Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 15 de julio de 2020
Festival de Viña del Mar

Crítico de humor: "Los humoristas tienen que hablar de la contingencia y ponerse del lado de los débiles, no de los poderosos"

Paula Huenchumil

Criticomedia, crítico de comedia y Stand Up, prevé que la rutina de Stefan Kramer será exitosa porque hablará de la actualidad, mientras que el problema de Ernesto Belloni es que "no se ríe de los poderosos".

Esta semana los matinales de televisión dedicaron varios minutos a debatir si debe existir humor político en el Festival de la Canción de Viña del Mar 2020, el cual comienza este domingo. La polémica se generó luego de una manifestación llamada “El festival es de todos”, organizada por un grupo de personas, quienes solicitaron que Stefan Kramer –quien estará a cargo de abrir el humor en el certamen– no aludiera en su presentación a temas ni personalidades políticas.

“Creo que la rutina de Kramer será en un cien por ciento de contingencia. Ya hemos visto un par de cosas en redes sociales como el chiste de Karol Dance, y Piñera o su imitación a Marcela Cubillos. Yo creo va a estar en la misma sintonía”, dice Criticomedia, un crítico de show humorístico y de comedia.

Criticomedia prefiere mantener su identidad en reserva. Su perfil de Instagram  (@criticomedia), que existe desde octubre de 2018, es el primero que se dedica en esta red social a realizar periódicamente comentarios y críticas de Stand Up Comedy en Santiago. “Veo comedia y no soy comediante. Escribo breves reseñas de rutinas y debato sobre comedia con ustedes. Nada personal, solo una opinión”, se autodescribe.

“En el círculo de Stand Up que yo me muevo, hay mucho interés de poner el tema de la contingencia, quizás muy apresurado al comienzo, ahora se ven construcciones más complejas, pero aún nadie tiene una rutina completa sobre esto, el primero que la va a entregar será Kramer, porque todos tienes chistes, pero no una rutina del tema. Los comediantes se demoran alrededor de ocho meses a un año en tener una rutina relativamente redonda. Entonces cuando pasan estas contingencias tan importantes, la reorganizan y meten cosas entremedio, y, a veces, no conversan con lo que tenían antes. A algunos los ha perjudicado, a otros no, pero todos lo han terminado haciendo”, explica Criticomedia.

Sobre la petición a Kramer señala que “me parece una estupidez, porque la comedia siempre ha estado en la política cuando la entendemos como las relaciones de poder. Los humoristas tienen que hablar de la contingencia y ponerse del lado de los débiles, no de los poderosos”.

¿Límites en el humor?

Respecto de si existen límites a la hora de hablar de humor, comenta que sigue los dos mandamientos de Cano Saavedra, “un comediante under chileno”. “Saavedra dice que hay dos reglas en el humor, primero que no sea fome y segundo no burlarse de alguien más débil. La comedia debería construirse con esas dos reglas”.

Otro de los comediantes que se presentará en el Festival de Viña es Ernesto Belloni con su personaje de “Che Copete”. El artista con 35 años de experiencia, ya ha sido criticado por sus chistes de carácter misóginos y homofóbicos. De hecho, fue pifiado en su presentación en el Festival de Iquique donde alcanzó a estar solo 15 minutos.

“Si uno revisa los videos le puede atribuir a dos cosas la funa. La primera, es por el chiste que estaba contando en ese momento y es que se estaba burlando a las personas sordas. Y hay otros que dicen que fue más bien una funa a su historia”, dice Criticomedia. 

Pese a no estar de acuerdo con las pifias por considerarlo una falta de respeto para los artistas, “una lógica de circo romano que solo existe en Chile”, plantea que Belloni sabe que es “un peligro cuando se sube a cualquier escenario”.

“He conversado con algunos guionistas que se han sentado con él y me han dicho que en cierta medida solucionó no reirse de mujeres, pero no de las personas sin poder. Cuando construyes un chiste o una rutina riéndote de las personas desposeídas en el sistema, es decir, de las mujeres, de mapuche, es un chiste peligrosísimo y las personas hoy en día no sé si están de acuerdo con ese tipo de humor, sino de reírse de ti mismo. Entonces, el comediante se tiene que reír de tus propias historias o del poderoso, del hombre abusador, del millonario, del pedófilo, no reírse del abusado. Reírte de Carabineros como estamento poderoso, de los políticos, pero no en general. Es fácil decir que 'son ladrones', pero si le ponemos nombre eso sería mucho mejor. El problema de Belloni es que no se ríe de los poderosos”, enfatiza.

Sobre los otros comediantes que subirán al escenario de Viña vio la rutina de Pedro Ruminot, Fusión Humor y Javiera Contador. “Los tres de distintas formas hacen carne de la protesta social en sus chiste y entregan al final lo que el público está pidiendo, críticas a Piñera, golpean a la clase política, se ponen entre comillas del lado del pueblo. Yo creo que serán exitosas”.

“Juguemos a apostar. Yo creo que Kramer va abrir y será difícil que hasta el último día no sigamos hablando de Kramer por sus imitaciones a políticos y porque su rutina será cien por ciento de contingencia. Y si el festival se logra terminar, creo que Ruminot también dará que hablar en términos de contingencia social”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me parece que a Kramer le ira bien, por una de las reglas que cita Criticomedias... no ser fome. Ahí está el punto. Solo por subirse "a la contingencia" para una rutina de humor no te asegura éxito; puede que te asegure aplausos fáciles de la galería, pero si no hay talento, quedará ahí. Concuerdo que es más jugado y desafiante reírse de los poderosos que del cola o del gangoso... De eso pueden dar cátedra Manolo González en los 70 y el Palta Meléndez, más recientemente, cuándo de verdad era un desafío hacer humor a costa del Dictador. Ahora lo jugado es hacer humor sin verse obligado a aludir a la contingencia... Y en eso Belloni también tiene talento.

no puedo leer el articulo

Creo que la opinión de los " under " esta sobreestimada.

Añadir nuevo comentario