Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 28 de mayo de 2020
En caso de ganar la opción Apruebo

Congreso aprueba paridad de género, convirtiendo a Chile en el primer país en contar con una asamblea constituyente paritaria

Lissette Fossa

daniel_mujeres.jpeg

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

Si en un distrito los votos favorecen a dos hombres, uno de estos quedará fuera para que la mujer más votada integre el cupo. Esto con tal de asegurar una participación igualitaria de mujeres y hombres en una posible convención constituyente.

La paridad de género fue el tema de este miércoles 4 de marzo en el Congreso. Los parlamentarios buscaron una fecha estratégica, cerca del 8 de marzo, para discutir el proyecto de ley de paridad de género en la posible elección de convención constituyente que se definirá en el plebiscito del 26 de abril, el cual podría abrir el cambio Constitución.

El pasado 22 de enero el Senado rechazó el proyecto de ley original y éste había sido derivado a discutirse en una comisión mixta. La opinión pública tomó esto como un rechazo a la participación de las mujeres en el proceso. Un auto-boicot a la imagen de una institución, que según la última CEP, tiene una aprobación de un 3% de la población. 

En comisión mixta, el martes recién pasado se aprobó la propuesta de los parlamentarios de la oposición, la cual establece que en cada distrito deben resultar electos un hombre y una mujer, lo que en estos procesos se llama “paridad de entrada” y de integración en caso de que no se logre tras la votación. Es decir, en casos en que dos candidatos hombres ganen en un distrito, se optará por una mujer de la misma lista que le siga en cantidad de votos. 

Tras debatir por unas horas, a las 13:30 hrs la Cámara de Diputados aprobó la propuesta de proyecto de ley que había visto la luz en la comisión mixta, con 98 votos a favor, 3 en contra- de Rolando Rentería (UDI), Gustavo Sanhueza (UDI) e Ignacio Urrutia (Partido Republicano)-, y 52 abstenciones. 

Durante la tarde, el debate se trasladó al Senado, donde se discutió el proyecto que ya había sido aprobado en la Cámara. Finalmente, alrededor de las siete de la tarde, el proyecto fue aprobado con 27 votos, 7 de rechazo y 4 abstenciones. Varios senadores recordaron que fue la presión de las organizaciones feministas y del movimiento social la que llevó el tema al ámbito legislativo.  Algunos parlamentarios de la oposición advirtieron sus dudas sobre el funcionamiento en la práctica del proyecto, pero en general se alinearon en favor de la iniciativa. Tras la votación, mujeres que se encontraban en el público celebraron con gritos y cantos.

“Es un super buen proyecto el que se aprobó, lo que se hizo en la comisión mixta es modificar la asignación paritaria que ya se había rechazado antes en el Senado. Se va a aplicar el sistema electoral y si el distrito, por sí solo, después de aplicación de la cifra repartidora (D’Hunt) da un resultado paritario, no se va a hacer nada, independiente si es que dentro de la lista de cada partido la asignación de escaños fue paritaria. El objetivo se cumple, ya que los distritos tendrán resultados paritarios y si los resultados son impares, habrá equilibrio de género”, explica Carolina Garrido, Cientista Política y Máster en Métodos Cuantitativos, además de integrante de la Red de Politólogas de Chile. 

Garrido explica que el proyecto no beneficia especialmente a ninguna lista, ni a la de los partidos ni a los independientes que quieran postular a la convención constituyente, pero que es importante que “no perjudica a los independientes, ya que en las otras propuestas anteriores perjudicaban a los independientes”. 

“Tanto las candidaturas de partidos y de independientes van a tener las mismas reglas por igual con respecto a la paridad, en el sentido de ser encabezados por mujeres, listas paritarias y la aplicación de la paridad en los resultados”, dijo la politóloga.

La alegría se veía en variados rostros de la oposición, que sentían como un triunfo la aprobación de este proyecto. Incluso entre las personas presentes como público en el Senado, se encontraba la ex candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez. Por una parte, la aprobación de este proyecto de paridad es leído por la oposición como un triunfo político por sobre la propuesta de la derecha. 

Un avance que estuvo marcado por la participación de académicas, la Red de Politólogas y el apoyo de organizaciones feministas, que celebraron lo que consideran un avance en las demandas de igualdad de género.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario