Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Candidato presidencial

Cristian Cuevas: "La élite política no está solo en la derecha, también fue parte del salvataje a Piñera"

Lissette Fossa

Cuevas lanzó su campaña este miércoles en Quintero. El líder sindical afirma, en exclusiva para INTERFERENCIA, que no puede hacerse cargo de las descoordinaciones y disputas al interior de la Lista del Pueblo, que en la súltimas horas ha ratificado y desconocido su candidatura. Sin embargo, apuesta por una campaña que sea también una "disputa cultural" frente a las élites, que dice, están en la política y en la candidatura de Gabriel Boric.

Desde Quintero, Región de Valparaíso, durante esta mañana el candidato de la Lista del Pueblo, Cristián Cuevas Zambrano, lanzó su campaña acompañado por dirigentes sociales y ambientales de la zona. Para él, era importante dar la señal de que "Chile cambió" y para eso buscó lanzar su candidatura en un sector víctima por problemas ambientales y fuera de la capital.

Sin duda no fue una semana para tranquila para Cuevas. Como cuenta en exclusiva para INTERFERENCIA, su acercamiento a la Lista del Pueblo empezó hace diez días y tras tres votaciones donde la Lista del Pueblo ratificó su candidatura, aún así el día lunes, uno de sus voceros anunció que la candidatura de Cristian Cuevas no sería la candidatura presidencial oficial de la organización y que someterían a los candidatos a una consula ciudadana. "He asumido este desafío porque La Lista del Pueblo me invitó”, afirmó esta mañana en una rueda de prensa, y reiteró que las disputas internas de la Lista del Pueblo tendrán que explicarlas sus representantes y voceros, desmarcándose del impasse del lunes.

En la misma rueda de prensa, se refirió también a la candidatura del contendor más cercano, en términos políticos: Gabriel Boric. Cristián Cuevas es parte del grupo de militantes que se retiró del partido de Boric, Convergencia Social, tras la firma del acuerdo político del 15 de noviembre de 2019, en medio del estallido social. Desde ese día, ha sido crítico de Boric y del Frente Amplio, a los que considera como parte de la elite política. Fue así como apoyó en primarias la candidatura de Daniel Jadue (PC), desde Victoria Popular, movimiento político donde milita.

"Cuando se me llamó, quedé impactado, porque entenderás que no estaba en mi agenda asumir este desafío, yo estaba vinculado al Frente Unitario de Trabajadores, tenía otro tipo de acciones políticas".

Ahora, encabezando su propia candidatura, y en medio de una agenda llena de entrevistas, mantiene sus crítica a la candidatura de Boric, donde dice que no ve "a las franjas del pueblo que en sus cuerpos viven la explotacion y el abuso" y afirma que los movimientos sociales están preparados y maduros para gobernar el país.

"No tenemos que tener miedo en el país a las expresiones que se articulan socialmente, a los nuevos liderazgos, para mí esto es como un bálsamo", opina.

- ¿Cómo fue su acercamiento con la Lista del Pueblo?

- Mi vínculo con la lista del pueblo recién se realizó hace unos 10 días atrás. Fue a través de un llamado que se me hizo el domingo en la noche, por parte del coordinador político, que son ocho dirigentes de la Lista del Pueblo que me invitaban a ser parte de una terna para dirimir un candidato o candidata presidencial. Cuando se me llamó, quedé impactado, porque entenderás que no estaba en mi agenda asumir este desafío, yo estaba vinculado al Frente Unitario de Trabajadores, tenía otro tipo de acciones políticas, campañas, y me llamaba la atención que la Lista del Pueblo me llamara, y esa misma noche entré a una reunión con la coordinación política de la Lista del Pueblo, que eran 8 compañeros y compañeras. Ahí ellos querían saber mi historial, mi experiencia política, social, sindical. Les hice todo el relato de mi trayectoria militante, política y social, y después de ese intercambio me hicieron preguntas y quedaron impresionados, contentos con el intercambio, y yo quedé bastante emocionado, primero porque te convoca un sector del cual no eres parte, y te hagan ese reconocimiento, sin duda es una cuestión de mucho orgullo para mí.

"Desde ese día no he descansado casi nada, porque la verdad es que para mí la política y la responsabilidad de este camino significa también construir confianzas con un pueblo que está profundamente desconfiado de la política".

Esa reunión terminó cerca de las 1 de la mañana. Y ahí agradecí la invitación, pero yo también tenía que intercambiar esa información con mi entorno, donde soy parte, como fundación Emerge, como vocero del Frente Unitario de Trabajadores, y a la vez en el movimiento Victoria Popular. Dicho eso, les dije que me dieran un tiempo para pensar, hacer un intercambio, que hice el lunes de esa semana, posteriormente tuve distintas consultas sobre esta invitación y al final accedí a llevar mi nombre en la institucionalidad que la propia  Lista del Pueblo dijera. Y ahí mi nombre fue, con el de otra compañera, Soledad Mella, dirigenta social de Peñalolén, en una asamblea del martes, mi nombre ganó en ese debate interno, de representantes distritales.

Se me informa que yo gané y la verdad es que desde ese día no he descansado casi nada, porque la verdad es que para mí la política y la responsabilidad de este camino significa también construir confianzas con un pueblo que está profundamente desconfiado de la política. Entonces yo no me miro solamente a mí, miro el entorno, los años de lucha y sobre todo conectar muy bien con las nuevas generaciones que representan la  Lista del Pueblo.

- ¿Y qué ocurrió después? Respecto a esos comunicados diferentes de la Lista del Pueblo.

- Después al parecer hubo una diferencia, se convoca una segunda votación donde nuevamente se ratifica mi nombre como candidato de la  Lista del Pueblo. Y ahí se comenzó a filtrar un acta de una asamblea, yo guardé silencio, y el día viernes se convoca a una tercera asamblea, porque querían cambiar y modificar los mecanismos que ellos mismos se habían dado y en esa asamblea, por unanimidad de los autoconvocados, se me ratifica como el candidato presidencial y se acuerda redactar un comunicado de respaldo a mi candidatura que salió el día lunes. 

Me reuní con Lista del Pueblo el viernes y el domingo en la mañana, para coordinar el relato de salida pública y el domingo trabajamos el relato. Acordamos que la campaña se lanzaría el lunes en la mañana, y terminó la reunión muy bien, definimos que haríamos la presentación el martes y en vez que fuese en Santiago, con un gesto del Chile que ha cambiado, que se ha movilizado, desde las regiones, definimos hacer la convocatoria en Quintero, como una línea de trabajo, como una candidatura que emerge del movimiento social, que está entroncada desde donde se han hecho las mayores resistencias de la última época. Y por tanto, vamos a recorrer el país donde hay hitos sociales y medioambientales, donde el capitalismo más profundo ha depravado a las comunidades.

Y la verdad es que seguimos trabajando para el día martes, ayer lunes con sorpresa ocurrió lo que todo Chile vio, pero nosotros seguimos trabajando, asumimos el compromiso que tenemos y estamos muy felices, nos acompañó una diversidad de personas. Y más allá yo no podría profundizar sobre lo que ocurrió en el interior de la Lista del Pueblo.

- ¿Y su candidatura va a tener autonomía de la Lista del Pueblo? ¿Cómo va a funcionar?

- En este instante estamos trabajando con el equipo mio, compuesto por actores sociales, del mundo del trabajo,  dirigentes sociales, profesionales y técnicos. Y esperamos que se entronque, una vez que la Lista del Pueblo despeje su situación interna, pero la verdad yo me siento hoy día el candidato que camina con los pueblos, con los pueblos distintos, diversos, que los que habitan Chile.

"Una de las razones de porque la Lista del Pueblo buscó mi nombre es por un lado que tenía la práctica y la historicidad del mundo social, del mundo del trabajo, y la capacidad de poder negociar y gobernar".

- A propósito de eso, de los movimientos sociales, incluyendo  Lista del Pueblo ¿Cree que estos movimientos sociales están suficientemente maduros para gobernar el país? Para darle gobernabilidad a Chile, generar un gabinete, cargos públicos, etc

- Creo que una de las razones de porque la Lista del Pueblo buscó mi nombre es por un lado que tenía la práctica y la historicidad del mundo social, del mundo del trabajo, y la capacidad de poder negociar y gobernar, que son fundamentales, es una síntesis. 

Pero no tenemos que tener miedo en el país a las expresiones que se articulan socialmente, a los nuevos liderazgos, para mí esto es como un bálsamo. 

Es ver cómo está funcionando la convención constituyente, yo hace unos días estuve exponiendo en la comisión de reglamento de la Convención Constituyente y lo que yo vi es una inundación de energía y ganas de cambiar Chile, donde los plebeyos, los despojados de poder, por primera vez están debatiendo en los espacios y por lo tanto están construyendo, y no hay que tener miedo a las nuevas construcciones y relaciones, hay compañeros y compañeras con experiencias extraordinarias ahí. Y lo que ocurre es que en nuestro país siempre hemos construido la política para las élites, no para los que ejercemos la organización con base en el mundo popular. Por eso, también, es extraño para algunos que un dirigente sindical, homosexual, que ha acompañado las luchas sociales, sea candidato presidencial, porque hay desprecio hacia lo nuevo, lo que hemos ido construyendo.

Yo creo que las y los compañeros de movimientos sociales emergentes tienen la capacidad suficiente para gobernar, sin duda contaremos con las mejores mujeres y hombres. 

"Tenemos que batallar para creer que es posible un proyecto de transformación y también disputar la batalla cultural, porque generalmente lo que ocurre es que nos subordinamos a las elites políticas".

- Desde los noventas en adelante la izquierda ha tenido candidaturas de izquierda, recordadas, pero candidaturas más bien testimoniales, como la de Gladys Marin, Arrate, entre otros ¿Tiene usted el resquemor o el temor de que esta candidatura suya sea testimonial?

- Bueno, uno de los derroteros de las izquierdas, en general de esa época, es el testimonio. Nosotros estamos trabajando para construir una fuerza transformadora, una marea social y política que logre convocar a esas mayorías que hoy no se sienten representadas Por lo tanto, dialogamos de igual a igual, construimos de igual a igual. 

Por eso cuando nos dicen ¿cuál es su programa? yo devuelvo la pregunta ¿ustedes se acuerdan del programa de Bachelet, de Lagos, de Piñera? Nadie se acuerda de esos programas, porque siempre han sido construidos por expertos, por tecnócratas. Y lo que hace la diferencia, y por eso esta candidatura no va ser testimonial, es que será una candidatura que va a construir su programa en base a la acción participativa, democrática. En eso nos vamos a juntar con personas excepcionales, yo me reuní con pobladores, con mujeres, hay manos generosas. Tenemos que batallar para creer que es posible un proyecto de transformación y también disputar la batalla cultural, porque generalmente lo que ocurre es que nos subordinamos a las elites políticas y no construimos un camino propio, en ese sentido nuestra candidatura obedece a ese tránsito de construir fuerza propia que nos permita gobernar Chile. Eso a mi me tiene muy contento. Tenemos que hacer ejercicio de gobernanza, pero también promover las capacidades que existen en nuestros pueblos

- Vi que en el lanzamiento de su candidatura se refirió también a la candidatura de Gabriel Boric (Convergencia Social) como parte de una élite política, ¿A qué se refería usted con eso?

"Es una batalla también cultural, de no dejarnos subordinar por las elites, las elites no solamente están en la derecha y en las elites económicas, en la que controlan todas las esferas de la sociedad".

- Por que en el fondo, en esa candidatura, tú no ves al pueblo, las franjas del pueblo que en sus cuerpos viven la explotacion y el abuso, viven la discriminación, yo no las veo, y si tu miras, es una capa media elitizada, profesional, donde yo tengo buenos amigos y amigas allá. Pero el pueblo que sufre los estragos del capitalismo, en sus cuerpos, en sus vidas, la verdad es que no lo ves en esos espacios, ni en espacios de liderazgo político. 

Y por eso esto es una batalla también cultural, de no dejarnos subordinar por las elites, las elites no solamente están en la derecha y en las elites económicas, en la que controlan todas las esferas de la sociedad. También hay una élite política que lidera este modelo y sobre todo fue parte del salvataje de Piñera.

- Su alejamiento de Apruebo Dignidad, o de Chile Digno específicamente,  ¿Tiene que ver con esta crítica que usted hace a esa élite?

- Es que yo creo que ellos trabajan con la distribución de un poder, que desde mi punto de vista, no va de la mano con el campo popular y donde los trabajadores no tenemos ninguna incidencia en esos espacios. Y entonces, malamente podría avalar un candidato que en ese sentido no representa los intereses nuestros, y en ese sentido todos tenemos que hacer un camino. Y ese camino lo vamos a construir. 

Nosotros creemos que hay un imaginario cultural y político que igual está en disputa y la estamos impugnando. La revuelta social nos dio la posibilidad de avanzar y no estar supeditados a las elites, generar un gobierno que nos permita desarrollar las posibilidades de vida de los pueblos.

"También tenemos que disputar el espacio de la presidencia de la república y no quedarnos supeditados a otros o renunciar a ese derecho".

- Y ese sector popular, que hace tiempo no está en política, ¿Cree que es necesario que entre a la Presidencia? digo, porque un sector de poder donde disputó y entró es en la convención, ahí es donde está el poder en este momento, ¿Se debiese disputar también la presidencia ahora?

- O sea, si ves la convención, es hermosa, porque ahí se representa el Chile real. Pero la verdad es que también tenemos que disputar el espacio de la presidencia de la república y no quedarnos supeditados a otros o renunciar a ese derecho. ¿Por qué tenemos que renunciar a eso? ¿por qué los pueblos tenemos que renunciar a la vía de poder gobernar?

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario