Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 15 de octubre de 2019
Puerta giratoria

Ex super de Medioambiente de Bachelet asesorará a salmoneras

Nicolás Massai D.

cristian_franz.jpeg

Cristián Franz
Cristián Franz

Cristián Franz entró en mayo como socio a un estudio de abogados para ofrecer asesorías a empresas del rubro acuícola. Franz descarta cualquier conflicto de intereses, y afirma que no trabajaría con clientes que le soliciten ayuda para eludir la ley.

El abogado Cristián Franz Thorud dejó de encabezar la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) en noviembre de 2018, luego de que ocurrieran distintos episodios de contaminación en la comuna de Quintero, los que tuvieron repercusión nacional y que permanecieron varias semanas en la contingencia.

En ese momento se explicó que su renuncia estaba planificada con anterioridad, por ser el suyo un cargo de exclusiva confianza presidencial, y en consideración de que el alto funcionario había sido nombrado por la presidenta Michelle Bachelet en marzo de 2014, y ya estaba iniciado el segundo gobierno de Sebastián Piñera. Sin embargo, para muchos Franz fue una especie de víctima política de la crisis medioambiental en la zona, en el que ocurrieron masivas intoxicaciones y el que tuvo gran atención medial.

Casi medio año después, en mayo de 2019, Franz, junto a la abogada Marie Claude Plumer -jefa de la división de Sanción y Cumplimiento de la SMA, también entre 2014 y 2018- arribaron al estudio de abogados Chaves / Awad / Contreras / Schürmann (CACS), el que tiene dentro de sus áreas de ejercicio la defensa penal, el derecho administrativo, la litigación tributaria y otras.

Según El Mercurio Legal, ambos llegaron a la firma como socios consultores para asesorar a distintos clientes en temas ambientales.

De tal modo se produjo -una vez más- el tránsito de quienes tuvieron a su cargo la alta responsabilidad de fiscalizar el cumplimiento de las normas medioambientales -con toda la información y conocimiento que esa tarea proporciona- a posiciones privilegiadas para la defensa de los antiguos regulados, en este caso, las empresas salmoneras. 

LA PROPUESTA A LAS SALMONERAS

INTERFERENCIA tuvo acceso a un documento de CACS en donde se ofrece Servicios legales para lograr un cumplimiento ambiental y penal aplicado en el sector acuícola, según el título de la propia propuesta.

En el documento, el estudio de abogados incluye en su oferta de valor el hecho de que dos de sus integrantes, Franz y Plumer, hayan tenido experiencia en organismos del Estado:

"La propuesta combina de una forma novedosa profesionales con experiencia tanto en materia de compliance penal como de las distintas normativa ambiental. Si bien los programas de prevención de delitos suelen estar centrado exclusivamente en lo penal, la aportación de una visión integrada de riesgos en materia penal y ambiental, permitirá evaluar y ponderar los riesgos sancionatorios con la precisión que la experiencia de años de trabajo en organismos estatales ambientales puede brindar", reza el documento.

La oferta, que tiene como objetivo captar clientes del sector acuícola -hoy ampliamente cuestionado por su contaminación en el sector sur de Chile- señala que desde la entrada en vigencia de la SMA, esa industria "ha sido objeto de una fiscalización creciente".

"En suma, el riesgo de fiscalización es alto y, asimismo, el riesgo de formulaciones de cargos, requerimientos de información o incluso la adopción de medidas urgentes y transitorias o pre-procedimentales, tales como la detención o clausura temporal, son parte del escenario posible que la industria debe considerar", agrega.

INTERFERENCIA se contactó durante la tarde de este martes 13 de agosto con Cristián Franz para hacer las preguntas correspondientes de este artículo.

Sobre un eventual conflicto de intereses en esta asesoría al sector que anteriormente le tocó fiscalizar, Franz dijo que "no existe". "Conflicto habría y sería además, ilegal, si las asesorías consistieran en traspasar información privilegiada con respecto al trabajo de la SMA o a procurar de manera impropia influir en las decisiones de la SMA. Esto no es posible, en primer lugar, porque las actuaciones de la SMA son públicas y están en su sitio web".

Además, el ex superintendente agregó que no existe conflicto de intereses porque, precisamente, "las asesorías que uno puede brindar, tienen por propósito hacer que los privados cumplan con las leyes que protegen el medio ambiente, no que las violen o las eludan".

Respecto de que en la propuesta comercial se incluya como un valor agregado el hecho de que haya estado en la SMA, Franz señaló que "mi experiencia en el Estado, así como mi experiencia en organismos internacionales y en la asesoría privada es de alto valor, en la medida que la he aprovechado en la dirección correcta. En el muy improbable caso, que alguien le llegara a pedir al ex superintendente que lo ayude a eludir la ley, esa persona no será mi cliente, te lo puedo garantizar", dijo.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario