Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Así se saltó la fila Vizcarra y su esposa

Periódico peruano: CanSino ofreció vacunar al personal chileno a cargo del ensayo clínico como un “añadido”

Joaquín Riffo Burdiles

OjoPúblico descubrió esta información en el marco de una investigación transfronteriza sobre las dosis extras asignadas a los ensayos clínicos. En el caso de Perú, el asunto fue con Sinopharm, y devino en el escándalo por las vacunaciones secretas de altos funcionarios, incluido el entonces presidente Martín Vizcarra y su esposa. Bopal, la empresa encargada de ejecutar el ensayo de Cansino en Chile, negó que la oferta haya sido aceptada "todavía".

El medio de investigación periodística peruano OjoPúblico develó que el laboratorio CanSino ofreció vacunar contra el Covid-19 al personal a cargo de su ensayo clínico en Chile como un “añadido” a la vacunación experimental de sus voluntarios. 

Esto fue reconocido por Pablo García Moreno, fundador de Bopal -la empresa a cargo de ejecutar el ensayo de CanSino en suelo chileno- en entrevista con el medio peruano. Sin embargo, Moreno hizo énfasis en que esto nunca se llevó a cabo. “En algún momento se conversó, pero no se ha concretado todavía [...] es como un añadido, digamos, opcional; que eventualmente puede evaluarse llegado el momento”, dijo García Moreno, cuya empresa ejerce la representación legal de CanSino en Chile.

La información tomó notoriedad en el país vecino, a raíz de una propuesta similar que se dio en territorio peruano, donde el laboratorio de origen chino Sinopharm ofreció inocular al personal a cargo de su ensayo clínico en dicho país. 

Para esta oferta, que fue coordinada con los ministerios de Salud y Relaciones Exteriores, se importaron 3.200 dosis adicionales a las que eran necesarias para el estudio. Meses después, una investigación del gobierno peruano reveló que, en el marco de esta propuesta, se vacunó irregularmente a funcionarios como el entonces presidente Martín Vizcarra, su esposa Maribel Díaz Cabello, ministros, médicos privados y proveedores del Estado.

Esta información fue develada en el marco de una investigación transfronteriza de OjoPúblico titulada Laboratorios enviaron dosis adicionales y ofrecieron vacunación irregular en ensayos clínicos de América Latina, que analizó los ensayos clínicos de tres laboratorios de origen chino en cuatro países de América Latina: Argentina, Chile, México y Perú.

“En base a información oficial de aduanas y entrevistas con los investigadores a cargo de dichos estudios, OjoPúblico detectó que las farmacéuticas Sinopharm, CanSino y Sinovac enviaron 13.500 dosis más de las que eran necesarias para sus ensayos clínicos en nuestra región para la vacuna contra la Covid-19”, sostiene el medio peruano.

CanSino en Chile

“Se ha conversado; pero, como le digo, no se ha realizado hasta el momento”, señaló García Moreno a OjoPúblico sobre la oferta de CanSino para vacunar al personal a cargo de su ensayo clínico. En Chile, este laboratorio reclutó alrededor de 3.500 pacientes; de los cuales, la mitad recibió la dosis única de la vacuna de CanSino. La importación de las dosis necesarias para este estudio y la ejecución del ensayo clínico estuvieron bajo responsabilidad de Bopal, una empresa con oficinas en Santiago.

Luego de revisar los registros oficiales de aduanas, sin embargo, el medio peruano detectó que esta empresa importó 1.281 vacunas más de las necesarias para el ensayo clínico de CanSino en Chile. Esta cantidad representa un exceso del 74,5%, uno de los más altos en comparación con los estudios de otras vacunas contra la Covid-19 en América Latina. “Aquellas dosis que no se utilizan son notificadas a la entidad reguladora y se proceden a destruir, en el caso de no ser utilizadas”, aseguró García Moreno a OjoPúblico

Según pudo reportear el medio, las vacunas sobrantes del ensayo clínico, de acuerdo a la versión de García Moreno, están resguardadas en unos almacenes alquilados por Bopal. Estos establecimientos, siempre según la versión del patrocinador de CanSino, han sido inspeccionados en abril por el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP).

OjoPúblico afirma que se se contactó en reiteradas ocasiones, por correo electrónico y por teléfono, con el área de prensa del ISP para conocer los detalles de dicha inspección, pero hasta el cierre de la edición correspondiente al artículo, no obtuvo respuesta.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario