Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 1 de Diciembre de 2021
Convención Constituyente

Convencionales feministas presentan norma constitucional contra la violencia hacia las mujeres y disidencias

Camila Higuera

La medida es presentada en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, que además coincidió con los denigrantes dichos del diputado electo Johannes Kaiser donde incluso realizó una apología a la violación.

Hoy un grupo transversal de convencionales feministas de Movimiento Sociales Constituyentes (MSC), Chile Digno, Independientes No Neutrales (INN), Pueblo Constituyente, escaños reservados y Colectivo Socialista, presentaron la segunda propuesta de norma constitucional, que aborda el “derecho de las mujeres, niñas, diversidades y disidencias sexogenéricas a una vida libre de violencia de género en el ámbito público y privado”. 

Según indica el Reglamento General, las propuestas de norma constitucional ingresadas por convencionales deben tener entre 8 y 16 patrocinios. Es por esto que el documento fue presentado con las 16 firmas de Bárbara Sepúlveda (PC), Carolina Videla (PC), Ingrid Villena (Pueblo Constituyente), Francisca Arauna (Pueblo Constituyente), Isabel Godoy (Pueblo Colla), Malucha Pinto (PS), Ramona Reyes (PS), Damaris Abarca (ind. FA), Constanza Schonhaut (CS), Alondra Carrillo (MSC), Janis Meneses (MSC), Alejandra Perez (ind), Tania Madriaga (ind), Bessy Gallardo (Colectivo del Apruebo), Patricia Politzer (INN) y Tammy Pustilnick (INN).

La iniciativa que se viene trabajando desde hace un mes aproximadamente, fue presentada a la mesa directiva de la Convención esta jornada, mismo día en que se conmemora el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres. La propuesta busca que esta funcione como una medida de reparación histórica a las diversas formas de opresión que han sufrido las niñas, mujeres y disidencias.

En ese sentido, la propuesta plantea que es necesario garantizar que ante situaciones en las cuales mujeres o discidencias sexogenéricas sufran alguna vulneración en base a eso, las instituciones de justicia deben trabajar con un enfoque de género, actuando de manera eficaz y oportuna para evitar la revictimización.

El documento fue articulado inicialmente por la convencional Bárbara Sepúlveda, quien junto a su equipo elaboraron un documento base sobre el cual trabajaron las convencionales de los otros bloques. Además, complementaron la propuesta con las indicaciones y recomendaciones de diversas organizaciones feministas distritales y nacionales como Abofem, la Coordinadora Feminista 8M, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, Corporación Humanas y la Articulación Territorial Elena Caffarena. 

La propuesta busca que esta funcione como una medida de reparación histórica a las diversas formas de opresión que han sufrido las niñas, mujeres y disidencias.

De esta forma, la propuesta contiene un preámbulo –según exige el Reglamento– en el cual se indica que la violencia hacia las mujeres se basa en un conjunto de prácticas naturalizadas “que produce y reproduce la agresión y el control sobre los cuerpos y las vidas de las niñas, mujeres, diversidades y disidencias sexuales como formas de poder y dominación”. 

Además, el escrito puntualiza que según las estadísticas de la Fiscalía, cerca de 100 mil mujeres presentan denuncias por violencia al año, mientras que en contextos familiares y públicos se denuncian unos 9 mil abusos sexuales y 3.500 violaciones. También indica que según la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, se registran entre 40 y 70 femicidios al año.

En consecuencia, el preámbulo de la propuesta de norma menciona que al establecer el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia de género como una garantía constitucional, le otorga la responsabilidad intrínseca al Estado como agente y reproductor de la violencia estructural que se manifiesta en sus diversas instituciones. 

Por consiguiente, la propuesta de norma constitucional dice que “el Estado deberá actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar, sancionar, reparar y erradicar todo tipo de violencia de género, sin discriminación, sea cometida por particulares, el Estado, sus agentes o integrantes”.

El documento final además fue difundido entre las organizaciones feministas distritales y nacionales para que se sumaran a la propuesta. En ese sentido, ayer miércoles al mediodía ya se habían registrado más de 120 adherencias de los espacios feministas.

Esta iniciativa se presenta además en una tensa semana para las mujeres feministas y disidencias sexuales producto del panorama electoral que dejó al ultraderechista José Antonio Kast (JAK) como primera mayoría en la primera vuelta a pesar de contener un discurso y un programa de gobierno altamente misógino. A esto se le suman sus 14 compañeros de militancia del Partido Republicano que fueron electos como diputados y que debutarán en el Congreso en marzo de 2022.  

“La derecha conservadora no va a legislar a nuestro favor, sino que va a quitarnos nuestros derechos y restringir nuestras libertades. Por esto, la Constitución es la única oportunidad que tenemos para reivindicarnos como mujeres en esta lucha de clases y de género”, puntualizó la convencional Villena. 

En este contexto, donde la semana estuvo marcada por la arma encendida ante un eventual triunfo del candidato de ultraderecha y los dichos denigrantes emitidos por el electo como diputado Johanes Kayser, en los cuales cuestiona el derecho a voto de las mujeres y realiza una apología a la violación, la presentación de esta propuesta de norma adquiere aún más relevencia, al tratarse de un trabajo colaborativo y tranversal entre convencionales y organizaciones feministas territoriales. 

“Para nosotras como convencionales feministas es demasiado importante lograr la transversalidad de las opiniones y de fortalecer los diversos tipos de feminismo dentro de la Convención para trabajar de manera conjunta en la primera iniciativa de este tipo”, manifestó la convencional Ingrid Villena a este medio. “Esto es un hecho histórico y es parte de una deuda que se ha mantenido por muchos años respecto a la reparación de la violencia contra la mujer”, agregó.

Además, planteó que ante el actual panorama político en el Parlamento y la posibilidad de un gobierno fascista es necesario garantizar los derechos de las mujeres en la nueva Constitución. “La derecha conservadora no va a legislar a nuestro favor, sino que va a quitarnos nuestros derechos y restringir nuestras libertades. Por esto, la Constitución es la única oportunidad que tenemos para reivindicarnos como mujeres en esta lucha de clases y de género”, puntualizó la convencional Villena. 

La propuesta de norma será lanzada hoy jueves en el Palacio del Deporte de la Ciudad de Talcahuano por 8 de las convencionales patrocinantes, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas Biobío y a Abofem Biobío. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario