Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
Humor chileno

El auge del humor político en Twitter: anónimos y adictos a la actualidad

Lissette Fossa

twitter-1.jpg

Foto: trustedreviews.com
Foto: trustedreviews.com

Las cuentas Twitter de humor político han crecido de manera exponencial desde el estallido social y se han vuelto aún más populares con la pandemia. Según expertos, su éxito se debe al anonimato y a su capacidad de conectar con la actualidad. INTERFERENCIA se contactó y habló con algunos de ellos, tanto de derecha como de izquierda.

El humor es una parte fundamental de los mensajes que compartimos y “consumimos” en internet. Las redes sociales reflejan esto, con miles de interacciones de videos graciosos, chistes y memes. Demás está decir que ya algunos memes son parte de nuestra cultura: cómo no recordar a la mujer que habla de las “mojojos y las calilas” o al hombre que declara en televisión que lo “llevaron engañado para Chillán”. 

Una parte de este humor que circula en redes sociales es el humor político. Dicho estilo ha encontrado un hábitat cómodo en Twitter, donde el humor escrito, la ironía y las caricaturas (humor visual, viñetas y memes) son todo un éxito. Logro que se ha acrecentado con la pandemia, que en muchos casos, ha relevado nuevamente el rol de Twitter y con ello, ha generado que varias cuentas parodia y de humor político sumen nuevos seguidores. Un ejemplo claro de ellos son las cuentas de @Bototos, quien manifiesta un humor más progresista y que tiene más de 34 mil seguidores, y @Meruanista, con un humor más ligado a la derecha y con más de 60 mil seguidores.

Tras el estallido social, este tipo de cuentas, además de los perfiles que parodian a figuras de la política y de los negocios, -como @DivanPoduje que parodia al arquitecto Iván Poduje-, han aumentado sus seguidores y viralizaciones, sobretodo sus chistes que hacen referencia a la actualidad y a la política. Son perfiles con humor político y con referencias a lo que pasa en el momento, la noticia del día o de la semana. Así, por ejemplo, temas como el paro de camioneros o la miel gibson de una profesora que hace referencia a Mel Gibson, son parte de los chistes que día a día publican estas cuentas. También son parte de sus publicaciones las declaraciones del presidente o de alguna autoridad.

“Se acentúa estar conectado a Twitter en cuarentena, totalmente, si estamos todos amarrados a pantallitas. Yo creo que Twitter estaba en decadencia, estaba muriendo, la gente estaba más metida en instagram, pero con la vuelta de eventos, para el caso chileno, que es el estallido social, se empezó a usar más. Porque ¿dónde la gente va a buscar noticias en medios que no son tradicionales? Twitter”, comenta Matías Hermosilla, historiador, actualmente cursando un doctorado en la State University of New York at Stony Brook, Estados Unidos y coordinador general de la Red de Investigación y Estudios del Humor (RIEH).

“Los seguidores en twitter siempre aumentan cuando ocurren cosas de alta connotación social, creo yo, porque ahí ocurre que la gente se mete a la red social tanto para informarse como para pasar el tiempo. Entonces, claro, tuve una subida en octubre con las manifestaciones, porque ahí creo que llegó un montón de gente a twitter, y también con la cuarentena, la gente igual pasa más tiempo en twitter, quizás para tratar de relajarse, separarse de la gravedad del asunto de la pandemia”, cuenta Alejandro, creador de la cuenta @Bototos.

Se sabe que el humor, además, cumple el rol de relajar y distraer, sobretodo el momentos complejos, como una pandemia. Según relató Victor Frankl: en su libro El Hombre en Busca de Sentido, se hacían chistes incluso entre los recluidos en campos de concentración nazis, durante la Segunda Guerra Mundial. 

En un estudio respecto al humor político en Twitter, publicado en 2018 en la revista The Society Pages en 2018, la socióloga Janny Davis se pregunta si el humor es un vehículo para una comunicación política significativa o si la política es solo materia prima para contenido divertido. Según las conclusiones de este estudio, que tomó como ejemplo los tuits de humor político durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016, el humor juega un papel importante en la comunicación política mediada digitalmente; el humor es un vehículo para la participación y los comentarios políticos serios; el humor se usa en gran medida para denigrar y dividir, pero hay tendencias sustanciales de subjetivación política, participación cívica y acción colectiva que también deriva del humor en Twitter; y, el humor político trasciende parcialmente las líneas partidistas y deja intactas algunas fronteras, es decir, el humor de derecha, en su estilo, no es muy diferente al que hacen personas que se definen de izquierda, aunque sí tocan temas diferentes.

Consultado por INTERFERENCIA, la cuenta de @Meruanista declinó ser entrevistado por este medio, con amabilidad y también, de manera cómica. “Además soy un simple patipelao que no creo que a nadie le interese mi opinión”, afirmó.

Para Alejandro, creador de la cuenta @Bototos, no hay temas vetados y se rige por lo que le causa gracia, no por lo que es correcto o no referirse.

“No tengo un listado de temas de corrección o que no deba tomar, yo me rio de las cosas que me hacen gracia, hay cosas que me hacen gracia y otras que no. En realidad, por ejemplo, si yo no tiro tallas racistas es porque no me hace gracia ese tipo de humor”, reflexiona en Twittero.

Cuenta que Bototos nace como una cuenta donde poder “tirar tallas” como cuando estaba con sus amigos y que de a poco comenzó a “enganchar” con la gente. Hoy, con miles de seguidores, afirma que le dedica tiempo después de su trabajo o en algunos espacios libres mientras sube un documento o entre reuniones. Para él, la clave también de hacer humor en Twitter es reírse de la plataforma en sí y del “mundo de Twitter” y los trending topic del momento. Esto ha provocado que muchas personas se confundan y piensen, en ocasiones, que él es cierto personaje por el que se hace pasar.

“Por ejemplo, yo hace tiempo leseo harto con decir cuico como insulto a los twitteros, no sé, parece que en Twitter se ofende mucho la gente cuando le dicen cuico y saco situaciones muy absurdas que no tienen nada de cuicas y las relaciono con cuicos, como “sabe leer, es de cuico” y hay gente que reacciona, me responde que nada que ver, que la lectura es muy buena… Me encanta provocar esas reacciones, porque siento que se ofenden por leseras al final”, narra Alejandro.

Incluso INTERFERENCIA ha sido foco de su humor. Esto fue respecto al debate que desató entre muchos twitteros la publicación que mostraba mapas de contagios en algunas comunas de Santiago, con puntos que fueron previamente corridos en los mapas. Mientras algunas cuentas criticaban la publicación, otras la defendían, y entremedio de esa discusión Bototos publicó su propia versión del mapa de contagios. Esto, lejos de incomodar a nuestra redacción, ayudó a aliviar el estrés del equipo ocasionado por amenazas recibidas en Twitter.

“Me acuerdo bien del caso del mapa porque yo ese día había estado con ene pega y me conecté tarde, entonces a esa polémica llegué tarde. Y vi la polémica y lo que había provocado, ya la lapidación había ocurrido y prácticamente había pasado todas las fases del odio twittero y yo me puse a dibujarle un dedo a un mapa y la gente se rió con eso. Tiene que ver con reírse del twittero en sí y cómo reacciona twitter con respecto a los temas”, comenta Alejandro, entre risas.

“Dentro de la construcción del personaje, de todo, el humor político tiende a tres cosas: a la imitación, primero, el humor político siempre ha tenido imitaciones de políticos. Dos, siempre  el humorista político señala un sin sentido para esa persona, veo algo que no me hace sentido y lo señalo. Y tres, si es que tú no señalas un sin sentido, das cuenta de un sin sentido” explica Hermosilla.

En ese sentido, el humor político en Twitter y en general en cualquier plataforma, puede abrir dos caminos: puede invitar a debatir seriamente un tema político o tomar cínicamente la política,es decir, fomentar la idea de la ineficacia política y denostarla como un tema superficial.

Un estudio en México sobre humor político y memes en las elecciones presidenciales en ese país en 2018 muestra que con el humor político esos dos flancos se abren y son parte de la viralización de este tipo de humor en internet. “Los memes, al igual que las plataformas digitales en las que se crean y se distribuyen, no tienen un solo fin o uso. Por el contrario, depende del receptor/usuario la dirección que sigan”, concluye el estudio.

Encapuchados de Twitter

Para Matías Hermosilla, la habilidad de hacer post graciosos en Twitter y que estos sean exitosos tiene que ver con, primero, estar atento a lo que pasa en la misma red social y poder generar una referencia a ese tema “candente” que se debate. Es decir, el Twittero que hace humor político ya leyó las noticias más comentadas y compartidas en la plataforma y está atento a qué pasa en ella. 

En segundo lugar, la cuenta de Twitter que hace humor político viene a rescatar el humor escrito, como los chistes cortos que antiguamente se escribían en los diarios. Se diferencia de lo que los chilenos llamamos “tallas”, porque requiere más elaboración y un juego de palabras, habilidades diferentes, por ejemplo, al carisma que debe tener un humorista de stand up.

“Esto se basa en la escritura del chiste. Porque la gente que escribe un tweet lo piensa mucho, porque tiene palabras limitadas. Una tallas es ¡pum!, rápido, estamos conversando, sale un tema y se tira una talla rápida. La gente que hace humor en twitter tiene el pensamiento de qué va a escribir, cómo lo va a escribir y decir. Se basa, yo creo, que no es la talla, es saber manejar el lenguaje del humor escrito. Eso genera un proceso, es volver a un formato que está medio olvidado, que es el chiste escrito”, analiza.

“Para la profesora Sandra Martorell, de la UPV de España, estas cuentas parodias y de humor en Twitter “dominan magníficamente el registro comunicativo y humorístico de Twitter, la rapidez, la concisión, el juego con la actualidad, las interacciones justas".

Lo particular del humor en Twitter, a diferencia del humor político en stand up o en caricaturas, es que el twittero está amparado en el anonimato. Incluso Bototos y Meruanista, ambos al ser contactados por este medio, tuvieron cuidado en no develar su verdadera identidad ni su rostro. Esto, le permitiría ser más duros en su humor o mofarse sin tener consecuencias legales.

“La persona que hace memes, como también el que hace humor a través de un personaje ficticio, lo que hace es mostrar el espíritu de la nación, es lo más primitivo, la visión de lo que está dentro de una sociedad, la más profunda reacción”, consigna Hermosilla.

Aunque a veces, las acciones legales en contra de este tipo de cuentas son inevitables. Es lo que ocurrió con la cuenta parodia de Claudio Orrego, que finalmente la justicia ordenó borrar o la de Andrónico Luksic, @losluksic, que también fue denunciada por el empresario. ¿Cuánto hay allí de falta de humor y de censura y cuánto de defensa de la honra de una persona? Los límites del humor es un debate largo y que aún no está zanjado.

Para Bototos, la clave está en ser lo suficientemente gracioso para tocar cualquier tema: “Finalmente, yo me río de lo que me da risa”, dice.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Gracias

Añadir nuevo comentario