Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 19 de febrero de 2020
Cohesión militar

Chavismo se reafirma frente a la amenaza de la Casa Blanca

Andrés Almeida
Nicolás Massai D. (Desde Caracas)

venezuela.jpeg

Interferencia
Interferencia

La posibilidad de una intervención armada estadounidense refuerza las ideas de lealtad, unión y disciplina al interior del oficialismo, lo que hace improbable un quiebre en el corto plazo dentro de las tropas venezolanas.

“Leales, siempre. Traidores, nunca”. Este fue uno de los gritos que llenaron el set del Teatro Teresa Carreño de Caracas, el que este miércoles fue sede del programa Con el Mazo Dando, de Diosdado Cabello, uno de los principales líderes del régimen venezolano, y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, cuyo programa semanal transmite VTV, la principal televisora estatal de Venezuela.

El programa de esta jornada estaba dedicado a la Juventud, en honor al evento histórico protagonizado por jóvenes en la independencia, el Congreso de Angostura, pero los productores decidieron que en esta ocasión el público principal de la transmisión fueran unos 200 cadetes, mujeres y hombres, de distintas ramas de las fuerzas armadas, quienes repletaron las graderías del set y corearon las consignas invocadas por Cabello, un ex militar, compañero de armas de Hugo Chávez.

Es por eso que la consigna que habla de lealtad y traición resuena tanto en el público elegido para este programa, el que se caracteriza por ser una especie de liturgia política dirigida a la vena de la sensibilidad chavista.

cancilleria_venezuela.jpeg

Afiche pegado en una pared de la Cancillería, en el que se califica como traidores a los funcionarios que han reconocido la autoproclamación de Juan Guaidó.
Afiche pegado en una pared de la Cancillería, en el que se califica como traidores a los funcionarios que han reconocido la autoproclamación de Juan Guaidó.

Esto, especialmente porque la principal noticia del día, desde la perspectiva oficialista, es el encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y Colombia, Donald Trump e Iván Duque, respectivamente, en la Casa Blanca. Esto en circunstancias en que Juan Guaidó, el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, signó el 23 de febrero como fecha final para la entrega de ayuda humanitaria estadounidense a través de Colombia, lo que sería posible solo si las fuerzas armadas se fracturaran.

Sin embargo, Cabello se alejó de cualquier sensación de crisis o temor, e ironizó varias veces durante las más de cuatro horas del programa con la posibilidad de una fractura. “Sí. El 23 de febrero. Sí, pero no han dicho todavía de cuál año”, dijo. También hizo mofa de un twitt de Guaidó en el que da la orden a las tropas de recibir la ayuda humanitaria. “Ustedes que están acá saben que así no se da órdenes”, dijo en tono cómplice con la audiencia.

En el entretiempo del programa, al que INTERFERENCIA tuvo acceso, las palabras de Cabello fueron refrendadas, a su vez, en la opinión de distintos altos oficiales que estaban ahí presentes, acompañando a los cadetes. Este medio conversó con dos altos oficiales, con tropa al mando, quienes corroboraron la tesis de la unidad predominante en la amenaza estadounidense, haciendo hincapié en las milicias, compuestas por 1.500.000 miembros. Según ellos, además de los 375 mil miembros de las tropas activos y sus familias, estos milicianos enrolados -que poseen distintas funciones, desde logísticas, profesionales y técnicas- están en el tejido social venezolano y son leales al gobierno de Nicolás Maduro.

Esta situación es denominada por el régimen como la “unión cívico militar”. Básicamente, acorde a lo que definen varios chavistas, esto es una especie de alianza entre los militantes civiles del PSUV, las fuerzas armadas bolivarianas y amplios sectores de la población, principalmente aquellos que se han visto tocados por las políticas sociales, en la cual destacan profusamente la de vivienda, que -según cifras oficiales- ha entregado cerca de tres millones de viviendas desde 2011. 

“Los que se han rebelado, que son pocos, no tienen gente bajo su mando”, se comenta también en los sectores oficialistas. Según estas mismas fuentes, la oposición históricamente ha intentado romper la llamada unión cívico militar, sin éxito, dado que tiene -según ellos- un espesor más allá del clásico clientelismo. “Hay una conciencia política y prácticas participativas en el pueblo. El comandante Chávez sacó las tropas de los cuarteles y las hizo convivir con la sociedad civil”, dice una de estas fuentes.

Si bien la figura de Hugo Chávez es una figura omnipresente en la geografía caraqueña desde tiempos anteriores a la actual crisis, hoy tiene una mayor presencia en los medios de comunicación y en las conversaciones de los chavistas que lo recuerdan. De hecho, en el programa de Cabello se pasaron al menos ocho videos del ex presidente, especialmente aquellos que hablaban de eventuales complots entre Estados Unidos y Colombia para intervenir en Venezuela, en otras circunstancias históricas.

Chávez en estos videos habló de paz. También lo hizo Cabello en su programa. “Todas las guerras son malas pero peores son las civiles”. Pero, no pasó desapercibida una frase intimidante hacia parte de la oposición que dijo Cabello en el mismo momento ante una eventual intervención de Estados Unidos. “Guerra es guerra, y nosotros los vamos a tratar como si estuviéramos en una guerra”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario