Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 27 de mayo de 2019
A 50 años de su fundación

Duoc premió a funcionaria que fue agente de la CNI

Camila Higuera

A fines de 2018 el instituto profesional ligado a la Pontificia Universidad Católica celebró 50 de existencia. En la ocasión entregó a 19 académicos y 19 funcionarios administrativos el reconocimiento Espíritu Duoc. Entre ellos estaba Eliette Hapette, quien fue parte del órgano represor de la dictadura entre 1983 y 1986. Sus antecedentes eran conocidos en el plantel, pues en 2005 había sido funada y en 2015 declaró como ex agente de la CNI en el caso del asesinato del ex presidente Eduardo Frei Montalva.

"Recibo este reconocimiento con emoción, alegría y también humildad, porque esto no significa quedarse estancada ni sentir que ya está todo dado, sino un impulso a seguir mejorando. Me ha gustado mucho mi cargo ya que debo vincularme con los docentes y ha sido enriquecedor el trato con ellos. Mi vida prácticamente se la he dedicado al Duoc UC, por lo que le debo mucho”.

Este es el testimonio de Eliette Hapette, una de las 19 funcionarias administrativas "honradas" con el reconocimiento Espíritu Duoc de 2018, en la celebración de los 50 años de Duoc UC, el instituto profesional ligado a la Pontificia Universidad Católica, según se recoge de la publicación Somos Duoc UC N°8 en la página 20. En la fiesta de los 50 años, la funcionaria recibió una cruz de plata conmemorativa de su reconocimiento.

La historia de Hapette en el Duoc es larga. Hace 28 años -en 1991, cuando recién empezaba la transición- fue contratada por el instituto profesional, desempeñándose hoy como coordinadora académica de la sede Plaza Vespucio.

Sin embargo, antes de que llegara a la casa de estudios, Hapette tiene un antecedente oscuro: fue agente de la Central Nacional de Informaciones (CNI), el aparato represor de la década de los 80, de la dictadura de Augusto Pinochet.

Desde agosto de 1983 hasta febrero de 1986 Hapette trabajó en la División de Informática de la CNI. Fue contratada como funcionara civil e ingresó a la Sección Microfilms cuando el jefe director era Lionel Cox, quien antes había sido agente de la DINA (la antecesora de la CNI) y era apodado Cabeza de Rodilla.

Se trata en todo caso de datos conocidos por Duoc. Una mañana de septiembre del 2005, cuando Hapette ya llevaba quince años trabajando en el instituto, la Comisión Funa (organización dedicada a encontrar a ex agentes de la dictadura y denunciarlos públicamente como tales en sus sitios de trabajo) llegó hasta la sede de Plaza Vespucio en Santiago para denunciar su paso por la CNI. Con estruendo y volantes la recibieron esa jornada, mientras que ella -habiendo ocultado su pasado a la comunidad educativa- se escondió en su oficina hasta el final del día, según recuerda una docente que se encontraba haciendo clases ese momento, quien habló con INTERFERENCIA con la condición de mantener su identidad bajo reserva.

Tras esta situación, desde la administración de la sede, se ordenó a los funcionarios de aseo retirar todo el material que la Comisión Funa había dejado en el sector, además de requisar los volantes que habían llegado a manos de estudiantes y docentes. 

La situación de Hapette dentro de la institución no cambió mucho, pero sus colegas sí comenzaron a preguntarse con quién estaban trabajando.

Caso Frei confirma trabajo en la CNI

Según ex funcionarios que trabajaron junto a ella y que conversaron con INTERFERENCIA, dicen que Hapette nació en el sur de Chile y en su infancia se fue a vivir a Alemania, país en el que residió hasta poco antes de ingresar a trabajar al Duoc UC. Pero, según consta en su declaración dentro de la causa por el homicidio del ex presidente Eduardo Frei Montalva realizado por agentes de la CNI, efectivamente Hapette fue efectivamente funcionaria de la CNI durante dos años y medio, hasta que se retiró voluntariamente. 

En su declaración -realizada el dos de diciembre del 2015- Hapette dice “debo manifestar que del trabajo que yo desempeñé en CNI, recuerdo que lo desarrollé en la División Informática de CNI, específicamente en el Departamento Microfilms. Recuerdo haberme desempeñado foliando y codificando documentos que en su mayoría correspondía a 'documentación administrativa', documentación interna”.

En la misma instancia Hapette negó haber manejado algún documento relacionado al homicidio de Frei y agregó que “tampoco recuerdo haber visto recortes de diarios con noticias de la contingencia nacional o de personeros de connotación relevante.” 

Este periódico intentó contactarse en reiteradas ocasiones con Eliette Hapette sin éxito. Mientras que el área de comunicaciones de Duoc UC decidió no entregar una declaración, pues afirmaron no manejar suficientes antecedentes sobre el caso. 

Esta polémica se suma a las prácticas antisindicales del instituto aplicadas en el despido de 106 docentes en marzo de este año, luego de que estos exigieran contrato indefinido luego de trabajar por años sin esa garantía legal, tal como informó INTERFERENCIA.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Hola! Buenas tardes: Quisiera poder leer sus contenidos y compartirlo saludos! Carolina

Mis más cordiales felicitaciones a la excelente funcionaria del DUOC UC por tan brillante labor.

Añadir nuevo comentario