Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 14 de agosto de 2020
¿Salvataje?

Daza sobre flexibilizar inversiones AFP: “Solo se busca un financiamiento rápido para las empresas”

Joaquín Riffo Burdiles

daza.jpeg

Fotografía: Estrategia.
Fotografía: Estrategia.

El abogado se refirió a la iniciativa gubernamental que, entre otras medidas, pretende ampliar el espectro de instrumentos financieros en los que puedan invertir las administradoras de fondos de pensiones, considerando títulos de deuda de mayor riesgo para emplear el dinero de los cotizantes.

Durante las últimas semanas, la discusión sobre el retiro del 10% de los fondos de pensiones se tomó la agenda noticiosa del país, acaparando la atención mediática en lo que fue la última gran derrota política que sufrió el gobierno de Sebastián Piñera, al ser aprobada la iniciativa con votos de diputados y senadores de su propio sector. 

Pero, en paralelo, otro proyecto ingresaba al congreso con carácter de discusión inmediata. Así, la iniciativa gubernamental titulada “Proyecto de ley que modifica distintas leyes con el fin de cautelar el buen funcionamiento del mercado financiero” causó escepticismo entre quienes notaron que, entre los fundamentos de la ley, aparecía un párrafo en que se indicaba “(...) la crisis económica ha hecho necesario que se incorporen modificaciones legales que permitan a los Fondos de Pensiones ampliar el espectro de instrumentos financieros en los que puedan invertir, permitiendo que puedan hacerlo en títulos de deuda no inscritos (...)”.

Para el abogado Mauricio Daza, quien ha estado siguiendo la tramitación del proyecto de ley en el Senado y se mantiene atento a lo que pueda ocurrir en la Cámara de Diputados, explica que “en un contexto donde existe una crisis, donde hay inestabilidad en los mercados, no parece razonable que se permita aumentar de manera importante la inversión de plata de los cotizantes en instrumentos que de por sí son riesgosos. En paralelo, esto involucra que se puedan rescatar empresas que tengan un nivel de riesgo importante en nuestro país y puedan terminar perjudicando a los cotizantes”. 

En conversación con INTERFERENCIA, Daza apuntó que “lo que este proyecto busca en la práctica es permitir que las AFP con dineros de los cotizantes financien a grandes grupos económicos en términos que le son favorables”.

¿En qué consiste el concepto de promesa de duda o ‘activos alternativos’?

- Básicamente, dentro de los denominados ‘activos alternativos’, que son instrumentos de inversión que llevan consigo aparejados un riesgo que es mayor a aquellos títulos que son más comunes, tales como acciones que se transan en bolsa o instrumentos de renta fija, estos activos incluyen bonos de deuda. Estos bonos consisten en una suerte de promesa que se hace por quien lo emite, en cuanto a que se va a pagar un determinado valor con una tasa de interés específica a un cierto plazo.

“Permite en la práctica poder inyectar hasta 10 mil millones de dólares en este tipo de inversiones”

Entonces, se le ofrece al mercado de que las personas que compren parte de estos bonos hasta alcanzar una determinada suma, van a recibir de vuelta estos dineros más una tasa de interés al cabo de 15 o 20 años, según sea el plazo que se fije. 

¿Y qué es lo que está proponiendo este proyecto de ley?

- Este proyecto de ley, que lleva un nombre que trae confusión respecto a su contenido, incluye muchas normas que cambian distintos cuerpos legales, pero incluye una disposición que permite aumentar el límite que hoy tienen las AFP para poder invertir en estos activos alternativos de un 15 a un 20%. Esto, según lo expresó Guillermo Tagle en la discusión del proyecto en la comisión de Hacienda del Senado, permite en la práctica poder inyectar hasta 10 mil millones de dólares en este tipo de inversiones.

¿En la actualidad las AFP no pueden hacer ese tipo de inversiones de alto riesgo?

- Este tipo de inversiones se pueden realizar por parte de las AFP pero son más bien restringidas, están sometidas a un conjunto de requisitos. La idea de este proyecto es que esos requisitos bajen, se aumente el monto que pueden invertir en este tipo de instrumentos y además se facilite a que las empresas en Chile puedan emitir en bonos de deudas.

Lo que este proyecto busca en la práctica es permitir que las AFP con dineros de los cotizantes financien a grandes grupos económicos en términos que le son favorables. El propio ministro Briones, al comparecer ante la comisión de Hacienda del Senado, expresó que la finalidad de esta norma son facilitar el financiamiento de empresas del tamaño suficiente para poder emitir estos bonos -o sea grandes empresas-, acortar los plazos para recibir este financiamiento y acceder a tasas de interés más bajas. O sea, estas empresas, entre las que se considera las que facturan más de un millón de UF anuales, es decir más de 28 mil millones de pesos al año, le vamos a dar la alternativa de que tengan un financiamiento rápido, a tasas de interés más bajo de las que obtendrían si fuesen a un banco a solicitar un crédito y en condiciones que son bastante favorables, con dinero de los cotizantes.

 ¿Cómo se discrimina entre una promesa de deuda y otra? ¿Hay algún indicador que pueda asegurar que una empresa tendrá la solvencia en el futuro para poder pagar el compromiso de deuda que adquirió y su respectivo interés?

- Bueno, el proyecto original que ingresó el gobierno de Sebastián Piñera instruía algo que era escandaloso, y que consistía en que las AFP podrían invertir en estos activos aún cuando estos no tuvieran una calificación de riesgo. Lo anterior, en el contexto de que cuando una empresa coloca un bono en el mercado que es equivalente a una promesa, un tercero tiene que ponerle una nota para los efectos de saber cuánto vale esa promesa de deuda. Afortunadamente, esto fue eliminado en el Senado, lo que es un avance, pero no cambia la situación crítica relativa a que se están aumentando los márgenes para invertir en activos riesgosos, se está facilitando el generar ese tipo de títulos por parte de las sociedades chilenas y todo en el contexto en el cual existe incertidumbre en los mercados, lo que indica que acá se está privilegiando el interés de grupos económicos que requieren urgente de ese financiamiento rápido y conveniente, en desmedro de los cotizantes. 

¿Podrían estar en riesgo los ahorros de los cotizantes con estas inversiones?

 - Claro que podrían estar en riesgo, ya que como estos títulos son más inseguros, podría ocurrir que la empresa no llegase a subsistir hasta el plazo que se fije para el pago del monto invertido más la utilidad representada por el interés.

En un contexto donde existe una crisis, donde hay inestabilidad en los mercados, no parece razonable que se permita aumentar de manera importante la inversión de plata de los cotizantes en instrumentos que de por sí son riesgosos. En paralelo, esto involucra que se puedan rescatar empresas que tengan un nivel de riesgo importante en nuestro país y puedan terminar perjudicando a los cotizantes. Por ejemplo, supongamos el caso de una multitienda que no está actualizada en el mercado, que no ha sido bien administrada, que no ha tenido fondos de reservas y que ha repartido muchas utilidades, el permitir que esa empresa emita un bono por 100 millones de dólares a 20 años, y los trabajadores ubiquemos nuestro dinero ahí por medio de las AFP, puede generarse un riesgo importante ya que quizás esta empresa no llegue a esa fecha pactada.

“La idea del proyecto es que los requisitos bajen, se aumente el monto que pueden invertir y además se facilite a que las empresas en Chile puedan emitir en bonos de deudas”

Durante muchas semanas las autoridades dijeron que lo que se buscaba era resguardar la seguridad de las jubilaciones cuando se estaban oponiendo al proyecto del retiro del 10% de los fondos de AFP, y en paralelo se estaba tramitando un proyecto de ley que lo que hace precisamente es poner en más riesgo los fondos de los cotizantes, en beneficio de las grandes empresas.

¿Qué le ha parecido la tramitación que ha tenido esta iniciativa en el Congreso?

- Al ser un proyecto que ingresó con una urgencia de discusión inmediata, una suerte de ‘tramitación express’, no ha existido un gran debate al interior del Congreso respecto de esta materia. Sin embargo, hay que decir que sí hemos visto algún tipo de reacción. Al contener muchas normas dispersas en el texto, dentro de las cuales se incluye el aumentar la inversión en este tipo de activos por parte de las AFP, se iba a votar en bloque. Se presenta un proyecto con discusión inmediata, se incluye esta norma dentro otro conjunto de medidas que regulan otras materias, y después se lleva a votar en bloque. Afortunadamente, el senador Bianchi pidió la votación separada de esta norma relativa a las inversiones de los fondos de pensión, y fue aprobada por todos los senadores de Chile Vamos junto con tres senadores de oposición: Felipe Harboe, Ricardo Lagos Weber y Jorge Pizarro. 

“La mayoría simple que se requiere es un contraste muy importante respecto de todo el debate que se dio por el retiro del 10% de los fondos de pensiones, donde se exigía un quórum mucho más alto que el normal”

En la discusión que hubo en la sala, para justificar su voto a favor, Ricardo Lagos Weber dijo que la mayor preocupación es qué hacer para que los recursos del mercado de pensiones generen una externalidad positiva, entendiendo que esa externalidad sería que con estos dineros se pueda dar un financiamiento rápido y más conveniente a los grandes grupos económicos. Y él agregó que “hay que poner los fondos en lugares riesgosos para que se logre un mayor retorno para a la vez cuidar esos dineros”. Insisto, no creo que sea algo razonable el permitir que se compren activos riesgosos en una suma superior a la que al momento se puede hacer en un momento de gran inestabilidad en los mercados. 

¿Qué es lo que le falta sortear a este proyecto de ley en su tramitación?

- Para aprobar este proyecto se requiere de una mayoría simple, es decir el 50% más uno de los senadores y diputados. Esto es un contraste muy importante respecto de todo el debate que se dio por el retiro del 10% de los fondos de pensiones, donde se exigía un quórum mucho más alto que el normal, ya sea de 2/3 o 3/5 según la postura. Lo anterior, a instancias en que se trataba de enfrentar una crisis económica que no se ha visto durante las últimas décadas, pero para los efectos de utilizar esos mismos dineros para dar financiamiento rápido y barato a los grandes grupos económicos, ahí sí hay discusión inmediata, apoyo del ejecutivo y un quórum de mayoría simple para los efectos de su aprobación. Esto se está discutiendo en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y se debiese votar durante la próxima semana.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario