Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 30 de octubre de 2020
[Columna académica]

Confinar por confinar: el caso de Viña del Mar y Valparaíso

Aníbal Vivaceta
Sebastián Espinoza
Nicolás Schiappacasse

Pese a que los confinamientos fueron medidas resistidas por el gobierno al principio,  y hoy se emplean discrecionalmente, en esta etapa comienza a sentirse con más fuerza el desgaste. Lo curioso es que parecen haberse implementado por cualquier razón política, menos la de política pública.

Valparaíso y Viña del Mar ya han pasado más de tres meses confinados. Desde el 12 de junio que la autoridad decretó la medida, y su impacto sanitario es -al menos- dudoso. 

Por otro lado, el impacto económico y social de las cuarentenas sí debe ser muy alto, ya que en estas ciudades se concentran buena parte de las antiguas ‘poblaciones callampa’, hoy eufemísticamente llamadas, ‘campamentos’. Después de todo, según el catastro del Ministerio de Vivienda, en Valparaíso hay 65 de los 805 campamentos del país, con 2.632 viviendas y 5.795 personas; en tanto Viña cuenta con 73 campamentos, compuestos por 7.007 hogares, que albergan a 16.791 personas.

Se trata, además, de ciudades de una región que comenzó el confinamiento con una cesantía de 12,4% (marzo a mayo 2020). 

Por ello, resulta necesario evaluar el efecto sanitario que ha tenido el confinamiento y otras medidas de restricción, como el cordón sanitario de Avenida España, de tan mal comienzo, cuando el propio secretario regional de Salud, Francisco Álvarez, fue parte de un significativo brote de Covid-19 entre autoridades y funcionarios, al inaugurarlo.

El siguiente gráfico muestra la evolución de la epidemia en ambas ciudades. Se utiliza la incidencia (casos por población, en este caso, cada 100.000 habitantes) para normalizar las diferencias de población de ambas ciudades.

 

Hemos marcado con un cambio de color el período en que estas ciudades han estado confinadas, a partir de la semana 25 del año 2020 (18 al 24 de junio).

Como se puede observar, Valparaíso ya venía comenzando a bajar su incidencia semanal. Viña del Mar, en tanto, empezaba a bajar esa misma semana. Pero, el efecto no es atribuible a las cuarentenas. Incluso los mayores defensores de los confinamientos hacen ver que se requiere de algunas semanas para evidenciar que estén en funcionamiento. 

El caso de Valparaíso es dramático, pues parece que la cuarentena resultó contraproducente: La incidencia baja rápidamente hasta el momento en que típicamente se debiera empezar a notar el efecto positivo del confinamiento. Todo lo contrario, en ese momento, se frena la baja y la curva adopta una larga meseta, incluso con algunos picos. 
Viña del Mar continúa bajando por unas semanas cuando ya debiera comenzar a hacer efecto el confinamiento. Sin embargo, posteriormente, sube a niveles semejantes a Valparaíso. 

A la luz de estos datos del mismo Ministerio de Salud (Minsal), resulta evidente que el prolongado confinamiento no puede asociarse a una garantía de disminución de la velocidad de transmisión.

¿Y Santiago?

Dado que hablamos de confinamiento, es interesante también mirar la experiencia de Santiago, pues esta comuna estuvo confinada por un récord de 20 semanas (143 días en total). 

El siguiente gráfico nos muestra su comportamiento antes, durante y después del confinamiento.

 

Esta comuna inició y terminó su confinamiento con incidencias semanales de 29 por 100.000 habitantes. Sin embargo, en esas 20 semanas experimentó un brote de grandes proporciones, llegando a una incidencia semanal de 370 casos por cada 100.000 habitantes; más del doble que la peor semana de Valparaíso (173 por cada 100.000 habitantes). 
Actualmente, Santiago registra una incidencia acumulada para el período de marzo hasta ahora de 3.181 por 100.000 habitantes (Valparaíso = 2.182, Viña del Mar = 1.814). La gran mayoría de esos casos se produjeron durante ese larguísimo confinamiento. 

De hecho, la curva tiene una aceleración importante dos semanas después del confinamiento; momento en que se supone que recién podríamos ver sus efectos benéficos.

Se puede contraargumentar que, si no se hubieran tomado esas medidas, la situación de Santiago podría haber sido aún peor.

Para ello, es interesante superponer ambos gráficos.

 

Lo que se observa en Santiago es que a pesar de partir el confinamiento con una incidencia mucho menor (29 versus 160 en Valparaíso y 128 en Viña del Mar), la comuna capitalina experimenta un peak muy superior a ambas comunas costeras. Esto, siete semanas después de iniciado el confinamiento, por lo que podemos suponer que este no tuvo ningún efecto benéfico claro. 

A la luz de estos datos, cuesta defender que los confinamientos hayan podido tener alguna utilidad, si Valparaíso y Viña del Mar, que comenzaron con incidencias más altas, no hicieron los peaks que podrían esperarse al ver Santiago. Por el contrario, las incidencias en esas ciudades comenzaron a bajar espontáneamente o sin una razón aparente.
Estos datos simples, obtenidos de la página web del Minsal, muestran que, en estas comunas tan relevantes y pobladas, no hay ningún dato que justifique haber aplicado los largos y gravosos confinamientos utilizados.
El experimento colectivo chileno de centrarse en la restricción masiva de movimientos y libertades ha enseñado mucho al mundo. Por desgracia, a nuestra costa.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me parece muy malo el artciculo, carece de sentido comun y de datos objetivos. Es facil criticar por criticar, y como lo ubiera hecho usted? Ubiese sido lo mejor? El gobierbo creo que lo ha hecho bien dentro de todo lo complicado que eso significa, porque depende de muchos mas factores y no solo el confinamiento. Si todos tomaramos las medidas sanitarias correspondientes podriamos vivir una vida normal con bajos casos de covid . Pero apelar a la buena voluntad de la gente no es facil . Y tampoco sabriamos que ubiese pasado si se ubiera desconfinado antes. Como saberlo??? Esto no es 1+1=2 . Por eso no estoy de acuerdo con este articulo.

TODA LA RAZON, NO PUEDO ESTAR MAS DE ACUERDO. LAS RAZONES DEL CONFINAMIENTO NO OBEDECEN A CUSTIONES SANITARIAS, CASI BURLESCAMENTE SE ACORDARAN DE NUESTRAS CIUDADES CUANDO LA PLAGA De Santiago QUIERA VENIR A CONTAMINAR NUESTRAS PLAYAS. LAMENTABLEMENTE, EN NUESTRAS COMUNAS TENEMOS 2 ALCALDES QUE ESTAN PREOCUPADOS DE CUALQUIER COSA MENOS DE SUS COMUNAS Y DEL DAÑO ECONOMICO IRREVERSIBLE, PERO NO PELEAN, NO DAN LA CARA Y MENOS SE LAS JUEGAN COMO OTROS ALCALDES QUE MEDIATICAMENTE HAN EXIGIDO AL MENOS LOS DATOS Y JUSTIFICACIONES. ME REFIERO A LA FLORIDA, RENCA, SANTIAGO, RECOLETA, LAS CONDES, PROVIDENCIA, PUENTE ALTO Y LA PINTANA. OJALA QUE ESTO SE LEA Y PONGAMOS MAS ATENCION EN NUESTRAS PROXIMAS ELECCIONES COMUNALES PORQUE DEFINITIVAMENTE NECESITAMOS ALCALDES JUGADOS Y COMPROMETIDOS CON SUS COMUNIDADES Y NO DIRIGENTES POLITICOS QUE ESTEN PREOCUPADOS SOLO DEL PLEBISCITO (ES MUY IMPORTANTE Y HAY PERSONAS A CARGO Y PROCUPADAS) O DEL FESTIVAL DE LA CANCIÓN, NADA MENOS IMPORTANTE POR ESTOS TIEMPOS. ALCALDES SHARP Y REGINATTO PA LA CASA, Y MINISTRO, AL MENOS UNA EXPLICACION DEL POR QUE Y CON DATOS, A MENOS QUE EL OBJETIVO SEA TENER LA CUARENTENA MAS LARGA DEL MUNDO....

Estimados deberían contrastar esa lectura de los números con lo qué pasa en la realidad. En viña y Valparaíso pese a estar formalmente en cuarentena esta en la Práctica no está operando desde un tiempo a esta parte, en los hechos todos salen y eso puede estar explicando esas mesetas. Por lo demás se deben considerar los sucesivos viajes de gente de Santiago a Valparaíso lo que pudo haber impactado en el alza de casos.

Las cuarentenas han sido un artificio de las autoridades para mantener comodidad de sus cargos Todos deben ser removidos

BASTA DE CUARENTENA, ES INJUSTA LA DECISION CON VIÑA DEL MAR. ESTAMOS CADA VEZ PROR, MAS CESANTIA Y DELINCUENCIA!!

Interesante análisis, pero se queda ahí, en la crítica ¿Extraño la propuesta? No veo una mirada relacionada con la conducta de quienes vivimos en la zona afectada. Ese es el factor que gatilla el comportamiento de los contagios. Pararse en la vereda de enfrente para erigirse en juez, suele ser una postura fácil. Agradezco la propuesta, que contribuye a la reflexión, pero sigo extrañando la mirada optimista. Saludos

Si así podemos bajar en cifras de contagiados que sigamos en cuarentena, tenemos un hospital especializado en enfermedades pulmoranes, ud por qué cree que es??? Por qué el ciudadano aunque este enfermo tiene que trabajar igual y expo er sus refritos al frío y humedad de las madrugada, además es una ciudad cuya población es gran parte ciudadanos mayores de 50, entonces que quieres expo er los para matarlos y así ciclar la población.....

Felicitaciones !!! Se comienzan a escuchar voces diferentes sobre el tema... Ojalá sigan más notas para romper el cerco de la uniformidad. Sin caer en complotismos ni negacionismos, espero puedan aparecer más análisis sobre otros aspectos relacionados a la aparición del Covid-19. Sobre los PCR, vacunas, cifras y estadísticas... sería muy interesante...

Recuerdo que la cuarentena de Viña y Valpo fue solicitada por ustedes mismos en varios artículos además de sus autoridades así que no vengan ahora con críticas mal intencionadad

Demasiados expertos, sólo se que nada se, y la cuarentena a los sanos, un insulto al sentido común.

El problema mayor es el ausente control en el metro que une Valparaíso con Limache, los habitantes de Viña del Mar y Valparaíso se mueven libremente por el metro para ir a comprar desde Quilpué hasta Limache, y de vuelta de sus compras nos traen de regalo más bichos.

apenas el confinamiento se acabe .. juro que saldre a las calles a cobrar todo lo que el gobierno nos ha echo !!! lo juro por mi viejita !!!

Lamentablemente aquí todo somos culpables tanto la autoridad como los residentes, sí pusieran mano duro en las calles, mercado, etc. La gente no saldría como hormigas locas y desesperadas con sus hijos o ancianos que ya no pueden caminar, ahora las autoridades policiales brillan con sus ausencia. Jamás saldremos de esto, si no somos conscientes del daño que hacemos y que nos hacemos. De nada sirve que la av España (caleta portales) hagan control sanitario, si cuando viajas por el metro no hacen lo mismo.

En conferencia de prensa del 03.10.2020 el Sr. Ministro de Salud no dio razón suficiente, ni menos comprensible, del porqué de la extensa y asfixiante cuarentena que Viña del Mar y Valparaíso sufren hace meses. Ante la legítima inquietud periodística y de la población dijo generalidades sin precisión ni dio el fundamento serio que se espera a estas alturas, las que tampoco se avizoran en minsal.cl De acuerdo a los artículos 5.2 y 19 de la Constitución, en consonancia con las Resoluciones 1-2020 de la Comisión InterAmericana de DDHH (Recomendaciones 34 y ss ) y los criterios 2 al 4 de la Resolución 1-2020 de la Corte InterAmericana de DDHH, la cuarentena así mantenida hoy viola los derechos fundamentales de miles de personas, porque ha superado los límites de temporalidad, excepcionalidad, justificación técnica y beneficio colectivo. Su aporte a la contención de la expansión de posibles contagios es nula, como han dicho el Colegio Médico y los estudios comparados. Por ende, es una política pública ilegal e irrazonable, que más bien es una medida irrita de control social, que favorece la migración a la costa en días previos a los simbólicos cordones sanitarios tardíos que se anunciaron. Sr. Ministro, termine con esta medida, opte por otras alternativas más eficientes y evite la declaración de la responsabilidad internacional del Estado de Chile por los muchos efectos perjudiciales que esta restricción injustificable de los derechos fundamentales está provocando. Atentos Saludos

Es claro que el gobierno centralista no quiere desconfinar Valpo y Viña por razones políticas, los hospitales no colapsaron, ya el peak pasó, no hay incremento de muertes y los casos son mas bajo que antes de la cuarentena y con la positividad baja. Quieren destruir estas ciudades y con alcaldes ineptos como Sharp y Regginato. Al fina esta cuarentena ha beneficiado a los grandes supermercados y ambulantes que hacen lo que quiere y no fiscalizan. Al Pyme de verdad lo tiene en la cornisa por esa medida dictatorial.

Para la gente que esta de acuerdo con las ciarentenas...¿Y LA CESANTÍA? Y EL HAMBRE? LAS OLLAS COMUNES? LOS NEGOCIOS QUEBRADOS? SIMPLE...ENTREGUEN EL CHEQUESITO QUE RECIBEN A FIN DE MES A LA GENTE POBRE, LUEGO VAYAN A COMER A UNA OLLA COMÚN CON SUS FAMILIAS A VER SI LES GUSTA!!! ES MUUUUY FÁCIL CONFINAR A LA GENTE, A CAUSA DE LA PANDEMIA MÁS INOFENSIVA DE LA HISTORIA, DESDE LA COMODIDAD DE SUS CASAS. SÓLO DEBE SER CONFINADA LA POBLACIÓN DE RIESGO (mayores de 60.con enfermedad de base, y enfermos crónicos), Y LA POBLACIÓN JOVEN Y SANA..A TRABAJAR Y ESTUDIAR!!!!

Restingir movimiento de los sanos, un insulto al sentido común.

No funcionan, porque quienes trabajan en esas comunas no son sólo de esas comunas, vienen desde el interior también, No bajo la movilidad significativamente

Muy bueno el artículo. Ya es necesario evaluar los efectos que ha tenido la cuarentena y si ha cumplido con los objetivos. Reeplantearse nuevas medidas debería ser la solución cuando la cuarenta no ha logrado su objetivo dejando una inactividad económica, que a la fecha, se vuelve muy peligrosa.

Evidentemente, si el confinamiento es antiepidemiológico, es un mero experimento de control social. Confinar a gente sana es una idea del desquiciado Ferguson, del Imperial College y antes del niño asesino Bush, después del 11 Sept atentado., Sobretodo en Chile es un genocidio dado la estrechéz habitacional de los más pobres que son justamente los que tienen más mala salud para enfrentar el supuesto nuevo virus. Lo cierto es que ésta Plandemia buscó con el confinamiento precísamente provocar contagio y mortalidad para justificar toda esta puesta en escena, donde unos psicópatas expertos pugnaron por confinar a toda costa siendo los tontitos útiles de quienes quieren lucrar con vacunas remedios préstamos y todos los negociados del MODO PLANDEMIA, desde la venta de PCR a sanitizaciones payasescas y tantos otros negociados de los alcaldes mientras destruyen el trabajo de la gente y afectan mediante una dictadura sanitaria nuestros derechos individuales libertad ambulatoria esencial, siendo el confinamiento un arresto domiciliario. Por eso cuando encontremos a estos expertos y a los periodistas terroristas de la tele deberíamos darles una gran paliza a la espera de algún día quitarles lo que han profitado de toda esta chimuchina que ha llevado a la muerte por efecto nocevo a los más débiles y vulnerables que no han contado con la protección de una inmunidad colectiva que debilitara cuanto más el virus, impidiéndola para continuar este show otro tiempo más y la farmafia y sus lacayos tenga compradas sus vacunas y los bancos sus préstamos. No cabe duda que el confinamiento más encima eterno esconde muchas cosas como las señaladas, pero sobretodo es un primer paso para que la dictadura sanitaria, esa misma de las farmacias coludidas que se toman las ciudades nos venga con otras puestas en escena venideras contando con la propaganda terrorista de los periodistas de la tele.

Gracias por el artículo. Mientras estoy de acuerdo con lo que plantea Ud en términos de fondo - que la cuarentena en la V región ya no funciona como debería, no estoy de acuerdo con la manera en que se plantea el argumento por las razones a continuación. Primero, el testeo en la V región ha aumentado entre 3 y 4 veces entre Junio y la fecha de hoy, lo que obviamente va a producir un aumento en el número de casos en el conteo oficial. Este asunto no está tocado en el argumento, y para mi es clave pues que la famosa "meseta" podría en efecto ser un artefacto del aumento de testeo, con la curva real mostrando un pendiente suave negativa. Incluso en las últimas 3 semanas hemos visto una reducción en el número de casos en la región, mientras la cantidad de exámenes ha estado más o menos constante. Si es así, podría ser que la cuarentenas si están funcionando, pero simplemente no con la rapidez que nos gustaría. También podría ser que el número oficial de casos sea muy por debajo del número real, y estamos viendo el inicio de un efecto de inmunidad colectiva. La otra cosa que me llamó la atención fue la comparasión con la comuna de Santiago, y no con otra ciudad con caracteristicas más parecidas a la región como La Serena/Coquimbo, o la Gran Concepción (o si bien otra ciudad internacional de tamaño mediana). La comuna de Santiago en cambio es un nodo no solamente para la RM, sino para todo Chile, lo que hace que para reducir la movilidad para alcanzar niveles de R<1,0 requerería niveles bastantes mayores de restricciones comparado con una ciudad más pequeña como Valparaíso o Viña del Mar. Además si la comuna de Santiago tiene una estructura demográfica bien distinta comparado con Valparaíso/Viña del mar, podría significar que la cantidad de casos asintomáticos sean distinta comparado con acá. Estoy de la opinión que el asunto merece un análisis más rigoroso, mirando no solamente Valparaíso y Viña del Mar, sino la totalidad de datos que se ha producido hasta la fecha en Chile. A pesar de los problemas iniciales con Mañalich, estoy de la opinión que los datos que existen en Chile hasta la fecha son bastante buenos, y podrián ser usado para estudiar el efecto real de distintas intervenciones bajo distintas condiciones urbanas y socio-económicas.

Gracias por el artículo. Mientras estoy de acuerdo con lo que plantea Ud en términos de fondo - que la cuarentena en la V región ya no funciona como debería, no estoy de acuerdo con la manera en que se plantea el argumento por las razones a continuación. Primero, el testeo en la V región ha aumentado entre 3 y 4 veces entre Junio y la fecha de hoy, lo que obviamente va a producir un aumento en el número de casos en el conteo oficial. Este asunto no está tocado en el argumento, y para mi es clave pues que la famosa "meseta" podría en efecto ser un artefacto del aumento de testeo, con la curva real mostrando un pendiente suave negativa. Incluso en las últimas 3 semanas hemos visto una reducción en el número de casos en la región, mientras la cantidad de exámenes ha estado más o menos constante. Si es así, podría ser que la cuarentenas si están funcionando, pero simplemente no con la rapidez que nos gustaría. También podría ser que el número oficial de casos sea muy por debajo del número real, y estamos viendo el inicio de un efecto de inmunidad colectiva. La otra cosa que me llamó la atención fue la comparasión con la comuna de Santiago, y no con otra ciudad con caracteristicas más parecidas a la región como La Serena/Coquimbo, o la Gran Concepción (o si bien otra ciudad internacional de tamaño mediana). La comuna de Santiago en cambio es un nodo no solamente para la RM, sino para todo Chile, lo que hace que para reducir la movilidad para alcanzar niveles de R<1,0 requerería niveles bastantes mayores de restricciones comparado con una ciudad más pequeña como Valparaíso o Viña del Mar. Además si la comuna de Santiago tiene una estructura demográfica bien distinta comparado con Valparaíso/Viña del mar, podría significar que la cantidad de casos asintomáticos sean distinta comparado con acá. Estoy de la opinión que el asunto merece un análisis más rigoroso, mirando no solamente Valparaíso y Viña del Mar, sino la totalidad de datos que se ha producido hasta la fecha en Chile. A pesar de los problemas iniciales con Mañalich, estoy de la opinión que los datos que existen en Chile hasta la fecha son bastante buenos, y podrián ser usado para estudiar el efecto real de distintas intervenciones bajo distintas condiciones urbanas y socio-económicas.

Añadir nuevo comentario