Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 27 de octubre de 2020
Perfil ochentero

Sergio Onofre Jarpa en la mirada de Análisis por la fundación de RN

María Olivia Monckeberg
Fernando Paulsen

En marzo de 1987 y en relación con la fundación del Partido de Renovación Nacional, que incluía a la Unión Demócrata Independiente (UDI), el Frente del Trabajo y el Partido Nacional, los periodistas María Olivia Monckeberg y Fernando Paulsen firmaron para la Revista Análisis un documento titulado El desembarco de la derecha, el que incluía un perfil del líder del Frente del Trabajo, Sergio Onofre Jarpa, quien acaba de fallecer este 19 de abril a los 99 años.    

Personaje de larga y compleja trayectoria en la política chilena, Sergio Onofre Jarpa Reyes tampoco proviene de las filas de la Derecha tradicional. Políticamente su extracción es de las filas populistas afines en sus tiempos al nacional socialismo. Socialmente, un agricultor de clase media acomodada, sin formación universitaria ni fortuna personal.

Nacido en Rengo el 8 de marzo de 1921, estudió interno en el Patrocionio de San José, después se dedicó a la actividad agrícola que combinó más adelante con un negocio de transporte. De joven se preocupó poco por la política. Tuvo en cambio un paso por la Marina. Ya por los años 30 empezó a mostrar sus inquietudes en la Vanguardia Popular Libertadora que terminó apoyando la candidatura del Frente Popular de Pedro Aguirre Cerda. Posteriormente se le vio en las huestes del agrariolaborismo. Antes de la elección presidencial de 1958, se planteó la precandidatura de Jaime Larraín García-Moreno, a quien Jarpa admiraba mucho, pero cuando esa precandidatura quedó en nada, Jarpa apoyó a Frei contra Jorge Alessandri.

Junto a Jorge Prat Echaurren, fundó más tarde Acción Nacional, movimiento que en 1966 se unió a conservadores y liberales para crear el Partido Nacional. En la convención de 1967 Prat y Mario Arnello presentaron un programa abiertamente corporativista que contó con el entusiasta apoyo de Jarpa. El programa fue rechazado y Prat se retiró del PN. Jarpa y Arnello optaron por la pelea "desde dentro". Poco tiempo después, Jarpa obtenía resultados. Alcanzó en 1968 nada menos que la presidencia del Partido de la Derecha tras derrotar al Conservador Julio Subercaseaux. Para el triunfo de Jarpa -cuentan fuentes de la Derecha- fue fundamental Pedro Ibáñez, quien colaboró en la solución de los problemas financieros de Jarpa derivados de la difícil situación económica de su empresa Líneas Aéreas Sudamericanas, LASA.
En 1971 Jarpa fue elegido regidor por Santiago y en marzo del 73, senador. Fue uno de los motores de la CODE (Confederación por la Democracia) la alianza opositora contra Allende.

Connotados miembros de la Derecha tradicional afirman que "Jarpa siempre tuvo presente la solución militar para Chile". Recuerdan que cuando en 1973, después de las elecciones de regidores, Bernardo Ochagavía quiso voltear a Jarpa de la presidencia del PN, uno de los argumentos más sólidos en contra de Ochagavía fue que "Jarpa tiene importantes aliados en el Ejército".

Inmediatamente después del Golpe Militar, Jarpa por ese entonces presidente del Partido Nacional, decidió disolver el Partido. Después, entró de lleno a colaborar con el Gobierno de Pinochet. Em 1974, por ejemplo, salió a defender al Gobierno Militar a las Naciones Unidas y más tarde fue designado embajador en Colombia el 78 y luego en Argentina. Posteriormente, el 11 de agosto de 1983 juró en La Moneda como ministro del Interior de Pinochet. Su debut en el gabinete estuvo marcado con decenas de muertos cuando Santiago se vio invadido por 18 mil soldados en las calle reprimiendo la protesta ciudadana.

Su gestión, que incluyó el famoso "diálogo", el nacimiento del MUN con apoyo desde La Moneda o mejor dicho del Ministerio del Interior, la fallida iniciativa de Adena, Paros y Estado de Sitio, entre otras cosas, se prolongó hasta febrero de 1985. Cuando se retiró anunció que se dedicaba a la actividad privada en el campo. A fines de ese año, sin embargo, reapareció a la vida pública proclamado en Peñuelas como el líder del Frente Nacional del Trabajo.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

A Onofre Jarpa lo recuerdo por dos cosas. Una, la protesta de los 11 y 12 de agosto de 1983 con los 29 muertos en que como Ministro del Interior de Pinochet, se ha ido sin haber respondido por esos crímenes, y otra, por la desfachatez de haberse acogido a la ley de exonerados, recibiendo una buena jubilación hasta su muerte.

Añadir nuevo comentario