Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 23 de febrero de 2019
Conflicto por tierras ceremoniales

Rapanui bloquean hotel Hanga Roa ante arribo de ministro Ward

Equipo Interferencia

La comunidad Hitorangi cruzó con cadenas y neumáticos el acceso al hotel, el que está construido en lo que consideran tierras ceremoniales que fueron ilegítimamente vendidas a empresarios turísticos en los 80’. El movimiento coincide con la llegada del ministro Felipe Ward de Bienes Nacionales a la isla y recuerda al alzamiento de 2010, en el que uno de sus emblemas fue la recuperación de Apina Nui, como se le conoce a dichas tierras.

La paciencia del clan Hitorangui se acabó. Tras años de innumerables gestiones infructuosas en el parecer de estos rapanuí, se decidieron nuevamente por el uso de la acción directa. 

A las 19 horas de este lunes 28 de enero casi medio centenar de miembros de este clan -entre guaguas, niños, adultos y ancianos- cerraron la entrada del Hotel Hanga Roa al que cruzaron con cadenas y neumáticos. Los Hito (apócope de Hitorangui) consideran que el hotel les pertenece pues fue edificado en sus tierras ceremoniales. Se trata específicamente del sector Apina Nui (Bahía grande) de Hanga Roa.

Aunque el primer Hotel Hanga Roa se inauguró en la década de los setenta a través de un préstamo estatal de desarrollo local, en los 80’ el estado vendió el hotel a privados, lo que los rapanui consideran un acto ilegítimo del cual deriva todo el conflicto. Recién a mediados de 2010 los empresarios hoteleros Schiess reinauguraron, incluyendo más de cien lujosas habitaciones, pero solo pudo abrir sus puertas un año después debido a las protestas de quienes se consideran sus legítimos dueños, los Hito. 

En entrevista telefónica con INTERFERENCIA Marisol Hito, una de las líderes del clan, dio a conocer las razones de la actual movilización. “Ha pasado mucho tiempo, muchas gestiones, estudios, incluso una reunión con el presidente Piñera [el 1 de agosto de 2018] y nada se ha concretado. Seguimos viendo como los empresarios lucran con nuestras tierras, mientras a nosotros nos tramitan con una y otra cosa. ¡Ya basta!”, dijo.

Marisol Hito argumenta que, dada la ausencia de soluciones, “la única posibilidad que nos deja el gobierno es volver a ocupar nuestra tierra. Por eso clausuramos el hotel”, dijo.

La dirigente sostuvo que la movilización será depuesta sólo si las autoridades de gobierno presentes en la isla se comprometen por escrito a que en los próximos días “se establezca una mesa de trabajo resolutiva, con la participación de nosotros, los Hito, el Grupo Schiess, los ministros Alfredo Moreno, de Desarrollo Social, Felipe Ward, de Bienes Nacionales, más el director de CONADI [cargo que no tiene titular desde la renuncia de Jorge Retamal de Evopolí, tras el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca], la que deberá sesionar hasta llegar a un acuerdo definitivo”. 

Es importante consignar que el cierre del hotel por parte de los Hito sucedió al mismo momento en que hicieron arribo a la isla el Ministro de Bienes Nacionales Felipe Ward, quien iba a acompañado por el subsecretario de Desarrollo Social, Sebastián Villarreal.

Marisol Hito advirtió que, de no alcanzarse un acuerdo con el gobierno, harán recaer “el costo político de todo lo que pase al presidente Sebastián Piñera y al Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno”.

Al menos, al cierre de esta edición, los Hito comunicaron que se reunirán en horas de la mañana de este 29 de enero, con el ministro Ward y el subsecretario Villarreal, quienes habían solicitado reunirse antes, por la noche, dado que hay un charter con 150 turistas que estaban alojados en el hotel y que no podrán pernoctar en sus instalaciones.

Déjà vu 2010

La jornada de ayer fue tensa desde la mañana, cuando por Rapa Nui se corrió el rumor de que los Hito iban tomarse el hotel. Ellos no lo ocultaban. Sus yorgos (o jóvenes que han decidido llevar una vida más agreste y tradicional) más reconocibles comenzaron temprano a instalar latas con leyendas alusivas a su lucha. 

Por eso, a media tarde cuatro furgones de Carabineros y varios policías movilizados en motos se instalaron en las inmediaciones del hall del hotel, frente al ingreso principal de Avenida Pont. Pero de nada sirvió. A las 19 horas los Hito cerraron con cadena y neumáticos la entrada declarando la “clausura” del hotel Hanga Roa.

Llegaron más carabineros. Estaban liderados por un capitán de apellido Vielma, quien según varios testimonios se mostró prepotente,  por lo que estuvo cerca de estallar un enfrentamiento violento, pues Vielma andaba acompañado de civiles armados con garrotes. En un momento este oficial advirtió a los manifestantes que cortaría con un napoleón las cadenas que impedían el acceso al Hotel si los Hito no las sacaban. 

La tensión subía mientras en el ambiente volvía a la memoria los violentos sucesos del 3 de diciembre de 2010, cuando medio centenar de efectivos de fuerzas especiales actuaron violentamente contra quienes sostenían las masivas tomas de terreno por todo Hanga Roa. 

Entonces, las imágenes de rapanui heridos con balines de metal en sus rostros recorrieron el mundo, generando indignación y la reacción de importantes organismos internacionales. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó -el 7 de febrero de 2011- medidas cautelares contra Chile con el fin de “garantizar que la actuación de agentes del Estado en el marco de las protestas y desalojos no ponga en riesgo la vida o la integridad personal de los miembros del pueblo Rapa Nui”. 

En enero de 2011 el Relator Especial de la ONU sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya, expresó su preocupación por la situación que afectaba al clan Hito, exponiendo que estos “se consideran legítimos poseedores de la isla” y que “no puede desconocerse que ante la magnitud de los temas que se discuten, ellos adquieren un carácter político”.

El Gobierno de Chile en aquel momento estaba dirigido –tal como hoy- por Sebastián Piñera, siendo su titular de Interior Rodrigo Hinzpeter.
La reacción internacional y la labor de las cortes de justicia chilenas obligaron al Estado de Chile a tener que entenderse con los Rapa Nui y a comenzar a devolver sus tierras, echando por tierra las versiones que los criminalizaban. 

Ejemplo de esto es la entrega a un ente local -Mau Henúa- de la administración total del Parque Rapa Nui. 

Aunque las movilizaciones de 2010 tuvo varios hitos importantes, la toma del Hotel Hanga Roa por los Hito se transformó en el más emblemático. De hecho la vocera de los Hitorangi, Marisol Hito, fue tal vez la líder más destacada de aquella movilización que partió justo tras el eclipse total de sol del 11 de julio de aquel año, el que tuvo su epicentro de interés en Rapa Nui.

En el cenit de aquel eclipse, la hoy fallecida matriarca del Clan Hito, Madgalena Hito, vio una lluvia de estrellas que se le venían encima. “Lo primero que sentí -dijo entonces- es que debía recuperar la tierra que me dejaron mis ancestros”.

Cartas sin respuesta

El 1 de agosto de 2018, al reunirse Marisol Hito con Sebastián Piñera -en la sede de la Gobernación de Hanga Roa- la dirigente le entregó una carta al presidente que resume los principales puntos de la demanda de su clan. 

“Por la presente queremos pedirle expresamente pueda dar solución a una demanda de nuestro clan Hitorangui, que ya es clamor del conjunto del pueblo Rapa Nui: que se nos retorne a los legítimos dueños la tierra en la que ilegalmente se emplazó el Hotel Hanga Roa”, dice la misiva.

En la señalada carta -que es firmada por la Comunidad Hitorangi- se asevera que “el despojo de estas tierras ha generado un conflicto que desestabiliza todo el desarrollo social, político y cultural de este territorio, y que amenaza con eternizarse”. 

Se añade que la instalación del mencionado hotel “vulnera brutalmente los preceptos básicos de la Ley Pascua de 1966 que reservan a los rapanui la propiedad de la tierra”.

Asimismo, los Hito informaron al mandatario que el 20 de abril de 2016 presentaron ante la Conadi una solicitud para que el estado haga uso del Fondo de Tierras contemplada en la Ley Indígena.

Y que, en enero de 2018, la Consultora contratada por la Conadi para analizar la materia emitió un informe favorable a la utilización de este fondo de tierras. “Ahora sólo falta la voluntad del gobierno para resolver este asunto”, rezaba la misiva, que todavía no tiene respuesta presidencial.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Nada logrará amedrentar el espíritu de los Rapa Nui. Tarde o temprano recuperarán lo que les pertenece.

Añadir nuevo comentario