Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 22 de marzo de 2019
Conflicto laboral

El reemplazo en huelga que golpea a Farmacias Cruz Verde

Victoria Viñals

cruz_verde_2.jpeg

Interferencia
Interferencia

El Segundo Juzgado de Letras del Trabajo condenó a la cadena de farmacias a pagar más de 28 millones de pesos por reemplazar a 259 trabajadores en una huelga de 2014. Pese a que se solicitó la nulidad de la resolución, los trabajadores están confiados y esperan que la medida constituya un referente en la materia.

El 23 de junio de 2014 el Sindicato Nº1 de Farmacias Cruz Verde comenzó una huelga que se extendió por 38 días. En el marco de la negociación colectiva, los trabajadores solicitaban un aumento en los salarios y mejores condiciones laborales para quienes trabajaban en las más 540 sucursales que tenía la cadena en todo Chile.

Ese año, Pedro Beltrán presidente del Sindicato de Trabajadores de Cruz Verde, explicó a los medios de comunicación que los funcionarios de la farmacia trabajaban sobre la base de comisiones, pese a la vigencia de ley de fármacos que impedía ese mecanismo. El sueldo base de un trabajador variaba entre los 40 y 80 mil pesos mensuales y el resto del salario dependía de las ventas que realizaran.

El 2 de julio de ese año, el sindicato denunció el reemplazo ilegal de los trabajadores en huelga. La Inspección del Trabajo realizó una serie de fiscalizaciones a nivel nacional para comprobar la efectividad de la denuncia. Diez días después, esa investigación concluyó que Cruz Verde sí había reemplazado a los trabajadores en huelga y llevó el caso al Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, quien desestimó la demanda en la etapa de prueba por considerar que los informes de fiscalización no contenían el detalle del personal contratado de reemplazo y sus labores.

Al año siguiente, la Corte de Apelaciones anuló esa sentencia resolviendo que sí se configuraba la práctica desleal contemplada en el artículo 387 del Código del Trabajo.

“Fue la propia denunciada quien reconoció haber efectuado redistribuciones o reorganizaciones en sus locales, justificando la modificación del lugar de prestación de los servicios en una conducta normal de la empresa (...) Fluyen indicios suficientes para establecer la vulneración de los derechos fundamentales que se alegan (...) La empresa procedió al reemplazo de trabajadores en huelga, entorpeciendo una negociación colectiva en curso, al restarle fuerza negociadora a la parte trabajadora, factor débil de la relación laboral, vulnerándose las garantías contempladas en los numerales 16, 19 y 26 del artículo 19 dela Carta Fundamental”, se lee en la sentencia.

Empresa reconoce reemplazos

Juan Luis Castro, abogado del sindicato de Cruz Verde explicó, en conversación con INTERFERENCIA, que el argumento de la Corte fue, básicamente, que la empresa en la contestación de la demanda “reconocía los reemplazos, diciendo que no contrataron nuevos trabajadores, sino que los reemplazos fueron hechos con sus propios trabajadores, con la gente que trabajaba en otras áreas. Esto es super ilegal porque no se puede poner a vender remedios a una persona que no tiene autorización sanitaria para ello”.

Con esos antecedentes, en 2017 el sindicato volvió a recurrir a tribunales para exigirle a Cruz Verde que pagara a sus trabajadores 4 UF por cada reemplazo, establecido por la ley vigente en ese momento.

La empresa se defendió. Dijo que había errores en la forma de la demanda -como la prescripción de la acción- y en el fondo, argumentando que los informes de la Inspección del Trabajo contenían errores.

El 22 de octubre de este año, la jueza titular del 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, Carolina Luengo, resolvió el caso afirmando -nuevamente- que Cruz Verde reemplazó a 259 trabajadores en huelga, por lo que ordenó el pago del bono de 4 UF por cada trabajador, lo que corresponde a 1049 UF, poco más de 28 millones de pesos.

Además, desestimó todas las alegaciones hechas por la defensa de la farmacia, declarando que sus argumentos respecto a los informes de la Inspección del Trabajo son equivocados.

“La jueza se dio el trabajo de revisar una a una las fiscalizaciones y determinó que al menos había 259 reemplazos, por lo que acogió la demanda. También dijo que el sindicato, en representación de todas las personas que estuvieron afectadas, puede cobrar por ellos”, señala Castro.

Sobre esto, Cruz Verde presentó un recurso de nulidad que fue declarado admisible el 19 de noviembre por la Corte de Apelaciones de Santiago, lo que significa que cumple los requisitos formales para ser presentada y que se evaluará la anulación de esta sentencia.

"Estamos confiados porque, en definitiva, la empresa nunca ha desconocido la práctica que realizó, esto es, utilizar a sus trabajadores previamente contratados para reemplazar a los trabajadores en huelga. Que es lo que el tribunal está castigando. La defensa de ellos ha sido orientada a decir que la acción está prescrita y que no corresponde pagar porque no se contrataron trabajadores nuevos, pero nunca se han referido al fondo de la demanda, reconociendo la acción cometida. Hay una situación en que ellos incumplieron la ley", concluye Castro.

INTERFERENCIA intentó contactarse por vía teléfonica con Farmacias Cruz Verde, sin embargo al cierre de esta edición, no obtuvo respuesta. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario