Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 21 de septiembre de 2020
Caso del policía 'ex Huracán'

Así operan los infiltrados de Carabineros en manifestaciones

Camila Higuera

persecucion_carabineros.jpg

La abogada Estela Farías en su intervención durante la audiencia de formalización
La abogada Estela Farías en su intervención durante la audiencia de formalización

A partir del caso de tres jóvenes que fueron denunciados tras la labor policial de un ex agente de la Operación Huracán, es posible reconstruir el modus operandis policial con el que se han producido varias detenciones que la Fiscalía busca sean consideradas en flagrancia. 

El pasado viernes INTERFERENCIA dio a conocer la identidad del teniente David Gaete Beltrán del OS9 (Investigación de Organizaciones Criminales) de Carabineros, quien vestido de civil y realizando una marcha preventiva (infiltración) siguió a tres jóvenes supuestamente responsables de confeccionar y lanzar bombas molotov en distintos sectores aledaños a Plaza Dignidad -ex Plaza Italia- para luego detenerlos.

En la audiencia de formalización que se realizó el 15 de noviembre, la abogada querellante del Ministerio del Interior, Estela Farías Godoy, describió detalladamente el seguimiento de este agente -quien fue parte de la Operación Huracán- que se realizó para concretar la identificación y detención de Benjamín Espinoza, Jesús Zenteno Guiñez y Matías Rojas.

“Le voy a ir diciendo paso a paso cómo se fueron acreditando cada uno de los hechos que se fueron formalizando el día de hoy”, dijo Farías. Durante casi 40 minutos, la abogada describió cada una de las acciones que habrían realizado los tres jóvenes entre el 12 y el 14 de noviembre. Al hacerlo, no solamente contribuyó a arrojar evidencia contra los jóvenes, sino que también develó el modo de operar de Carabineros.

Entre las cosas que la profesional mencionó, llama la atención el concepto de marcha preventiva, dando a entender que infiltrarse en las marchas es parte de las labores de Carabineros, para registrar y realizar seguimientos a los miles de manifestantes que desde el 18 de octubre se congregan para manifestarse.

Si bien es conocida la presencia de carabineros infiltrados en las protestas, no mucho se sabe respecto a cómo realizan sus funciones ni qué tipo de información reúnen. Tampoco se conoce cuál es la normativa que regula las marchas preventivas, ni cuáles son los funcionarios que deben realizar estos “turnos”, tal como los denomina el lenguaje policial. 

Lo que sí se sabe es que desde iniciado el estallido hasta fines de noviembre más de 2.500 personas han quedado con la medida cautelar de prisión preventiva, en un contexto en que se han producido más de 35.000 detenciones a la fecha, lo que representa un aumento del 56% respecto de igual periodo del año anterior. Esto según datos de Fiscalía, que van entre el 18 de octubre y el 28 de noviembre de 2019. 

Este fenómeno judicial se puede explicar en parte por los procedimientos que tanto Carabineros como el Ministerio del Interior han utilizado para recopilar antecedentes e información de los distintos hechos que ocurren en las manifestaciones. 

A partir de esta audiencia de formalización de los tres jóvenes antes mencionados, se pudo identificar que los dos funcionarios policiales que prestaron declaración para el caso son miembros del OS9, quienes los siguieron durante horas y realizaron registros audiovisuales.

En su intervención, la abogada Farías expuso lo recopilado por el teniente Gaete, quien entregó una detallada descripción de las vestimentas que utilizaba cada uno de los jóvenes. “Un sujeto encapuchado, que ocultaba su rostro con una polera de color rojo, que tenía un jockey color negro, que estaba encima de su capucha. Polera color negra, manga corta y en su brazo mantenía amarrada una polera celeste con la que tapaba un tatuaje de color negro. En su espalda una mochila tipo bolso morral color negro, con dos tiras blancas. Short negro con tres líneas verticales de color verde luminoso tipo Adidas. Calcetines negros corto y zapatillas negras con rojo”, dice Farías respecto de Espinoza.

Descripciones de este tipo fueron realizadas reiteradamente por parte de la abogada, siempre con el mismo nivel de detalle y respaldando la información en la existencia de grabaciones realizadas por el funcionario en cuestión. Además, Farías afirma que Gaete los siguió por todo el sector, siguiendo incluso a uno de ellos hasta un edificio de entorno Parque de los Reyes, en Quinta Normal.

Entre los delitos que se le imputan a los jóvenes, se encuentra el lanzamiento de bombas molotov al Hotel Principado de Vicuña Mackenna. En la declaración se asegura que a las 19:30 horas del 12 de noviembre dos de los imputados ingresaron ese hotel y que el agente entró con ellos.

“Él [Gaete] ingresa con ellos inclusive y dice que llega a un cuarto o quinto piso con estos dos sujetos. Que estaba muy oscuro. De hecho él señala que no pudo grabar en dicho lugar por lo oscuro que se encontraba, pero que ve cómo estos dos sujetos prenden las bombas molotov, las lanzan hacia una muralla a un sector donde habían ropas de cama, las cuales se prenden y se inicia el fuego en dicho lugar”, dice la abogada respecto de la declaración policial. 

Otro de los Carabineros que prestó declaración en el caso de los jóvenes, es el OS9 Juán Bórquez Calderón, quien también en su turno de marcha preventiva se habría encontrado con los tres imputados y los habría descrito de la misma forma que Gaete.

Además del seguimiento que realizan los efectivos policiales mediante las marchas preventivas, están las imágenes recopiladas por los drones que sobrevuelan la zona de las protestas, cuyas imágenes respaldan las versiones policiales. "Las imágenes del dron son bastante largas, entonces muestra las vueltas que se dieron [los imputados]", reconoce Farías en un momento.

El 14 de noviembre, luego de que los tres jóvenes de este caso fueran vigilados durante tres días, fueron finalmente detenidos luego de que uno de ellos supuestamente lanzara una bomba molotov en contra de Fuerzas Especiales.

“Hay grabaciones de él [uno de los policías], magistrado, y del dron donde se puede observar esto", dijo Farías a la audiencia, para luego indicar que se dio aviso a las radio patrullas para acreditar la flagrancia del hecho, su detención y las de los otros dos manifestantes mientras que se encontraban separándose en dicho momento, a través de distintas calles”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me gusta mucho su trabajo de información e investigación, felicitaciones. Gran valentía en estos momentos. Debemos continuar en esto hasta que se establezca la verdad y haya una justicia real para jóvenes que participan legítimamente en las protestas.Ademas de un proceso de reparación desde el estado opresor que vulnera sus derechos. Lamento no cooperar con dinero, estoy jubilada por AFPs, con 160000, dividendo 145000 y sin trabajo

Y qué pasaría si alguien se "infiltrara" en carabineros para dar información a los manifestantes... Sería considerado como una acción cobarde, como un delito tremendo... por qué no al revés?

Este Gaete, el mismo acusado de torturas el 2017.

es malo seguir a delincuentes?????

Y Gaete, el chancho con mayor credibilidad, el torturador de la operación huracán, el que presento pruebas adulteradas y ahora hace relatos inculpando a los jóvenes y por coincidencia no puede grabar. Típico de ese tal Gaete...

Y Gaete, el chancho con mayor credibilidad, el torturador de la operación huracán, el que presento pruebas adulteradas y ahora hace relatos inculpando a los jóvenes y por coincidencia no puede grabar. Típico de ese tal Gaete...

Excelente trabajo del Ministerio de Interior y Carabineros FELICITACIONES Ahora a esperar una sentencia que no sea menos de 20 años de cana y que se sequen

Añadir nuevo comentario