público

Joaquín Riffo
Paula Huenchumil

portada.jpg

Galería sur del Estadio Nacional en el partido de Universidad de Chile ante Curicó Unido
Galería sur del Estadio Nacional en el partido de Universidad de Chile ante Curicó Unido

La temida y anunciada invasión de la cancha que hubiese significado el fin del partido entre Universidad de Chile y Curicó Unido fue impedida por Carabineros. “Con 90 minutos no taparán 30 años de represión”, fue el único lienzo que desplegó la barra, que cantó contra Sebastián Piñera y se enfrentó a Carabineros.

Son cerca de las 16:00 horas del sábado 1° de febrero, y algunos hinchas de Universidad de Chile ya ingresan con más de una hora de anticipación al encuentro ante Curicó Unido en el Estadio Nacional, en el marco de la segunda fecha del Campeonato AFP Plan Vital 2020.

La duda si el partido logrará realizarse es la conversación principal entre los asistentes, generando opiniones divididas, considerando los últimos acontecimientos que han puesto al fútbol en medio de la contingencia en la lucha social. 

“Con 90 minutos no taparán 30 años de represión” fue el único lienzo que se desplegó en la Galería Sur, donde se aposta la barra de la "U". 

3.jpg

Estadio Nacional tras el término del partido entre Universidad de Chile frente a Curicó Unido
Estadio Nacional tras el término del partido entre Universidad de Chile frente a Curicó Unido

Así y todo, con puntualidad comenzó el partido a las 17:30, como estaba programado luego de cambiar el horario original de las 20:30. A la misma hora del pitazo inicial, en la calle Marathon con avenida Grecia hinchas de la “U” se enfrentan con Carabineros. El olor a lacrimógenas se sintió incluso en el sector de tribunas.

Pese al triunfo azul por 5-1, este pasó a segundo plano, pues las barricadas en el exterior y un importante lanzamiento de proyectiles desde las tribunas a la cancha, marcaron un encuentro que tuvo a la hinchada azul cantando constantemente contra el presidente Sebatián Piñera y las fuerzas policiales, con más ahínco, tal vez, que en la celebración de los goles.

En las afueras del recinto deportivo rezaba la consigna “sin justicia no hay fútbol”, en alusión tal vez a la muerte en la primera fecha del campeonato de Jorge “Neco” Mora Herrera, un hincha del equipo rival, Colo Colo, quien perdió la vida después de ser atropellado por un vehículo de Carabineros de Chile, pero también seguramente por la muerte de Abel Acuña, hincha azul, quien murió en Plaza Dignidad.

Para una jornada de fútbol de sábado en la tarde, que se supone son más tranquilas, en las inmediaciones del recinto deportivo ñuñoíno ya se percibía la sensación de ser un partido distinto, marcado principalmente por la poca afluencia de público y por la sensación de incertidumbre. Según Azul Azul -la sociedad anónima controladora del club- los asistentes fueron 11.209, una cifra muy por debajo del promedio de asistencia de local del club, que en 2019 fue de 26.203 espectadores. Es decir, menos de la mitad.

INTERFERENCIA conversó con vendedores de comida, de banderas y con la gente encargada de los estacionamientos en avenida Campo de Deportes y todos coincidieron en que la baja de público era evidente, en especial entre los hinchas que asisten en familia al estadio. 

Estacionamientos vacíos, pocos niños y los sectores de Andes y Galería Norte -generalmente ocupados por grupos familiares- mostraban una notable baja en su asistencia habitual, en gran parte debido a la incertidumbre sobre lo que podría ocurrir en un partido reprogramado, porque de todos modos terminaría bien entrada la tarde. Esto, teniendo por antecedente los hechos sucedidos el martes pasado que terminaron con la muerte del hincha colocolino atropellado por Carabineros en las afueras del Estadio Monumental. 
 

1.jpg

Estadio Nacional
Estadio Nacional

Galeria sitiada 

La galería sur -donde se concentra la asistencia azul- también mostraba una ocupación menor a lo normal, pero esto se relaciona con otros factores. Varios son los hinchas de la U que han mostrado su apatía y escepticismo con la continuación del campeonato local en el contexto de estallido social que vive el país. Incluso los que asistieron a la barra este día, como pudo constatar INTERFERENCIA, mantienen una postura crítica y de fuerte rechazo -en especial- al accionar de la policía. 

Sin embargo, la temida y anunciada invasión de la cancha que se suponía que sucedería en esta jornada, tal como pasó el viernes en el Sánchez Rumoroso de Coquimbo, y que hubiese significado el fin del partido, fue impedida por un importante operativo de seguridad.

Probablemente motivados por los incidentes del partido entre Coquimbo Unido y Audax Italiano, que terminó con varios barristas en el campo de juego y destrozando cámaras y mobiliario del CDF, Carabineros desplegó un operativo policial mayor. De tal modo, en Ñuñoa, se constituyó un fuerte número de guardias de seguridad y efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros, quienes se apostaron en todos los accesos desde la cancha a la Galería Sur para impedir el ingreso de cualquier hincha, quienes de todos modos lograron pasarse a la pista atlética del Estadio Nacional y desde ahí arrojar proyectiles.

El próximo martes 4 de enero Universidad de Chile enfrentará a Inter de Porto Alegre en el marco de la segunda fase previa de la Copa Libertadores. Según señaló Al Aire Libre de Cooperativa, Azul Azul solicitó a la Conmebol adelantar el horario del duelo que está programado para las 19:15 para que se juegue a las 17:30 horas, debido -a su vez- a una petición del gobierno por motivos de seguridad.

2.jpg

Galeria Sur del Estadio Nacional
Galeria Sur del Estadio Nacional

Curicó Unido

Pese a la derrota, las decenas de hinchas de Curicó Unido que llegaron a Santiago también parecian estar más preocupados de la actualidad nacional que del partido.

Desde antes del comienzo del encuentro, durante el partido y una vez terminado el cotejo, hinchas de ese club visitante se unieron a los hinchas de la U para enfrentar unidos a efectivos policiales y guardias de seguridad en las afueras del estadio.

Al ser consultados por INTERFERENCIA los hinchas del cuadro visitantes de la región del Maule afirmaban que el partido no se debiese haber jugado. 

Terminado el partido el personal de Carabineros continuó lanzando lacrimógenas, y más de diez zorrillos y guanacos atacaron principalmente la calle Marathon, sin discriminar a las personas que transitaban por el lugar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario