Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 26 de noviembre de 2020
Al interior de un recinto Sename

Saffirio: "Consterna que dos menores hayan sido baleados por policías bajo la protección del Estado"

Andrés Almeida

El diputado René Saffirio, quien lideró las primeras investigaciones en torno a las históricas vulneraciones de los derechos de los menores, fue quien solicitó a la Cámara suspender la discusión sobre el presupuesto nacional, mientras que el gobierno no tome medidas respecto de este nuevo hecho de violencia policial. En conversación con INTERFERENCIA indicó que "la salida de Mario Rozas es inminente".

Un nuevo hecho de violencia marca a Carabineros. Esta vez, dos menores terminaron baleados por policías luego de que estos ingresaran a la residencia Carlos Macera del Servicio Nacional de Menores (Sename) de Talcahuano a realizar una labor habitual, que se les salió de las manos.

El hecho significó que el presidente Sebastian Piñera no asistiese a la ceremonia de retiro y ascenso de generales de Carabineros. Según La Tercera, porque decidió monitorear los hechos desde La Moneda y “está concentrado en que se esclarezca la verdad en forma total y oportuna”. 

Más allá del gesto, el nuevo caso de violencia policial pone más presión sobre Carabineros y una eventual salida del general director Mario Rozas.

Parte de esa presión fue encabezada por René Saffirio, diputado por la Provincia de Cautín, quien en 2016 renunció a la Democracia Cristiana por discrepancias con su partido por su labor en la Comisión Investigadora del Sename, y quien solicitó a sus colegas diputados que no prosiguiesen con la discusión del presupuesto nacional mientras que el gobierno no aclare lo que pasó en Talcahuano. Algo que fue acogido, junto con conseguir una reunión de urgencia con los ministros de Interior, Rodrigo Delgado, y de Justicia, Hernán Larraín, ambos UDI. 

Saffirio conversó con INTERFERENCIA sobre sus impresiones sobre el hecho.

- ¿Qué opinión le merece que Carabineros haya actuado de esta forma al interior de un hogar del Sename?

- La verdad es que estoy consternado con lo que ocurrió al interior de un centro del Sename en Talcahuano, en donde dos carabineros le disparan al cuerpo a dos niños que están bajo la protección del Estado.

No se trata de adolescentes que hayan infringido la ley, se trata de niños que están allí en virtud de una decisión de un tribunal de familia para protegerlos, para cuidarlos.

Y dos agentes del Estado, lo que hacen, es entrar a este centro, sacar sus armas de fuego, dispararles, herir a dos de ellos, y uno en particular de ellos debe ser sometido dentro de las próximas horas a una intervención quirúrgica.

Chile no se merece a la policía que tiene. Esta no es una policía que pueda enfrentar los requerimientos de seguridad y protección que los chilenos necesitamos. Esta es una policía absolutamente militarizada que no resiste subsistir en un país que se precia de ser un país que crece y respeta los derechos humanos.

La policía no está dando el ancho para resolver las protecciones que merecemos, y enfrentar con eficacia y eficiencia a los delincuentes. Porque ocurre con demasiada frecuencia que policías y delincuentes se confunden entre sí, y lo hemos visto en reiteradas ocasiones.

- ¿Cuál es la situación de Mario Rozas? 

- Sin lugar a dudas que la salida del director general es indispensable. Simplemente no resiste un día más en el cargo.

Pero eso no es la solución de fondo para Carabineros. Esto tiene que ver con una reformulación integral de Carabineros, de una policía que esté en condiciones de enfrentar los desafíos que la ciudadanía impone, de respeto a los derechos humanos y otorgar tranquilidad, seguridad y paz social, pero dentro de un estricto respecto a los derechos de los ciudadanos, y que los medios que utilice sean proporcionales a los requerimientos policiales y no militares. 

- Pero ¿Resiste en el cargo?

- Tengo la impresión que la salida de Rozas es un hecho inminente, porque la decisión de Piñera de no asistir al acto de Carabineros de hoy [ayer] en la tarde, según el comunicado de La Moneda, para chequear lo ocurrido en Talcahuano, me parece que es una señal en esa dirección. En el sentido de que va a haber cambios en la dirección de Carabineros. La explicación de quedarse en La Moneda, en una ceremonia de estas características, precisamente con la policía, me parece que es pensar que somos demasiado ingenuos como para creerla. 

Mi opinión al respecto es que, en general, Carabineros está absolutamente fuera de control. No hay autoridad política a la que respondan. Están internamente fracturados entre los que fueron llamados a retiros en los procesos de los dos años anteriores y el general Rozas no ejerce ningún tipo de liderazgo al interior.

En general, es una policía que está profundamente deteriorada, dañada y de la cual está abusando el gobierno para reprimir la protesta social y de esa forma tratar de imponer un ambiente de miedo en la población, para evitar precisamente el crecimiento del descontento que existe en nuestro país.

Los abusos ya son demasiados, la gente está cansada. Yo tengo la impresión de que ya ni siquiera quieren seguir escuchando de abusos, porque el nivel de saturación en el que se está, considerando además que estamos viviendo la crisis de una pandemia, creo que el país está siendo muy dañado por estos hechos. 

- Carabineros viene enfrentándose a menores vulnerables con más fuerza el último tiempo. Es el caso de muchos que militan en la llamada primera línea, quienes son o fueron menores del Sename. También está el caso del menor arrojado por el puente Pío Nono por parte de un carabinero. Y ahora esto. ¿Qué patrón hay ahí? 

- Y claro, hay una confrontación permanente desde Carabineros hacia los niños en el Sename. Lo he visto y he sabido de ello durante ya una década. Lo que ocurre allí es que las propias instituciones del Sename llaman a Carabineros para realizar estas llamadas prácticas de contención, cuando algún niño con alguna patología psicológica se descompensa y ellos actúan con la brutalidad que ya conocemos. 

Eso ocurre con mucha frecuencia al interior de los recintos. La violencia que se ejerce por parte de los propios trabajadores del sistema que cuando ya son superados recurren a Carabineros. O sea, quién podría pensar que un niño que está bajo la tutela y la custodia de la protección del Estado es tratado de esa forma por la policía, con esa brutalidad y bestialidad con lo que actuaron hoy.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

El genocida y psicópata de Mario Rozas , debe ser dado de baja y pasado a la justicia por las miles de violaciones a los DDHH de la jauría verde. Si lo llaman a retiro es premiarlo. El pueblo no debe olvidar a este cobarde criminal protegido de La Moneda por su mayor representante SPiñera

Añadir nuevo comentario