Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 4 de marzo de 2021
¿Retorno a clases?

Aces y Cones: Estudiantes secundarios se movilizarán y no volverán a clases si Mineduc así lo dispone

Camilo Solís

a_uno_958985-1-818x460.jpg

Foto: Agencia Uno
Foto: Agencia Uno

Voceros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) y de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) coinciden en que no están las condiciones para volver a clases. “¿Quién respondería si un funcionario, un profesor o un estudiante contrae el virus y muere?", se pregunta uno de los dirigentes.

El retorno a clases sobre el que ha insistido el ministro de Educación, Raúl Figueroa, se ha convertido paulatinamente en uno de los temas centrales en la agenda política nacional.

Con la intención de conocer la opinión de los estudiantes, INTERFERENCIA se puso en contacto con representantes de dos de las organizaciones de estudiantes secundarios movilizados más importantes a nivel nacional: Marcos Fauré, de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces); y Pablo Villa, de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones).

A continuación la conversación que mantuvimos con ambos.

Marcos Fauré, vocero de la Aces

- ¿Cuál es la postura de la Aces sobre este retorno gradual a clases presenciales que intenta implementar el gobierno?

- Hemos trabajado en un pliego de demandas en torno al contexto de emergencia sanitaria que tenemos hoy en día. Sobre esto pensamos que no hay posibilidad de retorno a clases en las condiciones actuales, y además tampoco las pueden evaluar desde el Mineduc cuando ellos no han estado en los liceos y establecimientos en que nosotros hemos estado todos los días. Son medidas de expertos que nunca han estado en terreno, que están en una oficina entre cuatro paredes, y que vienen a decir "cabroscabras, apoderados, profesores, hay que volver", cuando no conocen la situación real de los establecimientos. 

Lo que proponemos es que la evaluación de las condiciones, ya sea de infraestructura como otras variables necesarias para poder abrir, las realicen las comunidades educativas y ellas sean las que tomen la última decisión sobre cuándo y cómo abrir. 

- ¿Esas peticiones las han formulado al Ministerio directamente? 

- Es que desde la experiencia que tenemos como estudiantes movilizados, más aún considerando las movilizaciones recientes sobre cambiar la PSU como sistema de admisión a las universidades, nosotros aprendimos que no nos sirve sentarnos a hablar con el Ministerio.

Las cosas no se han ganado nunca en las mesas de diálogo porque siempre cooptan nuestras demandas y tampoco nos vamos a sentar a dialogar con un ministro que nos quiere mandar a clases y así exponernos a contraer un virus solo por mantener a salvo la imagen del gobierno y contribuir con ese ambiente de supuesta normalidad que tanto les gusta y que nunca ha existido realmente. 

Sabemos que el gobierno no está demasiado interesado en las vidas de los estudiantes, profesores, funcionarios, pobladores, en realidad los intereses están más puestos en la economía y eso ha quedado más o menos claro. El interés está en esta idea de retomar una "normalidad" que no existe, que es la que está en cuestionamiento precisamente desde el 18 de octubre.

Día a día fallecen compañeros, compañeras, vecinos, vecinas. Día a día la gente se queda sin trabajo y pretenden hablar de volver a una normalidad. Nunca la hubo para la gente y ahora menos. 

- Los estudiantes fueron un componente clave de las movilizaciones del estallido social. Posteriormente se estaba reactivando esta movilización a propósito de poner fin a la PSU hasta que sobrevino la pandemia. ¿Ustedes ven plausible volver a movilizarse y salir a las calles o eso está completamente en stand by?

- Evidentemente hay cosas que los estudiantes secundarios no toleraremos, lo cual tiene que ver en primer lugar con la vuelta a clases. Si tratan de hacernos volver a clases, nadie va a estar dispuesto a hacerlo. Y haremos lo posible por cuidar la salud de los nuestros y las nuestras. 

"Si tratan de hacernos volver a clases, nadie va a estar dispuesto a hacerlo. Y haremos lo posible por cuidar la salud de los nuestros y las nuestras"

- ¿Eso involucra entonces eventuales movilizaciones si los hacen volver a clases durante la pandemia?

- Si, obviamente. También respecto del tema de la prueba de admisión a educación superior, claramente las demandas no han sido escuchadas. La demanda histórica ha sido acceso gratuito y universal a la educación superior y hasta el momento no ha sido respondida esa demanda, de hecho es al contrario, siempre se nos ponen obstáculos al respecto. Creemos que es importante retomar la movilización en torno a esos puntos. 

- Da la impresión de que el rechazo al retorno a las clases presenciales ha unido a bastantes sectores en contra del gobierno. Padres y apoderados, que muchas veces son más conservadores, y también alcaldes de distintos sectores políticos se han manifestado en contra de esta medida.

- Yo creo que eso es porque hay una desconexión de parte del gobierno con la gente, por ende hay sectores que se unen a estas peticiones. Esto tiene que ver con que la gente ya despertó, y por ende, hay un antes y después desde el 18 de octubre respecto de las movilizaciones estudiantiles.

Nosotros sentimos que desde el estallido quedó en evidencia que nuestras demandas eran y son legítimas, y que el gobierno es el que no se encuentra en sintonía con la gente. 

 

Pablo Villa, vocero de la Cones

- El retorno a clases se encuentra en medio del debate político actual, de hecho la CUT llamó a un paro virtual de actividades para este 20 y 21 de agosto en que ustedes, como Cones, adhirieron. ¿Cuáles son sus impresiones sobre este eventual regreso a las clases presenciales?

- Este paro responde a que nosotros siempre nos hemos colegiado con otros actores de la educación. Seguiremos conversando con el Colegio de Profesores, con la Confech, con la Aces y también con la Corpade (Coordinadora de Padres y Apoderados), para tener una visión general y más informada del problema.

Lo que nosotros proponemos y venimos proponiendo desde que se cerraron los establecimientos educacionales en marzo, cuando el ministro Raúl Figueroa propuso que había que volver a clases el 27 de abril, es que se debería cerrar el año escolar. 

Nos parece que obviamente no vamos a volver a clases este año, y si abren los colegios no va a ir nadie. Hay que ser realistas. Ningún padre o madre va a querer mandar a sus hijos en las condiciones en las que nos encontramos o nos encontraremos en un futuro cercano. Además, hay que decir que nadie confía en las cifras que entrega el gobierno ya desde hace tiempo. 

Propusimos el cierre del año escolar, con un proceso especial para los estudiantes de cuarto medio que estamos ad portas de dar una nueva prueba de admisión a la educación superior.

Esto tiene que ser algún tipo de nivelación de conocimientos para que los estudiantes -al menos los de la educación pública- podamos afrontar de manera decente la prueba de transición [prueba de admisión a la educación superior] y así poder entrar a alguna universidad o centro de formación técnica. La idea es que al menos nos dé el puntaje para ingresar.

- Conversando con otros actores del mundo de la educación como Aces, Corpade, Colegio de Profesores, hay bastante concordancia en que hay poca comunicación desde el Mineduc con otros actores. Señalan que hay poca disposición a escuchar.

- Eso es una constante de este gobierno en todo. Mucho más desde el Ministerio de Educación. Piensa en los tres ministros de Educación que han pasado durante este gobierno de Sebastián Piñera: [Gerardo] Varela, [Marcela] Cubillos y ahora [Raúl] Figueroa. Ninguno de los tres se ha sentado a dialogar y a escuchar y acoger propuestas de las distintas organizaciones.

Yo se que Mario Aguilar [presidente del Colegio de Profesores] tiene pase libre para juntarse con el ministro Figueroa, pero otra cosa es que Figueroa lo escuche y tome en cuenta sus propuestas. 

Nuestra impresión es que el ministro ha sido terco, llevado a sus ideas y que no quiere ver lo que realmente piensa la ciudadanía y lo que le pasa a la comunidad estudiantil. Nunca se ha encargado de acoger estas opiniones para ver cuál es la realidad que se vive dentro de la educación chilena.

Él acaba de decir que si abren los colegios para el plebiscito, por qué no los abren para el retorno a clases. Eso te habla de una desconexión total del ministro con la realidad de la comunidad. 

- El escenario más grave en una vuelta a clases implicaría un aumento en el número de contagios y, por cómo se comporta el virus, eventualmente fallecimientos. ¿Cómo ven esa posibilidad?

- Es algo muy grave. ¿Quién respondería si un funcionario, un profesor o un estudiante contrae el virus y muere? ¿El gobierno? ¿El Mineduc? ¿La corporación educacional? O si es un establecimiento privado entonces ¿respondería el sostenedor? Ni siquiera tenemos certeza de eso y Figueroa insiste e insiste en volver a clases. 

"¿Quién respondería si un funcionario, un profesor o un estudiante contrae el virus y muere? ¿El gobierno? ¿El Mineduc? ¿La corporación educacional? O si es un establecimiento privado entonces ¿respondería el sostenedor? Ni siquiera tenemos certeza de eso"

- ¿Cuáles cree que pueden ser los intereses detrás de esa insistencia?

- Yo creo que son netamente intereses económicos. Desde el principio se notó que las prioridades del gobierno estaban ahí. Hay matrículas, mensualidades que cobrar. 

- Sin embargo Figueroa ha puesto mucho énfasis en que el retorno no sería obligatorio y que sería muy gradual. ¿No tiene un punto ahí el ministro de Educación?

- Nosotros sabemos que las clases presenciales no son reemplazables, menos aún con el método que ha adoptado el Ministerio de Educación.

Pero por lo menos en la educación pública nos vamos a ver obligados a ir, por el tema de la comida o por la asistencia, por ejemplo. Podemos repetir si no cumplimos con ciertos requisitos. 

Si abren los colegios estoy obligado a ir a clases, hayan las condiciones que hayan, porque si repito por faltar a clases o por menor rendimiento, el que se va a ver perjudicado seré yo. 

En mi caso, por ejemplo, estoy en cuarto medio, y todos los que estamos en esta situación queremos pasar el año sea como sea porque no queremos quedarnos pegados y así perder un año en la vida. Si el gobierno abre los colegios, los estudiantes van a tener que ir para no perder las clases, entonces, para un estudiante común, definitivamente, no va a ser tan voluntario como dicen. 

- ¿Ustedes se movilizarían si es que hay un llamado a retornar a clases en pandemia?

- Si hay una entrada a clases abrupta, y consideramos que no están bien tomadas las medidas, claro que aunaríamos fuerzas con otras organizaciones de la orgánica estudiantil para eventualmente hacer un llamado a la movilización, Por supuesto que nos coordinaríamos con profesores, asistentes de la educación y estudiantes.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Estos niños/es, piden que no se puede retomar las clases, somo x llevar la contraria al gobierno, Pero si van a exijir que si la gente, profesores, estudiantes/as, vallan a votar, hay si no habrá posibilidad de enfermarse. Pero si ingresan a clases, NO ENTIENDO, SON DEMACIADOS ADOCTRINAMIENTO DE IZQUIERDA. HE DICHO

Con olor a facho este enlace permanente siempre asociando a izquierda el clamor de la gente, que ignorancia mal paria

Gobierno tozudo, llevando siempre la contraria al sentido común de millones de chilenos y chilenas. Yo soy apoderado y comparto totalmente lo que que opinan esos jóvenes...NO NIÑOS, y no estoy adoctrinado. Por ninguna basura partidista. Soy libre de ideologías ultristas. PERO PIENSO Y TENGO OPINIÓN PROPIA. No a la absurda y majadera "vuelta a clases presenciales. Haga algo útil Figueroa...no ha hecho NADA por la educación, ha hecho lo mismo que sus antecesores, Varela y Cubillos ...NADA. También va para los ministros de educación anteriores y de otros gobiernos.

Que están preparando estos adolesentes manejados por adultos corruptos que los utilizan parasus fines. Yo me pregunto una cosa si no quieren regresar al colegio que lo hagan los que quieren seguirsoendo manejados. .ahora mi otra pregunta no se han contagiado ni profesores ni alumnos en estos días donde andan en las filas de los centros comerciales para gastarse los dineros que sacaron de sus. AFP.otra cosa importante se obliga a abrir centros educacionales para ir a votar y ahí no se contagiaron. Quiero reirme yo quiero mi hijo vuelva Porque quiero termine su ciclo cierre una etapa de estudiante. Está en cuarto medio quiero vaya a su colegio aunque sea un mes para que se despida del establecimiento que lo cobijo durante 12 años de su vida. Déjense de payasadas todo mundo anda en las calles metidos en los comercios estudien trabajen déjense de armar paros y llamados a protestar y a los jóvenes no sean títeres en las manos de esta gente que sólo los usa para sus fines de violencia .

esta bien que no se retomen las clases, no hay q darle en el gusto a un gobierno corrupto, me enorgullesco al decir que pese a toda adversidad los niños haran respetar su derecho democratico de votar (con los cuidados sanitarios maximos espero) LO ENTIENDO TODO Y ELLOS TAMBIEN, NO MAS ADOCTRINAMIENTO DE DERECHISTAS INEPTOS, HE DICHO!

Me parece clara y despierta la mirada de los estudiantes. No puedo entender que sigan diciendo que los profesores están descansando en sus casas siendo que gracias a ellos y no al ministerio se comenzaron a dar clases online o enviar actividades por Classroom. Y aún así hay muchos niñ@s que no tienen Internet o un computador para poder conectarse y seguimos buscando los medios para llegar a ellos por whatsapp o guías impresas. Todos sabemos que las clases presenciales son irreemplazables, pero es ser ciego e ignorante en no ver que al abrir las escuelas a clases presenciales en una pandemia va a ser un caldo de cultivo seguro por el confinamiento, por las lógicas que se dan en el recreo, almuerzo y en las salas. Y los que no ven eso de seguro están bien alejados de como funciona la escuela día a día. ¿Quién responde por las posibles muertes?. Creo que los recursos económicos y esfuerzos por volver a las salas de clases debiesen estar en acortar la distancia para las clases online, Internet y algún dispositivo para los que no tienen. Es lo más seguro y más necesario sobre todo para las escuelas con familias más vulnerables. Ojalá las empresas de comunicación se pongan con Internet para los estudiantes de Chile por este tiempo de Pandemia.

Quiero recibir información

Añadir nuevo comentario