Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 28 de mayo de 2020
Laicos desconfían con su llegada

Fernando Ramos, el acusado de encubrimiento que asumirá de arzobispo en una diócesis cargada de abusos sexuales 

Marcos Sepúlveda y Juan Pablo González

ramos.jpg

Fernando Ramos (Iglesia Católica).
Fernando Ramos (Iglesia Católica).

El ex administrador apostólico de Rancagua asumirá ante 18 obispos y las autoridades de la zona su nuevo cargo. El nuevo arzobispo tendrá que enfrentar los 9 procesos de investigación que inició su antecesor, Ricardo Morales, a sacerdotes acusados de abuso sexual y corrupción. 

Fernando Ramos asumirá hoy sábado como nuevo arzobispo de Puerto Montt. El ambiente en la ciudad no está a su favor. Los laicos de la zona dudan si el sacerdote seguirá el camino trazado por el ex administrador apostólico de la ciudad, Ricardo Morales, quien inició distintas investigaciones contra sacerdotes en la zona.

“Nos preocupan de sobremanera los casos de abusos sexuales en la iglesia y en especial en esta arquidiócesis. Te pedimos -le dicen al nuevo arzobispo Ramos.- que todas las investigaciones en curso continúen su proceso canónico y civil para sacar a luz la verdad y se haga justicia a las víctimas", escribieron desde la Red Laical de Puerto Montt a la nueva autoridad eclesiástica de la ciudad.

Fernando Ramos, a través de una carta, se comprometió con los laicos a escuchar: “Llegaré a la arquidiócesis de Puerto Montt con los oídos atentos para escuchar al pueblo de Dios, con los ojos abiertos para contemplar la obra del señor en cada una de sus comunidades y con dedicación renovada para ponerme al servicio de todos". 

Pero las dudas en torno al nuevo arzobispo no han cesado, puesto que su historia reciente está marcada por las acusaciones de encubrimiento en casos de abuso sexual al interior de la Iglesia Católica. Esto es vital considerando los delitos de esta índole que se encuentran en curso en dicha zona.

“Hay cuestionamientos que no se han aclarado, entonces claro que uno entra a dudar”, comentó a nuestro medio Marco Ruiz, laico de Puerto Montt.

Fernando Ramos se encuentra acusado de encubrir el caso de su referente espiritual, Fernando Karadima, con acciones como destruir pruebas y crear junto con el ex arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, un círculo de protección y encubrimiento en el clero de Santiago.

Con este curriculum asumirá Ramos la arquidiócesis de Puerto Montt, donde estará a cargo de concluir 8 investigaciones canónicas y fiscalizar, como arzobispo, las diócesis de Osorno, Ancud, Punta Arenas y el vicariato de Aysén. 

La mano de Morales 

En los dos años de Ricardo Morales como administrador apostólico, avanzó en las denuncias en contra de 8 religiosos, de los cuales 7 son por abuso sexual y 2 por corrupción. Ricardo Morales comentó a INTERFERENCIA en qué estado se encuentra cada proceso. De estos, Francisco Nuñez está fallecidos, Víctor Guerrero fue expulsado, mientras que las denuncias en contra de Marcelo González, Eugenio Céspedes, Dionisio Muñoz ya están en proceso. Darío Serrano, tienen dos causas, una por abuso sexual y otra de corrupción junto a Tulio Soto en dos Cesfam del arzobispado.

Según dijo Morales a nuestro medio, el ex párroco Víctor Guerrero, “ya dejó de ser sacerdote, pero hay una acusación de una víctima que lo acusa de abuso”. También comentó que la denuncia contra el fallecido párroco de Calbuco, Francisco Nuñez fueron declaradas verosímiles y que las víctimas están siendo acompañadas por la arquidiócesis.

Por otro lado, también comentó el caso de Marcelo González “Ya está en juicio, él fue dimitido del sacerdocio, la santa sede le quitó el sacerdocio pero él ahora apeló, por eso no se decide ese tema. Además presentó los antecedentes a fiscalía de Valdivia, sobre los presuntos abusos sexuales del diácono Armando Zamora, en el seminario San José de la Maquinaria. También comentó que el sacerdote Eugenio Céspedes “Está con una investigación previa que se consideró verosímil y se envió al vaticano, estamos esperando una respuesta de allá”.

También mencionó que los sacerdotes acusados de abuso sexual, Dionisio Muñoz y Darío Serrano están en un proceso administrativo penal instruidos por el vaticano. Además, Serrano (ex vicario general del arzobispado), junto a Tulio Soto (ex vicario económico), están denunciados por Morales a la Justicia por diversos casos de corrupción y robos de dinero en los centros médicos: Cesfam San Pablo de Mirasol y Techo Para todos, ambos están controlados por la arquidiócesis de Puerto Montt.

De acuerdo con la carpeta investigativa, se sindica a ambos sacerdotes de crear contratos de trabajos falsos por cifras millonarias y otorgamiento de créditos a  trabajadores sin devolución, con recursos fiscales entregados a los dos centros médicos. Además la demanda menciona un hecho de ejercicio ilegal de la profesión, debido a que M.B. trabajó de julio del 2014 a febrero del 2017 como médico cirujano en el Cesfam San Pablo Mirasol, sin embargo, esta persona no posee ningún título universitario.

Además, el ex administrador apostólico, denunció un presunto tráfico de estupefacientes dentro del Cesfam San Pablo Mirasol, donde acusó a Darío Serrano de comprar psicotrópicos a nombre del centro médico para traficarlos en el extranjero.

Todo este trabajo lo ha hecho Ricardo Morales en los dos años que alcanzó a durar en su cargo. Las denuncias han traído polémica en la zona, tanto así que un grupo de laicos y fieles le propinaron una golpiza al ya ex administrador apostólico.

La poderosa llegada de Ramos

Fernando Ramos llegará como arzobispo de Puerto Montt, este sábado 29 de febrero a las 12.00 en la capilla de la Inmaculada Concepción en la ciudad, no se hará en la catedral debido a problemas de seguridad y gran parte de las autoridades de la iglesia católica 18 obispos han confirmado su presencia. 

Entre las autoridades confirmadas estarán el nuncio apostólico, Alberto Ortega, el secretario del nuncio, Juan Pablo Cerrillos, el arzobispo de Santiago, Celestino Aós, junto a sus obispos auxiliares Alberto Lorenzelli y Cristián Roncagliolo. También estará el administrador apostólico de Valparaíso, Pedro Ossandón, el arzobispo de La Serena, René Rebolledo, entre otros. Uno de los asistentes que genera más polémica es el ex arzobispo de la zona, Cristián Caro, quién ha sido cuestionado por encubrir casos de abusos sexual. También se rumorea la presencia de Ricardo Ezzati, puesto que el cuestionado cardenal es muy cercano a Fernando Ramos, quien fue su mano derecha cuando estaba como arzobispo de Santiago, sin embargo, INTERFERENCIA no ha podido confirmar ni descartar su presencia en la misa de bienvenida.

La actividad será una misa junto a una comida en el casino del colegio de la Inmaculada Concepción, en donde estarán todos invitados a comer. Además están citadas las autoridades regionales: Gobernador, Intendente y el Alcalde para que asistan a la ceremonia.

A diferencia de otros países, “en Chile se ha acostumbrado que muchos de los arzobispos han llegado a ser cardenales. Ellos ocupan plazas en regiones y terminan en Santiago, siendo cardenales, ese es un camino para ser cardenal”, comentó el doctor en Iglesia Católica, Marcial Sánchez. De acuerdo con esto, Ramos entra en carrera para pasar a ser uno de los cardenales más jóvenes de la Iglesia Católica, teniendo, incluso la posibilidad de ser Papa.

Diversas fuentes de la iglesia señalaron a INTERFERENCIA fuera de micrófono que el nombramiento no fue del nuncio actual, sino que de su antecesor, Ivo Scapolo, pero igualmente Ortega irá al ordenamiento. Ramos viene muy cuestionado por su paso de Rancagua, debido a que cambió a los párrocos de un dia para otro sin consultar a las comunidades parroquianas por los cambios, además las víctimas del caso Karadima lo acusaron de perder algunas carpetas investigativas. De hecho, un grupo de laicos se reunió con el nuncio apostólico para exigir que se tome en cuenta la voz de las comunidades en los nombramientos.

No solo eso, el laico de Puerto Montt, Marco Ruiz expresó a nuestro medio su preocupación ante la poca información que se sabe del evento.

”Esto se ha realizado de espaldas y sin información al pueblo de Dios y yo he escuchado que ni siquiera el clero ha tenido información respecto a la ceremonia más que una carta que se les envió de invitación y un par de cosas que se han estado difundiendo, a través de la vicaría pastoral del arzobispado, pero mayormente no sabemos. Lo que sí sabemos que se está haciendo un amplio operativo de seguridad.”

Aunque todos coinciden en que Ramos deberá trabajar con la verdad, de acuerdo con Marcial Sánchez “lo primero que le piden, es que Ramos se sincere, ese pedir que se sincere y que viva en la verdad, si es que vive en la verdad, no va a haber ningún problema, yo creo que se va a poder insertar y va a poder ser buen obispo y va a poder generar y formar una red de muchas personas que lo sigan”. Mientras que para el saliente administrador apostólico, Ricardo Morales, Ramos deberá “continuar con los procesos, seguir acompañando a las víctimas y buscar que se haga justicia.”

INTERFERENCIA intentó de contactar reiteradas veces al obispo Fernando Ramos, sin embargo él no respondió a nuestras solicitudes.

Una diócesis muy cristiana

Cerca de 295.155 habitantes componen la diócesis de Puerto Montt, de los cuales un 71,6% son católicos, convirtiéndose en una de las zonas católicas más poderosas del sur del país.  La diócesis de Puerto Montt comprende las comunas de Calbuco, Cochamó. Fresia, Frutillar, Llanquihue, Los Muermos, Maullín, Puerto Montt, Puerto Varas y Hualaihué. 

Puerto Montt fue elevada diócesis el 1 de abril de 1939, por el Papa Pío XII, siendo su primer obispo monseñor Ramón Munita. A él le sucedieron en el cargo Alberto Rencoret Donoso (1963-1970),  Eladio Vicuña Aránguiz (1974- 1987), Bernardo Cazzaro Bertollo, O.S.M. (1988- 2001), Cristián Caro Cordero ( 2001 - 2018) y Fernando Ramos, quien será nombrado Arzobispo el 29 de febrero del 2020. 

Dada la importancia que tenía este lugar para la evangelización de zona insular de Chile, el 10 de mayo de 1963 se erigió como arzobispado , provincia eclesiástica que se forma a partir de una unión de diócesis y que tiene como objetivo fiscalizar de mejor manera los bienes de la iglesia y tiene que denunciar los casos de abusos sexuales que existan al Papa. Es así como el obispo de Puerto Montt pasó a tener bajo su cargo los obispados de Punta Arenas, Osorno, Ancud y el vicariato de Aysén.  

Actualmente el arzobispo  de Puerto Montt tiene bajo su cargo a los obispos Bernardo bastres Florence SDB (Punta Arenas), Jorge  Concha Cayuqueo O.F.M (Osorno), Luis Infanti Della Mora O.S.M (Aysén) y Juan Agurto (Ancud). Bastres y Agurto todavía no han sido confirmado como obispos titulares, luego de que en mayo del 2018 renunciaron junto a 31 obispos más de la conferencia episcopal. 

Según el experto en iglesia católica, Marcial Sánchez, “la iglesia de Puerto Montt es bastante rica en su religiosidad popular, ya que mezcla la propia realidad del lugar con la fe, adscribiendo a un sincretismo interesante”

Para poder prestar servicios religiosos al 71,6% de población católica de la zona, el obispado Puerto Montt cuenta con 23 parroquias,  20 sacerdotes diocesanos y 21 sacerdotes religiosos. De los 20 sacerdote diocesanos que está a cargo del obispo, dos sacerdotes se encuentran suspendido por abusos y dos por robo,  uno fue expulsado recientemente y otro está en proceso de expulsión.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario