Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 28 de Noviembre de 2021
¿Dulce jubilación?

El silencioso lobby de Allamand para quedarse con un cargo internacional con sede en Madrid

Víctor Herrero A.

allamand1.jpg

Canciller Andrés Allamand
Canciller Andrés Allamand

El canciller busca encabezar la modesta Secretaría General Iberoamericana a partir de abril de 2022. Para ello ha solicitado a todos los embajadores chilenos de los países miembros sostener reuniones con los ministros de Exteriores. Fuentes de gobierno aseguran que más que una postulación para representar al país, se trata de un deseo personal de Allamand.

 

El viernes 8 de octubre la cancillería oficializó la candidatura del ministro Andrés Allamand para liderar la Secretaría General Iberoamericana (Segib), la organización con 22 países miembros que organiza las Cumbres Iberoamericanas de jefes de Estado y gobierno que se realizan cada dos años.

La derecha chilena no ha logrado detentar cargos multilaterales de importancia en las últimas décadas, y quienes están al tanto de esta postulación aseguran que se trata más de un deseo personal del propio Allamand, que de instalar el país en el escenario internacional. De hecho, la Segib es un organismo con poco peso político en la región y, con un presupuesto anual de unos 7 millones de euros, relativamente pequeño. España aporta más de la mitad del financiamiento.

Sin embargo, el puesto de secretario general tiene varios atractivos: un salario mensual superior a los 10 mil euros, residencia en Madrid, relativamente poca carga laboral y codearse con ministros y presidentes de América Latina y la península ibérica.

Desde su fundación en 2005 sólo dos personas han detentado el cargo: el economista uruguayo Enrique Iglesias, quien encabezó durante 17 años el Banco Interamericano de Desarrollo, y la economista costarricense Rebeca Grynspan, quien fue secretaria general adjunta de la ONU antes de asumir la Segib en 2014. En septiembre renunció a ese cargo para asumir la conducción de la Unctad.

A mediados de octubre Allamand solicitó a los embajadores chilenos eunirse con los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros para “informar sobre la candidatura de Chile a la Segib y la importancia que ésta reviste para nuestro país”, según un documento que circula en el mundo diplomático. Ese mismo documento, al cual INTERFERENCIA tuvo acceso, advierte que “la campaña de Chile debe manejarse con reserva”.

Para poder postular a la jefatura de la Segib el canciller chileno consiguió el patrocinio de los gobiernos de Colombia y Paraguay.

En la carta de postulación que la cancillería envió a la Segib se asegura que “la trayectoria del canciller Allamand demuestra que cuenta con los requisitos para postular a este relevante cargo (y) de igual forma sus atributos de liderazgo, capacidad de trabajo multidisciplinario, formación de equipos con equidad de género aseguran una conducción adecuada para la más importante organización iberoamericana”.

Allamand lleva varias semanas dedicándose casi por completo a la tarea de obtener esa secretaria general. Y si bien la cancillería no ha informado públicamente acerca de estas tratativas, estas cuentan con la venia del Presidente Sebastián Piñera.

El canciller ha desplegado un intenso lobby, hablando personalmente con la mayoría de los cancilleres de los 22 países miembros acerca de su candidatura. Según fuentes al tanto, hasta hace unos días sólo le faltaba contactar a sus pares de Nicaragua y El Salvador.

A mediados de octubre Allamand se reunió con un grupo de embajadores y altos funcionarios de la cancillería para diseñar una estrategia con el fin de lograr los votos necesarios. Como parte de ésta el canciller solicitó a los embajadores chilenos en los países miembros de la organización reunirse con los ministros y viceministros de Relaciones Exteriores para “informar sobre la candidatura de Chile a la Segib y la importancia que ésta reviste para nuestro país”, según un documento que circula en el mundo diplomático. Ese mismo documento, al cual INTERFERENCIA tuvo acceso, advierte que “la campaña de Chile debe manejarse con reserva”.

Según fuentes de cancillería, el viernes 15 y sábado 16 de octubre el ministro llamó personalmente por teléfono a cada uno de estos embajadores para discutir las gestiones necesarias con el fin de obtener los votos.

Y la última semana de octubre, el canciller Allamand realizó una gira por Europa la que concluyó en Portugal, donde se reunió con el ministro de Exteriores Augusto Santos Silva. De acuerdo a un comunicado de prensa de la cancillería chilena, “las autoridades abordaron los desafíos de la reactivación post pandemia (y) las oportunidades para afianzar el intercambio comercial entre ambos países y entre Chile y la Unión Europea”.

Es probable que el ex senador de Renovación Nacional haya aprovechado la ocasión para empujar su candidatura. Según gente al tanto de sus actividades, “está dedicado intensamente a lograr para sí la Segib, es su principal agenda hace más de un mes”.

Competencia

Sin embargo, Allamand no es el único candidato.

También está Rosalía Arteaga, que fue vicepresidenta de Ecuador en la década de los 90. Una norma no escrita de muchas organizaciones multilaterales es la rotación geográfica de sus dirigentes, y como los dos anteriores secretarios de la Segib provenían del Cono Sur y de Centroamérica, Arteaga tiene a su favor representar la región andina. Además domina el portugués, el otro idioma oficial de ese organismo.

Otro candidato es Pedro Brolo, actual canciller de Guatemala. Este contaría con el respaldo de México. Según un escrito de asesores de Allamand, ese país “no es un buen aval en este proceso por la tensa relación que tiene con España”.

Y, por último, está José Antonio García Belaunde, canciller de Perú durante el segundo gobierno de Alan García (2006-2011).

La elección del nuevo secretario general se hará en la XXVIII Cumbre Iberoamericana que se realizará en la República Dominicana el próximo 26 de noviembre. El o la nueva jefa de la Segib asumirá en abril del próximo año, justo cuando Allamand deje el gobierno.

Según fuentes diplomáticas latinoamericanas consultadas por este medio, y que apoyan la candidatura ecuatoriana y guatemalteca, la elección del canciller chileno sería una muy mala señal. ¿La razón? Los reportes de organizaciones internacionales que han constatado y condenado las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante el actual gobierno chileno al cual pertenece Andrés Allamand.

INTERFERENCIA se contactó con la dirección de prensa de la cancillería y con el propio Allamand sin obtener respuesta.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

¡Aún tenemos patria, ciudadanos! es seguramente el lema, la consigna de este transfuga,que busca parecerse a nuestro glorioso y recordado prócer Manuel Rodríguez,al que reconocemos como uno de nuestros representante mas leales y querido por Chile. Pero su tiempo acabo y la historia no permitirá que estas ratas queden sin castigo.

¡Aún tenemos patria, ciudadanos! es seguramente el lema, la consigna de este transfuga,que busca parecerse a nuestro glorioso y recordado prócer Manuel Rodríguez,al que reconocemos como uno de nuestros representante mas leales y querido por Chile. Pero su tiempo acabo y la historia no permitirá que estas ratas queden sin castigo.

Bueno, y cuando se autoexilio en EEUU dijo que se retiraba de la política. Ahora quiere cargos en el extranjero. Es un inconsecuente, partiendo por la Ley de Divorcio. Es como el camaleón. Siempre actúa bajo sus intereses y bajo las sombras. Que ha hecho pir Chile. NADA

Estimó que calificarlo como deseo personal es un poco ingenuo, no olvidemos que Siendo adolescente se cambia desde el grange al tradicional Liceo Lastarria solo para tratar de presidir la FESES y desde ahí conocer y operar alguna situación hacia el gobierno de Allende . Conocer al “pueblo” no? Y bueno saquen sus conclusiones. El año del golpe era Presidente de la juventud del Partido Nacional. Deseo personal o estrategia grupal?

Este hombre, es un gañan, no vale la pena hacer ningún comentario sobre él, solo me preocupa, la imagen de nuestro pais en el exterior, es tan burda la derecha chilena.

ok quiero saber mas

Si se lleva a su concubina Cubillos, no me opongo, siempre que se la lleve

Estmados, no se si lamentarse vale la pena. Son los lideres elegidos por quienes el pueblo puso en la presidencia. Es una demostración como tantas otras de lo zatrapas que aun en chile tienen espacio politico. Espacio otorgado por la inercia de quienes no votan o aquellos que creen que cambiar es un peligro. Ahora es Allamand pero antes fueron los socialistas, DC que ahora se alinean con la derecha.

Añadir nuevo comentario