Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 15 de abril de 2021
Algunos casos no logran inmunidad

Emiratos Árabes advierte sobre necesidad de inocular una tercera dosis de vacuna china de Sinopharm

Lissette Fossa

La vacuna de Sinopharm es distinta a la de Sinovac que se administra en Chile, pero comparte el uso de la misma tecnología, que es inocular el virus inactivo a las personas, para que éstas generen inmunidad al Covid-19. Aún no hay claridad del porcentaje de personas que necesitarán la tercera dosis.

Según informó el medio The National, de Emiratos Árabes Unidos, las autoridades sanitarias de ese país anunciaron que inocularán a un grupo de personas con una tercera dosis de la vacuna de Sinopharm, después de que éstas no generaran los anticuerpos suficientes para enfrentar el Covid-19.

La vacuna de Sinopharm aún no tiene permiso del Instituto de Salud Pública (ISP) para ser inoculada a la población en Chile, sin embargo, la del laboratorio chino Sinovac, Coronavac, sí ha sido aplicada a la mayoría de la población vacunada en el país y también se aplica en dos dosis, en un lapso de 14 días entre la primera y la segunda dosis.

Ambas vacunas, de origen chino y de laboratorios de propiedad estatal de ese país, usan la misma tecnología de inyectar el virus inactivado.  

La tecnología del virus inactivado consiste en usar un virus del SARS-CoV-2, desactivarlo mediante baños químicos que terminen por hacer que el virus “se apague”, es decir, no ataque al cuerpo del paciente y no pueda replicarse, aunque sí active el sistema inmune de la persona al entrar en su cuerpo. 

Esta es la tecnología más madura de vacunación, es muy usada en otras enfermedades, y es probadamente segura en cuanto a efectos adversos, aunque aún no hay suficiente información sobre los porcentajes de efectividad de las vacunas chinas que usan esta tecnología, ni la variación de dicha efectividad al comparar la población joven con respecto a la de adultos mayores.

La vacuna de Sinopharm se está aplicando ya en Argentina, Egipto, Senegal, Perú, Bolivia, México y Colombia. Sin embargo, es en los Emiratos Árabes donde se ha aplicado con masividad, país que comenzó su plan de vacunación el pasado 9 de diciembre y ya ha administrado 6,3 millones de dosis, para una población que no supera los 10 millones de habitantes.

En el caso del grupo de personas que necesita una tercera dosis de la vacuna para generar los anticuerpos necesarios para evitar el contagio, las autoridades de Emiratos Árabes no detallaron la cantidad de personas ni el porcentaje con respecto a los ya vacunados.

“Algunas personas recibieron una tercera dosis de la vacuna Sinopharm Covid-19, pero el número es mínimo en comparación con los que recibieron las dosis uno y dos” explicó Farida Al Hosani, una vocera del Ministerio de Salud de ese país.

Según informó The Washington Post este lunes 22 de marzo, “también ha habido informes fuera de China de personas que inicialmente no respondieron a la vacuna y requirieron dosis adicionales” de la vacuna de Sinopharm. Según lo que ha informado el laboratorio chino, la vacuna tendría una eficacia del 79%.

¿Pude ser el caso de Sinovac?

Sinopharm y Sinovac son vacunas distintas, pese a compartir nacionalidad y teconología de base, por lo que no es posible sacar conclusiones directas de una a partir de la otra.

Sin embargo, todavía no hay información final respecto de la efectividad de Sinovac en grandes poblaciones, por lo que, dice la científica Florencia Tevy en una columna académica publicada por INTERFERENCIA: “Sería conveniente, como un acto de ciencia ciudadana, que los vacunados con dos dosis de la vacuna de Sinovac se hicieran un test de anticuerpos anti covid para verificar que la vacuna cumplió su función de entrenar el sistema inmune y así sacarse toda duda de que efectivamente está inmunizado”.

“No sabemos los grados de inmunidad que genera una sola dosis de la vacuna -si la hay- ni tampoco su efectividad en mayores de 60 años dentro de la población chilena”, advirtió Tevy en ese texto.

Ante el desconocimiento científico sobre el porcentaje de efectividad de las vacunas chinas, sobre todo en el rango de edad de adultos mayores, los científicos recomiendan continuar con el cuidado sanitario, la distancia social y el uso de mascarilla. Esto, mientras se espera que se vayan publicando nuevos estudios sobre las vacunas chinas y sus efectos para enfrentar la pandemia.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario