Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 22 de octubre de 2020
Hierba de Las Cruces

Planta única y endémica de las dunas de El Tabo corre peligro de desaparecer por acción de empresa de áridos del alcalde PPD

Lissette Fossa

file_20180702182344.jpg

Hierba de Las Cruces
Hierba de Las Cruces

Las dunas que comienzas en Las Cruces y que finalizan al norte de la comuna de El Tabo, conocidas como Gota de Leche, hoy corren serio riesgo de desaparecer y con ellos esta especia única en el mundo. La principal causa es la extracción de arena por parte de empresas de áridos del sector, incluida Jorquemart, del alcalde Emilio Jorquera.

A principios del siglo XX, en el litoral central de Chile, hubo varios naufragios frente a la costa de lo que hoy se conoce como el balneario de Las Cruces, en la comuna de El Tabo. Según cuenta la leyenda, los sobrevivientes pusieron cruces de madera en el sector, justamente, donde había una dunas, sector que hoy se conoce como la playa Las Salinas. Gracias a ese gesto, al pueblo se hizo conocido como Las Cruces.

Esta es la historia que todo crucino conoce como génesis del pueblo. Sin embargo, una de sus protagonistas podría desaparecer: las dunas.

El sector de las dunas y humedales que rodea la costa de Las Cruces, desde playa Las Salinas hasta El Tabo, se llama Gota de Leche. El sector cubre una extensión de 250 hectáreas y es el campo dunar más grande de la región de Valparaíso. Contiene una variada vegetación y fauna, entre animales mamíferos, moluscos, crustáceos y aves. Y contiene un tesoro de la vegetación único en el mundo: la hierba de Las Cruces o hierba de El Tabo, una planta única en todo el mundo, endémica del lugar, que vive en las dunas.

La hierba de Las Cruces es pequeña, de hojas gruesas y con una flor de color púrpura y violeta. Tiene una raíz adaptada al lugar, muy larga hacia abajo, desde donde capta la humedad de aguas subterráneas de las dunas. Es una planta que se adaptó a la humedad y a la sal de la costa y que no ha podido ser reproducida en invernaderos. 

La hierba de Las Cruces en este momento está en peligro de extinción crítico. Si antes se habían visto algunos ejemplares en sectores como Ritoque, hoy sólo aparece en Gota de Leche. Y así como el campo dunar, corre serio peligro de desaparecer gracias al abandono de autoridades y el aprovechamiento ilegal de los áridos.

Quien inició la campaña por proteger el sector es el ingeniero en medio ambiente Bastián Brito. Además, se dedicó a estudiar el sector en su tesis de grado. 

“Gota de Leche no es solo arena, es una zona ecológica conformada por dunas de arena y por un sistema de humedales, y que tiene ecosistema costero, con parte rocosa y los primero metros de mar hacia el interior también se cuentan como parte de ese ecosistema. Las dunas de Gota de Leche se forman a partir del fin de la última glaciación, hace 11 mil años atrás, cuando empiezan a derretirse los glaciares cordilleranos, en específico de la cordillera de la costa”, cuenta Brito.

Tras comenzar solo a hacer campaña para proteger el sector, Brito sumó a vecinos, profesionales y hasta autoridades. “Al principio me costó, porque yo era un poco hermético y bueno, nadie es profeta en su tierra, pero ahora somos más y formamos la organización ‘Salvemos Gota de Leche’”, agrega el ingeniero ambiental.

La organización comunitaria ha decidido realizar campañas, juntar firmas, realizar eventos de surf, completadas y bingos para poner carteles que adviertan sobre el valor ecológico del lugar y para poder buscar apoyo de las autoridades, para declarar la zona como santuario natural. Hoy mantienen el apoyo de la Gobernación regional y Cores de Valparaíso.

“Hasta el momento Gota de Leche no está protegido, no es reserva natural, nada. La idea es que juntos presentemos la solicitud para que se transforma en santuario de la naturaleza”, cuenta el biólogo marino Nicolás Acuña, parte de la organización que intenta proteger la zona.

La importancia de la zona no sólo tiene que ver con proteger a la planta endémica del lugar. También con amortiguar los efectos del cambio climático o de un posible tsunami en las costas de Las Cruces y El Tabo.

“Lo importante de Gota de Leche es que es un refugio climático, es decir, por sus características es un lugar que amortigua o mitiga los efectos del cambio climático, como serían el aumento del nivel del mar, un evento de marejada o tsunami. Las dunas pueden contener olas y salvar vidas de personas. La duna amortigua los efectos del cambio climático también porque alberga especies que podrían verse afectadas por el aumento de la temperatura, como el bosque nativo, que sobreviven en este lugar”, explica Brito.

Además, hay motivaciones de tipo arqueológico y cultural. Por una parte, en las dunas hay cerca de seis sitios arqueológicos que datan de alrededor del año 100 A.C., de los habitantes precolombinos de la zona. Cerámicas, herramientas para cazar, pescar y cocinar, son algunos de los hallazgos en el lugar. Además de ser el lugar donde, según la leyenda, se fundó el balneario de Las Cruces, sobre las dunas.

Por el lado cultural, las dunas han sido inspiración de variados artistas y escritores, incluso del antipoeta Nicanor Parra. Fue inspiración, también, para los cuadros del pintor Juan Francisco González. Incluso en el escudo de la comuna de El Tabo, aparece una representación de las dunas.

La remoción de arena es la principal amenaza para la hierba de Las Cruces y para las dunas. Principalmente, se trata de la la actividad de empresas de venta de áridos, que llegan con camiones a llevarse la arena para la venta a empresas de construcción, vidrio y a inmobiliarias. A esto se suma, la posible construcción de condominios y propiedad inmobiliaria en la zona y las motos que transitan en el lugar.

Según cuenta Bastián Brito, el siguiente paso es presentar la solicitud para declarar santuario de la naturaleza a Gota de Leche, al Ministerio de Medio Ambiente. Esto se va a concretar, según sus cálculos, en marzo de 2020. Todos los voluntarios están trabajando a contratiempo para tener todos los papeles y poder hablar con algunos de los propietarios del sector para que se sumen a la iniciativa.

“Si se declara santuario, las personas podrán pasar igual a las dunas, no se prohíbe nada, lo que sí es que aumentarán las restricciones. Si se declara santuario, cualquier actividad económica que quiera desarrollarse ahí debiera someterse sí o sí a una evaluación impacto ambiental. Y es un punto importante, porque la evaluación es cara de hacer y compleja”, advierte Brito.

Son seis las personas que tienen alguna propiedad en Gota de Leche. Según Brito, al menos dos puede que apoyen la declaración de santuario.  

A pesar de todas las campañas, que se han popularizado tras el estallido social de octubre de 2019, los voluntarios se encontraron con un adversario que no se esperaban: el alcalde de El Tabo, Emilio Jorquera (PPD).

Dunas por áridos

La polémica con el alcalde estalló a fines de julio del año 2017, cuando un reportaje de Chilevisión Noticias evidenciaba la extracción ilegal de áridos en el sector de las dunas de Gota de Leche.

El tema que más llamó la atención es que la principal empresa que extraía arena de las dunas era la empresa familiar del alcalde de El Tabo, Emilio Jorquera, Comercial Jorquermart. Y a pesar de ser propiedad del alcalde y de su hermano, la empresa tampoco cuenta con permiso municipal para trabajar en la zona de Gota de lLche, tal como lo investigó el medio Algarrobo al Día. Aunque sí tiene permiso para extraer arena de una zona mucho más grande de las mismas dunas, conocida como Fundo Santa Margarita.

dunasgotadeleche.jpg

Extracción ilegal de áridos en Gota de Leche
Extracción ilegal de áridos en Gota de Leche

Según Bastián Brito la extracción de arena en el fundo Santa Margarita le ha significado a la empresa del alcalde ganancias que superan los 20 mil millones de pesos. Esto significa -en su opinión- que ha intervenido en un área de cerca de 30 hectáreas de las dunas, las que tienen un daño que no es posible reparar.

Tras esta denuncia, la concejala de El Tabo, Gloria Carrasco (RN), presentó al Tribunal Electoral de la región la revisión de estos datos, junto a la denuncia de abandono de deberes del alcalde. Finalmente, el Tribunal declaró la suspensión de funciones del alcalde Jorquera, por tres meses, desde diciembre de 2019.

Jorquera, por ahora suspendido de su cargo, no ha apoyado la declaración de santuario de Gota de Leche. Tras la decisión del Tribunal Electoral, argumentó que la denuncia era una persecusión política de la concejala, que quería impedir su repostulación en el cargo. “Me voy a repostular y ahora con mayor fuerza, advirtió”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Aclarar que la empresa del alcalde no extrae arena en el sector Gota de Leche pero si otros particulares, por lo que el municipio clausuró el ingreso hace un tiempo atrás. Lamentablemente la extracción continúa de parte de particulares que son del mismo pueblo de Las Cruces. Tampoco se encuentra suspendido ya que falta el pronunciamiento del Tricel Nacional.

Añadir nuevo comentario