Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 20 de agosto de 2019
Hidroeléctrica en río Pilmaiquén

Statkraft, la empresa 'verde' noruega que pretende inundar tierras mapuche

Paula Huenchumil

Río Pilmaiquén

Río Pilmaiquén
Río Pilmaiquén

A meses de la misteriosa visita del rey noruego Harald V y su comitiva empresarial, Statkraft -una empresa estatal que presume de su sostenibilidad a nivel global- anunció que iniciará este año la construcción de la central Los Lagos, lo que reavivó una fuerte oposición de las comunidades mapuche-huilliche que no quieren la intervención de la cuenca del río. "Es una amenaza para nuestros espacios de significación cultural y espiritual", denuncian.

Statkraft es una compañía estatal noruega de energías renovables, líder en Europa, con ventas anuales de US $ 3.000 millones en 2018, cuya expansión la ha llevado a Sudamérica y el sur de Asia, tendiendo operaciones en Brasil, Perú y Chile.

Como principal misión a nivel global, Statkraft la sintetiza con la frase Dar poder a un Futuro Verde, ya que de los 62 teravatios que produce anualmente, 98% corresponde a energías renovables. "Statkraft es una empresa líder en energías renovables con actividades en tres continentes a través de energía hídrica, eólica y solar. A través de nuestras actividades comerciales y la producción de nuestros activos, creamos valor para nuestro dueño, nuestros consumidores y las sociedades donde operamos", se lee de la principal declaración corporativa de la empresa.

En 2014 la empresa comenzó su operación en territorio chileno como Statkraft Chile, teniendo como objetivo operar la Central Hidroeléctrica Rucatayo y desarrollar de manera conjunta los proyectos hidroeléctricos Osorno y Los Lagos, para lo cual adquirió en 2015 la Empresa Eléctrica Pilmaiquén.

Statkraft anunció hace pocos días atrás que iniciará este año la construcción de la central hidroeléctrica Los Lagos, un proyecto que contempla una potencia instalada de 52 megawats, que planea su entrada en operación durante 2022 y que compromete una inversión por US$ 173 millones.

¿El problema?

Statkraft quiere operar su nueva planta en Chile, en territorio mapuche-huilliche, donde desde 2006 -antes de la llegada de los noruegos- que se ha levantado un movimiento para evitar nuevas intervenciones al río Pilmaiquén, como lo sería la creación de la planta de Los Lagos.

El martes 23 de octubre del año 2018, los lof (comunidades) declarados en resistencia del Río Pilmaiquén; Consejo de Comunidades Kimün Newe de Puyehue, la comunidad ancestral Paillawe y la comunidad Trecaimo de San Pablo, todas unificadas como Alianza Mapuche Williche Toki Kalfvllikan, ingresaron a una "casa amiga" de las oficinas de la empresa estatal noruega Statkraft en Osorno, realizando una toma pacífica de un día, donde denunciaron actos de mala fe, engaños y falsificación de firmas de consentimiento para instalar las centrales hidroeléctricas Rukatayo, Los Lagos y Osorno.

El desalojo estuvo marcado por la violencia. Incluso se registraron disparos por parte de Carabineros de Chile. Además, hubo allanamientos en los territorio considerados por los indígenas como en recuperación

Al otro día, la empresa Statkraft anunció la postergación del proyecto de Central Hidroélectrica Los Lagos. 

Posición que había durado hasta hace pocos días, cuando los noruegos informaron que empezarán el proyecto este año, con lo que se reactivaron la movilización de los mapuches-williche (gente del sur) de la zona, incluso con protestas en las oficinas de Statkraft en Santiago, y también volvieron los allanamientos.

BREVE HISTORIA DE LA DEFENSA DEL RÍO

La intervención en el río Pilmaiquén mediante centrales hidroeléctricas no es algo nuevo. 

En 1944 entró en funcionamiento la central Pilmaiquén, sirviendo a Osorno y Puerto Montt; dos años más tarde las líneas se extendieron desde Osorno a La Unión y Valdivia, quedando definitivamente terminada en 1951, con una potencia instalada de 24.240 kilowatts, a cargo de la Empresa Nacional de Electricidad S.A, según recoge el sitio Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional de Chile.

Memoria Chilena

Memoria Chilena
Memoria Chilena

Ya más cerca en el tiempo, si bien hubo oposición a la construcción de la central Rucatayo -de la entonces eléctrica Pilmaiquén- esta finalmente inició operaciones el año 2012 y contó con una inversión de unos US$ 90 millones.

Mientras, central Osorno es un proyecto que considera la construcción de una central de pasada en el río Pilmaiquén a 30 kilómetros al nororiente de Osorno, pero que la empresa resolvió “aplazar de forma voluntaria el inicio de la construcción, con el fin de reevaluarlo íntegramente, para que esté en mejor sintonía con su entorno”.

Sin embargo, tanto respecto de las plantas de Osorno, como la de Los Lagos, para las comunidades que se oponen a Statkraft es imposible que haya síntonía con el entorno. "Pretenden inundar un sitio ceremonial sagrado para nuestro pueblo”, explica Ruben Cañío, werkén (vocero) de la comunidad Roble Carimallín del territorio de Pilmaiquén.

Desde la llegada de las centrales hidroeléctricas en Pilmaiquén, un territorio aledaño a la zona de Río Bueno, se ha instalado la consigna El Kintuante se defiende, en rechazo al proyecto al que acusan que se hace sin su consentimiento, el cual -según los detractores de los noruegos- vela por el interés colectivo y espiritual del lugar.

“El 2011 se talaron unos árboles nativos a la orilla del río, ahí fue cuando varias comunidades decidimos recuperar el predio, porque comenzaron a depredar lo que años llevaba intacto. Lo que significó desalojos, y persecución para los dirigentes”, dice Cañío en conversación con INTERFERENCIA.

“CUANDO UNO SE MUERE, EL ALMA SE VA AL WENU MAPU Y ESO SE HACE A TRAVÉS DE LOS RÍOS”

El werkén Cañío explica que la resistencia territorial que han llevado a cabo las comunidades mapuche por años y que ha logrado torcerle la mano -a través del aplazamiento- a los proyectos, se debe a que creen firmemente en la defensa del río, basados en la cosmovisión mapuche.

“Los mayores decían que cuando uno se muere, el alma va al Wenu mapu (tierra de arriba) y eso se hace a través de los ríos, por eso los cementerios en este territorio están a la orilla de un curso de agua. Además es impagable el daño ambiental que produce un río artificial”, dice Cañío.

Mapa centrales. Statkraft

Mapa centrales. Statkraft
Mapa centrales. Statkraft

STATKRAFT: DIVIDIENDO LAS COMUNIDADES

El werkén Rubén Cañío señala que una de las estrategias de Statkraft se basa en dividir a las comunidades para lograr la aprobación de los proyectos. “Saben que existe una necesidad económica de la gente y compran dirigentes. La empresa para sus fines ha levantado organizaciones con determinados dirigentes que se van saliendo de una comunidad y arman otra. Hay como cinco comunidades que han salido de una sola”.

Respecto a las conversaciones con la empresa noruega comenta que les ofrecieron una mesa de diálogo con mediadores, pero que ya en ocasiones anteriores “les dejamos bastante claros que queremos que se retiren del territorio, no que modifiquen sus proyectos".

Además Cañío explica que han recurrido a diversas instancias en servicios públicos, pero que no han conseguido respuesta. Incluso acusa que la Corporanación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) “está fomentado el desalojo, y generan un enfrentamiento entre las comunidades opositoras y las que están a favor de la empresa”.

“En su país viven bien, a costa de países como el nuestro, donde la regulación ambiental es muy débil. Invierten en nuestra tierra, no contaminan en Europa, pero su riqueza es a costa de la contaminación de nuestras tierras. Explotan libremente en nuestros territorios”, dice el werkén sobre los noruegos, sobre lo que siente es una amenaza a los espacios ceremoniales mapuche, de significación cultural y espiritual.

LA HERMÉTICA VISITA DEL REY HARALD V

Desde que Statkraft postergó la decisión de construir la hidroeléctrica Los Lagos en 2018, y el momento actual, en que revirtió su anterior medida, poca información ha circulado respecto de la empresa.

Casi tan poca como fue la tónica en la visita de estado del rey noruego Harald V al país, quien vino al país en marzo en el marco de los 100 años de las relaciones diplomáticas entre Chile y Noruega, lo que incluía la repatriación de algunas figuras rapanui que estaban en un museo de Oslo, y una visita hermética al sur de Chile -zona salmonera y por lo tanto de interés compartido- con una delegación empresarial de la cual no se conocieron detalles. 

INTERFERENCIA en su momento trató de hablar con los noruegos responsables de la gira de Harald V para conocer quiénes viajaron con el rey, pero no hubo respuesta. Así como tampoco ahora fue posible conversar con alguien de Statkraft.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Buen artículo

La verdad siempre y por siempre

Que el Universo ayude a la Pacha mama !!!!!, ya que nosotros no cuidamos nuestro Nido.......... que soplen vientos de bonanza y nos enseñen a luchar, sentir, disfrutar, proteger nuestra tierra hermosa..... Ojalá se nos perdone algún día, lo que le estamos dejando a nuestros descendientes...... Paz y Amor <3 <3 <3

Añadir nuevo comentario