Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 13 de julio de 2020
Vocería de gobierno

Director del INDH Sergio Micco fue contratado en marzo como profesor para programa financiado por La Moneda

Víctor Herrero A.

En 2017 la Segegob y la Universidad de Chile firmaron un convenio para capacitar a dirigentes sociales. El acuerdo sigue su curso y hoy uno de los tres docentes es Sergio Micco, dictando Habilidades y Técnicas Comunicacionales. Una clase auspiciada por un gobierno que ha sido internacionalmente denunciado por graves violaciones a los DD.HH.

Desde que Sergio Micco asumió la dirección del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) en julio del año pasado, su liderazgo ha sido cuestionado en numerosas ocasiones. Cada entrevista que ha dado, parece minar cada vez más su tutela sobre ese organismo.

La última de esta ocurrió ayer, cuando el diario El Mercurio publicó una entrevista en la que Micco señaló que “no hemos hecho lo suficiente para comunicar [a los jóvenes] una de nuestras verdades: no hay derechos sin deberes”. Las reacciones de repudio no se hicieron esperar, ya que estas declaraciones plantean la idea de que los Derechos Humanos son condicionales, y por lo tanto dependen de que los ciudadanos cumplan con determinados deberes. 

Las sospechas sobre el verdadero compromiso de Micco, militante de la Democracia Cristiana, con los Derechos Humanos se acentúan con una información obtenida por nuestro medio: Sergio Micco es, desde marzo de este año, uno de tres docentes que imparten un curso online para dirigentes sociales de distintas comunas iniciativa financiada por la Secretaría General de Gobierno a cargo de Karla Rubilar.

Esto en el marco de un convenio firmado en 2017 entre ese Ministerio y el Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile (INAP), durante el gobierno de Michelle Bachelet. Desde marzo de este año, en pleno gobierno de Sebastián Piñera, Sergio Micco está a cargo del segundo de tres módulos, titulado ‘Habilidades y Técnicas Comunicacionales’. 

“No sé por qué él está a cargo de ese tema, si no es experto en temas comunicacionales”, afirma una fuente de la Segegob. 

El curso, que se imparte de manera gratuita a dirigentes sociales adscritos a cualquier municipalidad y a funcionarios de ese ministerio, tiene un costo de 13 millones de pesos por sus tres meses de duración. 

No está claro quién le paga a Micco por hacer este curso online, pero todo indica que debería ser el INAP de la Universidad de Chile. Nuestro medio tampoco pudo establecer si Micco había impartido con anterioridad a este año el curso.

Hasta hace un año, el actual director del INDH figuraba como académico cumpliendo una jornada de 44 horas a la semana; es decir, estaba dedicado a tiempo completo a labores universitarias. En la página web de ese instituto todavía figura con esa carga, pero al ser consultados por nuestro medio, desde el INAP aseguran que sus horas académicas se redujeron a 12 a la semana y, que desde abril, están en cero.

Al consultar el portal de Transparencia Activa, hasta fines de marzo Sergio Micco figuraba como profesor asistente ganando unos 2,7 millones de pesos brutos mensuales, además de un bono mensual superior a los 500.000 pesos.

Micco y el estallido

Con el estallido social iniciado el 18 de octubre, el INDH ha estado bajo fuego cruzado. Mientras que sectores de la ultra derecha acusan a la institución de ser un organismo parcial, desde sectores de la oposición extra-parlamentaria se ha acusado a Micco de ser un peón del establishment.

Lo cierto es que mientras decenas de funcionarios del INDH se han expuesto a la violencia en las calles para resguardar el cumplimiento de normas básicas de Derechos Humanos, su director ha dado señales confusas cada vez que habla con la prensa.

Los propios consejeros del INDH salieron ayer a reclamar por las palabras de su director en la entrevista a El Mercurio. “El respeto por los Derechos Humanos no está sujeto a condición alguna en cuanto a que ellos emanan directamente de nuestra dignidad como personas humanas”, señala un comunicado suscrito por los consejeros Consuelo Contreras, Debbie Guerra, Yerko Ljubetic, Salvador Millaleo y Margarita Romero, los cuales además afirmaron que “desconocer la incondicionalidad de los Derechos Humanos es especialmente inexcusable para un director del INDH”.

Sergio Micco ya acumula un largo historial de declaraciones polémicas. El 3 de noviembre de 2019, en entrevista con el periodista Iván Valenzuela de Canal 13, Micco señaló que “no hay violación sistemática a los derechos humanos” al referirse al actuar represivo de Carabineros. Sus palabras generaron polémica, pues todas las miradas a nivel nacional se concentraban en los graves abusos cometidos por agentes del Estado y varias organizaciones internacionales afirmaban lo contrario.

INTERFERENCIA se contactó con Sergio Micco, quien declinó hacer comentarios asegurando que “entiendo que ya le contestaron del INAP”.

Ver documentos adjuntos sobre este curso.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Sergio Micco es semejante a Mariana Aylwin, semejante a Jorge Burgos, semejante a Fuad Chahín, semejantes a varios DC más;son personajes que les gusta el agua "casi quitadita de hielo" ó " un poquito menos de tibia". Se sienten "muy cómodos en la mesa de la derecha, aunque les sirvan en platos sin lavar y con sobras".

Típica mezcla de diferentes información es para tratar de hacer parecer como verdad una tesis falsa. Sergio Micco es abogado y es docente e investigador de la Universidad de Chile desde hace muchos años. Tiene un doctorado en Filosofía de la Universidad de Chile y magíster en Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es profesor en el Instituto de Asuntos Públicos y en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, y dicta cátedras en la Facultad de Derecho de la misma universidad. Su remuneración es debida a ese vínculo que tiene ya muchos años. Ha sido académico en la Universidad de Stanford sede para América Latina, en la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la Universidad de Talca y en la Universidad Alberto Hurtado. ¿Por qué un funcionario de la Universidad de Chile, con ese currículum, no podría trabajar en un Convenio especifivo que dicha Universidad tiene con algún órgano del Estado? ¿Goebbels... Lenin? Al final, el resultado es el mismo.

Creo que el.Sr. Micco opinó como filósofo y no como jurista.. De los deberes que puedan incumplir los ciudadanos no le compete al INDH pronunciarde; eso le compete al ente juzgador. El INDH está sólo para proteger los DERECHOS conculcados por el Estado cuando éste se excede en su función represora, efectuafa a través de la Fuerza Pública. El incumplimiento de deberes u obligaciones ciudadanas le compete a la Autoridad Judicial ponderarla y eventualmente sancionarla, mediante su función jurisdiccional. Creo que se confundió el.Filosofo Sr. Micco..

Este personaje Micco quiere estar bien con Dios y con el diablo y eso no es posible. Independiente de su actividad académica, es el director del INDH y en consecuencia no corresponde aceptar este tipo de asesorías que le restan independencia y competencia a la hora de fiscalizar situaciones de derechos humanos, más aún si son solicitadas por este inoperante gobierno de Piñera caracterizado por relativizarlos y amparar situaciones inaceptables de vulneración de los mismos. Las últimas declaraciones de Micco planteando cierta condicionalidad en el respeto a los derechos humanos no hacen más que comprobar que ha extraviado hace rato el rumbo en la dirección del organismo, pareciendo que busca justificar el sombrío accionar de su empleador en la dura represión ejercida durante la demanda social iniciada en octubre pasado en el país. Es momento que el susodicho dé un paso al costado y permita que una persona más idónea y ponderada dirija el accionar de este sensible organismo fiscalizador.

Añadir nuevo comentario