Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 23 de octubre de 2019
Automatización y fin de huelga

Presidente de sindicato de Walmart: "quedamos satisfechos, pero no contentos”

Diego Ortiz

Juan Moreno conversó con INTERFERENCIA tras el fin de la paralización que duró 6 días en la cadena de supermercados. Con un reajuste salarial en torno al 3,5% para remunerar labores relacionadas a la multifuncionalidad (asignación de más tipos de tareas) los empleados de Walmart reiniciaron sus labores, aunque consideran que hay temas que quedaron pendientes. 

“El hecho que nosotros hayamos generado la discusión en torno a la multifuncionalidad y la automatización -como sinónimos de desempleo, malas condiciones, precariedad y mucho trabajo y poca plata- es lo importante”. Con ese balance, Juan Moreno, presidente del Sindicato Interempresa Líder-Walmart (SIL), evalúa los días de movilización que tuvieron sin servicio a más de un centenar de supermercados Líder a lo largo de Chile.

En lo concreto, la paralización y consecuente negociación significó un reajuste salarial de un 3,5% promedio para los trabajadores. El aumento da respuesta a la demanda de los trabajadores por remunerar la exigencia de multifuncionalidad de la empresa, la que implica que los trabajadores deban cumplir cada vez más tipos de tareas, por el mismo sueldo.

A raíz de la llegada de la automatización y robotización, Walmart comenzó un proceso de despidos y también, como asegura Moreno, de "apilación de funciones para los empleados", lo que se convirtió en una de las demandas principales de los trabajadores.

También la exigencia de un reajuste por multifuncionalidad fue el punto principal de desencuentro entre SIL y Walmart, atascándose los procesos de negociación en una oferta de un 2% por parte de la empresa y el 4% exigido por el sindicato.

En conversación con INTERFERENCIA, Moreno dio a conocer los pormenores de la negociación que llevó a termino la movilización de casi un 50% de la planta de trabajadores de Walmart en Chile. Más que un éxito, lo considera un "avance", y asegura que uno de los principales motivos que llevó a la empresa a negociar es el apoyo de la ciudadanía. “Creo que les es muy molesto es que tuvimos un 70% de apoyo”, declaró.

- En términos de la multifuncionalidad, ¿qué cambió y qué se logró? 

- Hay que ver cómo se va a regular. Pero, se logró que a la gente se le pague por hacer una función más, que haya condiciones mínimas económicas y laborales para ejercer estas funciones, se resguardó el empleo y, lo importante de acá, es que se puso el tema en la agenda pública. Tienen que recoger esto antes de que se enfríe y poder sacar adelante un proyecto de ley que medie este proceso que genera desempleo. 

- Ahora que se depuso la movilización, la automatización y el consecuente desempleo probablemente no será un tema de agenda pública.  ¿Qué ganó el sindicato y qué ganaron los trabajadores de Walmart en estas materias?

- Concretamente se ganó que la discusión va a ser con nosotros. No se va a hacer ningún cambio de contrato sin contar con nosotros, con el sindicato. Se avanzó bastante, pero faltan conversaciones que darse. 

- ¿Cuál fue el reajuste que lograron?

- 5,1%, 4,8% o 3%, dependiendo de la escala de antigüedad. 

- Considerando que en un comienzo el sindicato exigía un 4% de reajuste promedio y solo se ofrecía un 2% ¿podría tomarse la movilización cómo exitosa?

Sí, logramos una movilización por nuestra cuenta y pudimos lograr subir la renta mensual en algo así como un 3,5% en promedio. 

La negociación también fue exitosa para marcar el punto de la automatización.

La verdad es que hoy día tenemos gente que está satisfecha, no contenta, pero satisfecha. Pero también hay un grupo que quedó con gusto a poco. La verdad es que llegar al gusto de 17 mil trabajadores es complejo. 

- ¿Cuál fue el avance concreto que lograron respecto a la automatización frente al trabajo humano?

- No es que va a haber robots en las salas de ventas o un software. Lo que va a pasar es que, como esto una cadena logística, con varios procesos, lo que se automatiza son los procesos de trabajo. Por ahí pasa el tema de la multifuncionalidad, pues en estos procesos, que son centralizados, te dicen cuánto hay reponer y a qué hora o lo que haya que hacer. Entonces, bajo ese sistema se pierden horas de trabajo y cambia la estructura de las ventas. Y ahora, frente a eso, el sindicato tiene que participar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

"SIL president Juan Moreno told reporters that the deal “more than conformed [to our demands], we are satisfied… We appeal for being tranquil. We know that it wasn’t an easy negotiation and, despite the antiunion actions [by Walmart], we have been triumphant today because the transformation and the jobs of the future were put on the agenda.” Walmart noted in a statement that the negotiation was “satisfactory.” Mónica Tobar, the human resources executive for Walmart Chile, praised the union effusively after the deal. “This relationship is like a marriage that cannot be dissolved, since we have to work together forever … thanks to the relationship that we established with SIL, the greatest union in Chile.” In the same statement she also announced her promotion to vice-president for human resources at Walmart International". https://www.wsws.org/en/articles/2019/07/19/chil-j19.html

Añadir nuevo comentario