Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 6 de diciembre de 2019
Vecinos consternados

Audios develan cómo el Serviu de Valparaíso hace lobby por Reinaldo Sánchez por nuevo terminal de buses

Joaquín Riffo Burdiles

INTERFERENCIA accedió a una conversación entre Felipe Díaz -director de Asentamientos Precarios del Serviu regional- y dirigentes del cerro Forestal, en la que se evidencia la complicidad entre la entidad gubernamental y Viña Bus. Esto, para evitar la oposición vecinal a la construcción en terreno fiscal de un terminal de buses y -en contraprestación a cuenta de la empresa- de un retén de Carabineros. 

“¿Quién es el principal dueño de Viña Bus? Sánchez, el que más máquinas tiene. El resto, todos tienen alguna máquina, pero es el mínimo. Sánchez es Sánchez, entonces, retén, retén. Se coloca nomás y listo. Pero independiente de eso, vecina, yo creo que hay que ver el vaso medio lleno…”. 

La frase es parte de una larga conversación filtrada por los vecinos (cuyos audios están disponibles al final de este artículo) entre ellos y Felipe Díaz, el nuevo jefe del Departamento de Asentamientos Precarios del Servicio de Vivienda y Urbanismo de Valparaíso.

El que habla es Díaz, haciendo referencia a la aspiración de Reinaldo Sánchez de acceder a terrenos del Serviu en el cerro Forestal. En ellos, Reinaldo Sánchez -dueño de Viña Bus, la empresa más importante del transporte público urbano y un factótum de la ciudad- pretende instalar un terminal de buses, y -a cambio- construir, de su bolsillo, un retén de Carabineros en parte del paño en cuestión. 

La conversación ocurrió el pasado jueves 25 de julio, en la que participaron dirigentes del comité de viviendas del campamento Parcela 11 junto a organizaciones de la parte alta de Forestal, uno de los cerros más populosos de Viña del Mar, que alberga históricos campamentos que convirtieron a la comuna en la zona con más asentamientos irregulares en el país, con 7.117 hogares en tomas de terreno, según cifras de Techo en 2018. 

En dicha ocasión, el funcionario sostuvo distintos argumentos para convencer a los dirigentes y vecinos sobre los beneficios de un nuevo terminal de buses de la empresa Viña Bus S.A., que implicará la construcción del retén en la parte alta del cerro. De esta manera, según expresa Díaz, se solucionaría -a la vez- un problema de seguridad y transporte que aqueja a la población del lugar.

Varios dirigentes vecinales -por su parte- se muestran escépticos, pues Viña Bus es una controvertida empresa, con un amplio historial de denuncias e infracciones, cuyo actuar ha representado un peligro para la seguridad vial del Gran Valparaíso, tal como lo muestra este artículo de INTERFERENCIA

También son fuertes los cuestionamientos contra Sánchez -quien también fue presidente de la ANFP y Santiago Wanderers- pues según sus detractores ha logrado evitar la licitación del transporte público del Gran Valparaíso, tal como se puede leer en el artículo “Reinaldo Sánchez: el gran beneficiado por la falta de licitación en el transporte público de Valparaíso” de este medio. En el mencionado artículo además se da cuenta de la gran influencia del líder del gremio microbusero en la zona, algo que Díaz viene a refrendar con sus dichos.

En ese sentido, varias son las dudas respecto de qué actitud tomarán los carabineros del retén frente a las eventuales faltas e infracciones de Viña Bus, dado que sería su vecina inmediata y la que financió las instalaciones policiales.

LA BANDERA DE VIÑA BUS

“Ellos [Viña Bus] nos estaban pidiendo 6.000 metros cuadrados para un terminal de buses y el retén de Carabineros, independiente de la forma que éste tenga [...] La idea es que en la entrada va a estar el retén y por el costado y hacía atrás, el terminal de los microbuses”, se escucha en el audio en la parte en que Díaz le describe a los dirigentes la forma en la que la empresa se acercó al Serviu para solicitar este terreno fiscal, que sería entregado en formato de arriendo.

En ese momento, una vecina le comentó de forma irónica que con el retén de Carabineros, la empresa se ahorraría tener que contratar a guardias de seguridad, a lo cual el funcionario le responde que “hay que ver el lado positivo”.

“Nosotros nos juntamos en la Gobernación, donde estuvo presente la gobernadora [María de los Ángeles de la Paz Riveros], nuestro director del Serviu [Tomás Ochoa], Ricardo Hidalgo, de Viña Bus y el mayor de la comisaría de Viña del Mar, para formalizar este tema. Ahí se les explicó y Carabineros ratificó que estaban interesados en instalarse en ese sector. Porque la empresa Viña Bus, que puede ser como una estrategia que ellos utilizan como para hacer más atractivo el producto. En Reñaca Alto hicieron algo similar. Instalaron un terminal y ellos financiaron el retén. Carabineros sólo tiene que implementarlo, con la dotación de gente, pero la construcción y equipamiento va por cuenta de Viña Bus. Por eso para todos nosotros era super bueno. Si eso además le ayuda a la empresa para que tenga más seguridad con sus buses, bueno, es parte de... Pero a nosotros nos garantiza que efectivamente tengamos el retén y Carabineros está efectivamente de acuerdo en poder hacerlo”.  

En algún momento, en los audios se percibe que los vecinos se muestran disconformes con la nota aparecida en el canal regional de TV Quintavisión, donde queda la impresión que ellos están apoyando la construcción del retén y el terminal de buses, en el contexto de una reunión televisada con Ricardo Hidalgo, el director de servicios de la empresa. Según los dirigentes vecinales, la nota televisiva no recogió la parte en que ellos cuestionan a Hidalgo el mal servicio y las irregularidades que comete Viña Bus.

REACCIÓN VECINAL

Consultada sobre la filtración de estos audios, Jenny Carreño, presidenta de Codefo (Consejo Coordinador de Organizaciones Sociales de Forestal), expresó que “nos parece del todo irregular, esta forma de plantearse la autoridad respecto de las necesidades de nuestra población. La verdad es que dista mucho de una política pública seria".

Según Carreño, "al final se terminan transando irregularidades con oferentes, con personas que no demuestran una conducta proba, que son capaces de tomarse un terreno y piensan que pueden saltarse protocolos o pasar por sobre la ley, y tener todo a su disposición. Incluso con la posibilidad de tener un retén al lado de su terminal de buses, cuestión que en Chile muy pocos grupos pueden darse esos lujos. Ellos creen que tienen la institucionalidad en su bolsillo”.

Para la dirigente, “la autoridad hace vista gorda y encima les canaliza la necesidad, para abrir los espacios institucionales para que ellos operen de acuerdo a la ley entregando sus proyectos”. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Los únicos que están preocupados por el retén es esta señora Carreño y los que venden droga ....

Añadir nuevo comentario