Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
Crisis de salud

Venezuela: cómo se vive falta de insumos médicos en terreno

Nicolás Massai D. (Desde Caracas)

venezuela1.jpeg

Interferencia
Interferencia

INTERFERENCIA visitó un decaído hospital universitario y un centro clínico ubicado en un barrio popular que funciona bien. Todo en este país parece estar polarizado.

La falta de medicamentos es una de las principales denuncias de la oposición venezolana que ha recibido una amplia difusión en la prensa internacional. En el país, no cabe duda de que esto es así. Sin embargo, en cada grupo político predominan distintas razones para explicar esta crisis.

En el oficialismo, por ejemplo, hace dos días el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, acusó a través de su programa de televisión que 200 mil medicamentos, que se dirigían a Venezuela fueron bloqueados en un aeropuerto de España.

El chavismo ha denunciado que el bloqueo económico, impulsado por Estados Unidos, le impide al país la compra de medicamentos. Otro factor que influye en la falta de estos insumos, aseguran en el oficialismo, es el tráfico de medicamentos. Esto incluso ha sido investigado por el Ministerio Público, que indaga los vínculos entre profesionales médicos con la venta ilegal de medicamentos.

En junio del año pasado, por ejemplo, el diario opositor al gobierno de Nicolás Maduro, El Nacional, informó que la directora de un centro médico fue detenida por, supuestamente, vender por redes sociales los medicamentos que entregaba el Estado a los ambulatorios públicos.

INTERFERENCIA concurrió a dos centros de salud de Caracas y observó dos realidades distintas.

El consultorio

Una manera rápida de llegar al barrio Las Acacias ("barrio" es el nombre que los venezolanos usan para referirse a los barrios más pobres, como las "poblaciones" en Chile) es a través del Metrocable, una especie de teleférico que se mueve en subida por más de dos kilómetros y que, en menos de diez minutos, arriba a este conurbano.

Allí se encuentra el Centro Diagnóstico Integral Terraza Las Acacias, lo que sería en Chile un símil de un consultorio mediano, atendido por profesionales cubanas. Acorde a ellas, el centro entrega varios servicios médicos, los que no se estarían interrumpiendo por la crisis. Cuentan que aquí se realizan tomas de Rayos X, endoscopías, ecografías, oftalmología y odontología.

Los principales cuadros que sufre la población de este servicio son hipertensión, diabetes y asma, concentrándose la atención en horas de la mañana. En ese lugar, según las especialistas, no existen cortes de luz ni tampoco de agua, y la atención se desarrolla durante las 24 horas de manera gratuita.

A la salida de la casa que alberga este centro se encuentran dos mujeres mayores de 60 años. Cuentan que vinieron a atenderse porque tenían un cuadro de hipertensión, y que al llegar a la consulta les entregaron a ambas una pastilla de Captopril, el medicamento indicado para este tipo de malestar. “A mí me dieron también una aspirina”, afirma una de ellas.

El hospital

En el estacionamiento del Hospital Universitario de la Universidad Central -centro de estudios público y gratuito que fue fundado en 1721- dos profesionales de la salud conversan sobre una realidad que los tiene descontentos.

Según su testimonio, en el centro médico el agua llega solo hasta el cuarto piso y carecen de materiales para atender.

“No hay mangueras para conectar las máquinas, para que pueda funcionar una máquina de anestésicos, nos hacen falta compresas, gasas, jabones quirúrgicos, no tenemos algo vital que son los adhesivos. Estamos escasos de sutura, medicamentos, no tenemos antibióticos”, dice uno de ellos.

El mismo especialista, a su vez, comenta que hasta 2012 se hacían 150 intervenciones en un día, un panorama distinto al que estaría ocurriendo hoy, donde esa cifra se habría disminuido en un gran porcentaje, incluso llegando a días en que no hay intervenciones.

INTERFERENCIA intentó obtener la visión del director de ese hospital. Sin embargo, declinó hacer declaraciones al respecto.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario