Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
Comandante en jefe del Ejército

General Martínez dice no haber sabido del caso FAM y propone clases de ética en su actual plan de transparencia

Laura Landaeta

martinezmenanteau.jpg

Comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez Menanteau en la Cámara de Diputados
Comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez Menanteau en la Cámara de Diputados

En su declaración ante la Comisión de Defensa de la Cámara, intentó también blindar al ex auditor, general Felipe Cunich, frente a las acusaciones por coimear a otros generales para que se inculparan en este fraude fiscal, de modo que el caso no escalara al alto mando. Ricardo Martínez era el administrador de los recursos del Ejército entre 2016 y 2018, cuando todavía operaba el esquema de desvíos de fondos.

“Vergonzosa”, así calificaron los diputados Loreto Carvajal  (PPD) y Leonardo Soto (PS) la presentación hecha por el comandante en jefe del Ejército ante la Comisión de Defensa de la Cámara por el caso FAM. Esto, básicamente porque tras 45 minutos de exposición, se limitó a contestar sólo las preguntas que le interesó aclarar y dejó más dudas que certezas. 

“Cuando hay una decisión de parte de un comandante en jefe [Óscar Izurieta, bajo cuyo mando comenzó el fraude] que se justifica con 'preservar la moral' y se usan en forma desmedida los recursos del Estado, uno habría esperado mucho más del comandante en jefe del Ejército en ejercicio y de un ministro [Baldo Procurika, de Defensa] que sólo respalda el actuar del Ejército que no da soluciones. No tenemos certeza si el gobierno ampara o no lo ocurrido en el Ejército y no sabemos quién responde por todo esto que sucede hoy”, dice la diputada PPD a INTERFERENCIA sobre este caso en que desde 2008 se desviaron ilegalmente al menos 3.000 millones de pesos para compensar a los militares de Aysén estafados por el Fondo de Ayuda Mutua (FAM), asociado al Ejército, que operaba en dicha región.

En la presentación -además de Martínez y Prokurica (RN)- expusieron los actuales abogado del Ejército, Felipe Cuschnir, y procurador general de la institución, Hernán Araya. En ninguna de las alocuciones hubo algún mea culpa.  

"El comandante en jefe del Ejército eludió las preguntas incómodas. Me pareció una gran vergüenza porque uno espera que una institución fundamental en el país, que atraviesa estas graves acusaciones, debieran, quienes las dirigen, tener una conducta enérgica de condena. Estamos en presencia del fraude más masivo del ejército con cerca de 800 imputados y nos parece una vergüenza que casi cuatro años después el Ejército haya hecho sumarios administrativos y no haya ningún responsable. Es impresentable”, declaró el diputado Soto a este periódico.

El diputado Soto fue quien le realizó las preguntas más punzantes a Martínez Menanteau, las cuales no fueron respondidas en forma precisa. “Esto nos hace ver que tienen una impunidad concreta quienes provocan este tipo de defraudaciones en el Ejército y eso sin duda está en las bases de corrupción de la institución”, concluye el parlamentario.

En concreto, Soto le preguntó al comandante en jefe del Ejército cómo explica que habiendo sido jefe del Estado Mayor General entre los años 2016 y 2018, y teniendo como una de sus principales responsabilidades el manejo de los dineros de la institución, no haya sabido del caso FAM. Cabe mencionar que los fondos utilizados para pagar beneficios a los afectados por la estafa piramidal, salieron de las arcas de la institución bajo la partida Plan de Cultura y Clima Organizacional, creada justamente para desviar fondos.

Frente al cuestionamiento, Martínez Menanteu se limitó a responder que “al asumir mi cargo el 2016 el presupuesto de ese año ya estaba hecho pues se realiza el año anterior, por lo que no estuve al tanto de él”. 

Soto comenta: “Ya lo hemos visto otras veces, los comandantes en jefe cuando son citados a la Comisión de Defensa evitan por todos los medios responder a las preguntas concretas y hoy lamentablemente, siguiendo la cultura institucional. El comandante en jefe eludió una pregunta concreta levantándose de hombros diciendo ejecuté un presupuesto que venía hecho. Es impresentable, tenemos el alto mando de las Fuerzas Armadas irresponsable, donde no aparecen asumiendo nada”.

Las declaraciones del comandante en jefe son complejas, ya que, por acción u omisión, en opinión de cercanos al caso, existe culpabilidad de su parte, pues no se entiende que un alto mando no cumpla con la responsabilidad que se le asigna al no informarse del presupuesto que maneja y de en qué se gasta éste.

Soto le preguntó además al general Martínez Menanteau cómo se explica que pese a ser sorprendido y denunciado el entones contralor del Ejército, general Felipe Cunich, por uniformar declaraciones de generales para exculpar al alto mando y ofrecer coimas por inculparse a los generales de zona (con una grabación de su conversación que fue ampliamente reproducida en la prensa), éste haya salido de su cargo para ser luego contratado por el mismo comandante en jefe de la institución como asesor jurídico del departamento de Auditoría del Ejército. 

La pregunta no fue respondida por Martínez, con lo que no incriminó a Cunich.

“Es un acto de convivencia con hechos delictuales que no tiene ninguna justificación. Es insólito”, señala el diputado. 

Clases de ética

La citación a la Comisión de Defensa de la Cámara tenía por propósito también conocer las acciones que el Ejército está tomando actualmente para hacer frente institucionalmente al fraude, y así determinar responsabilidades y evitar las condiciones que lo produjeron.

Los expositores de la institución no señalaron nada ante los parlamentarios respecto de los dos sumarios en curso, pues, según dijo uno de ellos, “se presume inocencia mientras no haya inculpados, por lo que no se puede revelar absolutamente nada”.

Al respecto, INTERFERENCIA en su publicación del lunes pasado Carta del General Aberl y testimonios judiciales ligan al comandante en jefe Ricardo Martinez al fraude FAM confirmó que al menos uno de estos sumarios se cerró sin culpables y que el otro no avanza, razón por la cual el comandante en jefe decidió unificar estas investigaciones para dar un nuevo plazo hasta el 15 de enero de búsqueda de pruebas y testimonios, y buscar responsabilidades.

Sin embargo, la exposición de ayer en la Cámara dejó en claro que este nuevo sumario, así como los dos anteriores, sólo se refieren al período contemplado entre 2015 y 2016, según señaló el abogado Cuschner, debido a que se ocupó como referencia el plazo investigado por Contraloría tras recibir una denuncia anónima; pese a que es un hecho demostrado que el desvío de fondos del caso FAM comenzó siete años antes de esa fecha.

En la presentación, además, el Ejército detalló las medidas que se están tomando dentro de la institución para enfrentar casos como este de corrupción y fraude. 

Una medida que llamó la atención de los presentes fue la creación de una unidad especial que promete en menos de 24 horas atender cualquier caso a nivel nacional en el que se presuma pueda existir un delito. Una especie de comando de elite de auditores.

Sin embargo, el que se llevó la mayor cantidad de comentarios fue la medida de impartir diversas clases de ética y buenas prácticas a los auditores del ejército para así prevenir futuros conflictos legales y malas conductas. Algo que recuerda el castigo impuesto a los principales culpables del caso Penta.

También se informó de un plan anual de auditoría que permite realizar investigaciones especiales en caso de denuncia. De la misma forma una oficina de patrimonio revisará permanentemente los dineros y propiedades de los altos mandos en busca de situaciones que puedan ser constitutivas de delito como un aumento inexplicable de patrimonio.

Procurika cierra filas

"Me hago responsable de mi gestión de mando”, señaló el comandante en jefe, quien en todo momento fue blindado por el ministro Procurika, quien comentó que no hay en este minuto formalizados en el caso y se debe respetar la presunción de inocencia.

Estas declaraciones tienen principal efecto respecto del actual director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), ex general Ricardo Toro, pues sigue en su cargo pese a ser imputado por la Fiscalía de Aysén por su participación, tal como reportó INTERFERENCIA en su artículo Ricardo Toro Tassara: Imputan al director de la Onemi por fraude al Fisco en caso FAM.

Prokurica señaló además que en la investigación interna del Ejército se habla de alrededor de 182 millones de pesos destinados a compensar el FAM (entre 2015 y 2016) y no de los 3.000 millones que se ha podido establecer en la investigación de la Fiscalía para todo el periodo en que operó el esquema de desvio y fraude. 

“Los 3 mil millones que se denuncian como malversados tienen que ser probados por los tribunales”, dijo el ministro de Defensa.

“La improvisación y acudir a la lamentación y las buenas intenciones de parte del Ejército no se condice con las respuestas que requiere el país sobre recursos que no solo son necesarios sino que además es responsabilidad del Estado que se ejecuten correctamente”, dice al respecto la diputada Carvajal.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

y el robo del dinero al estado de Chile , y esto es causa de expulsión y cárcel para los involucrados...

Añadir nuevo comentario