Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 20 de abril de 2021
Araucanía

¿Golpe de suerte? Las dudas detrás de la detención de Juan Pirce en Traiguén

Maximiliano Alarcón G.
Paula Huenchumil

La Fiscalía fue en busca de marihuana, no la encontró, pero terminó incautando por casualidad un importante arsenal. Hasta el momento, el Ministerio Público no ha entregado detalles de la investigación previa respecto de las supuestas drogas, pero descarta haber tenido a mano antecedentes de inteligencia. 

Durante la mañana del martes 6 de abril de 2021 se conoció que personal del OS-7 de Carabineros decomisó un importante arsenal de armas al interior de un domicilio en Traiguén, hecho que impactó rápidamente a la opinión pública, puesto que, además del delito en sí, el detenido Juan Pablo Pirce es funcionario del Juzgado de Garantía de dicha comuna e hijo del ex intendente interino de La Araucanía durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet, Guillermo Pirce, quien también tuvo pasos por la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI).

El caso investigado por la Fiscalía Regional de La Araucanía, dirigida por Cristián Paredes, es particularmente llamativo por la extraña coincidencia que permite dar con el armamento, el que según han sugerido diversos medios, podría estar vinculado a los asesinatos del cabo de Carabineros, Eugenio Naín, como también del subinspector de la PDI, Luis Morales Balcazar. 

Además de lo casual de la pesquisa, este hecho es una suerte de alivio para esta oficina del Ministerio Público, la que carga con bochornos en casos emblemáticos como la Operación Huracán o el aún dudoso caso Luchsinger-Mackay, el cual está comenzando a ser revisado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo a los hechos expuestos por la Fiscalía y la Defensoría Penal Pública en la audiencia de control de detención de Juan Pablo Pirce Valenzuela, el 24 de febrero de 2021 la Fiscalía de Traiguén emanó una orden de investigar a Carabineros por el delito de tráfico de drogas, esto a partir de una denuncia anónima puesta a través del sistema Denuncia Seguro de la Subsecretaría de Prevención del Delito. No se tiene certeza judicial sobre qué drogas se refería la denuncia, pero medios como Ex-Ante, del periodista Cristián Bofill, informaron que se trataba de marihuana. 

Según mencionó en la audiencia el fiscal Enrique Vásquez –el mismo que pesquisaba el supuesto robo previo a que ocurriera el asesinato de Camilo Catrillanca y que formalizó al adolescente que lo acompañaba–, se desarrolló una investigación que llevó a que durante la tarde del lunes 5 de abril pasado el personal del OS7 de Carabineros llegara hasta la casa de Pirce.

No se conocen tampoco los antecedentes que habría arrojado esta investigación previa. INTERFERENCIA consultó al Ministerio Público sobre esto, pero el organismo no entregó más detalles.

La detención 

De esta forma, con los carabineros en su puerta, a eso de las 19 horas del lunes 5 de abril, el imputado negó la entrada a los uniformados, aludiendo a que él era funcionario del Poder Judicial y que por esto conocía sus derechos. Por esto los policías comenzaron a buscar una autorización para ingresar al domicilio, la cual obtuvieron a eso de las 21 horas gracias al Juzgado de Garantía de Collipulli, luego de que dos juezas del tribunal de Traiguén se inhabilitaran por conocer al aludido. En el intertanto, según la versión policial, Pirce lanzaba objetos a casas aledañas.

Según el relato del Ministerio Público en la audiencia, lo primero que hicieron los carabineros fue ir al patio, suponiendo que ahí encontrarían la droga, pero lo que hallaron primero fue una bodega y en ella un refrigerador en desuso, el cual en su interior guardaba una alta cantidad de municiones. Inmediatamente detuvieron a Pirce y continuaron con la búsqueda.

Así dieron con el arsenal, en el que destaca un fusil marca FAL, calibre 7.62, con su respectivo cargador y munición, 27 cartuchos calibre 7,62 sin percutir, una pistola marca Colt, calibre 45, y distintos tipos de explosivos. A partir de esto, la Fiscalía le imputó cuatro delitos vinculados a la ley de control de armas. 

En todo esto, nunca encontraron la supuesta marihuana que tenía el imputado. En rigor, encontraron dos gramos de esta, pero según el mismo fiscal esta era una “pequeña cantidad de droga que no alcanza para formalizar el ilícito”. De todas formas, igual se le imputó el delito de microtráfico, debido a que los carabineros encontraron en su poder una caja con 22 comprimidos de Clonazepam.

Con todo eso, la jueza Sandra Nahuelcura del Juzgado de Garantía de Collipulli determinó su prisión preventiva.

En la audiencia, la defensa de Pirce cuestionó que parte de las municiones encontradas en los patios colindantes hayan sido lanzadas por él, puesto que Carabineros no tiene ningún tipo de registro que demuestre aquello y esto sólo se sostiene en el testimonio de los uniformados. En cuanto a las armas halladas al interior del domicilio, los abogados acotaron que no existe evidencia hasta el momento de que la metralleta sea funcional.

¿Inteligencia?

En años recientes hay certeza de que ha existido comunicación entre aparatos de inteligencia de Carabineros con el Ministerio público. Uno de estos casos es la Operación Huracán, en el cual el ex general director del organismo policial, Bruno Villalobos, entregó personalmente los antecedentes a la Fiscalía de La Araucanía.

Pero, tal como reveló INTERFERENCIA anteriormente, en la Fiscalía de Los Ríos también ocurrió algo similar, en la causa por la cual se condenó al dirigente mapuche Facundo Jones Huala. Ahora, en el caso de Pirce, el Ministerio Público señaló a INTERFERENCIA que no tuvo ningún tipo de antecedente de este tipo.

Nuestro medio contactó a la Defensoría Penal Pública de La Araucanía, desde donde el abogado Valentín Vergara Shneider indicó:

"Como defensa hasta ahora no tenemos conocimientos de la fecha de presentación de la denuncia por parte de la Subsecretaría [del Delito]. Los escasos datos que manejamos son los que entregó la Fiscalía en la audiencia y que hacen relación con un supuesto tráfico de drogas, en específico, de marihuana”, dijo.

A esto, el jurista agregó que “cabe señalar que a la defensa se le entregó el parte de detenido un par de horas antes de la audiencia del día de ayer, documento que no detalla diligencias que se hayan obtenido en razón de esta denuncia de tráfico de drogas respecto de nuestro representado. En este sentido, nosotros hasta ahora no tenemos claridad de las diligencias ni de los antecedentes derivados de la denuncia por tráfico de drogas; y tampoco conocemos el número de funcionarios que participaron en el operativo que culminó con la detención de nuestro representado”.

“Entre todas mis caras, ninguna de esas soy yo”

Tras la detención de Juan Pablo Pirce Valenzuela (39 años), distintos medios de comunicación publicaron perfiles del funcionario que se desempeñó como oficial de sala durante 11 años en el Poder Judicial. Siendo uno de los antecedentes más comentados que es hijo de Guillermo Pirce Medina, militante del PPD, ex gobernador de Malleco e intendente subrogante de La Araucanía en 2017. Una personalidad política conocida en la zona.

Por ejemplo, ExAnte incluso indicó que “el funcionario habría llevado una doble vida y que las armas de fuego encontradas en su casa podrían haber sido utilizadas en atentados registrados en la zona macro sur”. Mientras que La Tercera señaló que Pirce había estudiado tres carreras distintas, pero no habría terminado ninguna, “donde más permaneció fue en la Universidad Católica de Temuco, donde cursó Antropología”.

Fuentes consultadas por INTERFERENCIA describen a Pirce como una persona de trato amable en su desempeño en el Juzgado de Garantía de Traiguén. En ese sentido, tampoco lo veían como una “persona racista, al contrario de muchos de los funcionarios”, relataron.

Además, estas fuentes lo describen como una familia conocida por el trabajo de su padre en terreno desde hace varias décadas. En tanto, otras de estas fuentes lo mencionan, por motivos familiares principalmente, como cercano a la historia del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

El imputado, que quedó con la medida cautelar de prisión preventiva, tiene un canal de Youtube con 34 suscriptores el cual ha subido interpretaciones de su autoría en las que canta con guitarra. “Entre todas mis caras, ninguna de esas soy yo. Ustedes deberían saber lo que aquí sucede, todo lo que comienza siempre tiene un fin”, dice en la canción Caras.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me parece muy extraña esta detención, puede ser otro mas de tantos . Esperemos que la verdad salga a la luz, .

Añadir nuevo comentario