Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de octubre de 2020
Reimpresión de INTERFERENCIA

The Guardian y Chile: “Estamos siendo subyugados por los ricos. Es hora de que eso termine”

Jonathan Franklin en Santiago (The Guardian)

2904.jpg

Germán David, Melissa Medina y Antonia Del Almendro en Chile. "No quiero llegar a los 50 años y darme cuenta de que no fui lo suficientemente valiente". Fotografías por Marcela Bruna / The Guardian
Germán David, Melissa Medina y Antonia Del Almendro en Chile. "No quiero llegar a los 50 años y darme cuenta de que no fui lo suficientemente valiente". Fotografías por Marcela Bruna / The Guardian

Nuestro medio reproduce en exclusiva para Chile un artículo del medio británico que recoge la impresión de siete manifestantes que explican por qué están luchando. El medio inglés describe de esta manera el peor malestar del país en décadas. 

La chispa que encendió la llama fue un aumento del 3% en las tarifas del metro, pero después de 12 días de protestas masivas y violencia callejera, el peor malestar que Chile ha vivido en varias décadas se ha transformado en un levantamiento nacional que exige cambios dramáticos en el sistema económico y político del país.

Dieciocho personas murieron en la violencia y 7.000 fueron detenidos en medio de brotes generalizados de violencia e ataques incendiarios, y acusaciones creíbles de abusos contra los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad.

El movimiento sin líderes obligó al presidente multimillonario, Sebastián Piñera, a tomar una posicióndefensiva. Él ha reemplazado a ocho ministros y ha anunciado una serie de medidas de emergencia que incluyen un pequeño aumento en el salario mínimo y mayores impuestos a los chilenos ricos.

Pero nada de esto ha sido suficiente para calmar las protestas que nacieron de una desilusión profundamente arraigada en la desigualdad que ha dejado a millones de ciudadanos excluidos del crecimiento económico de Chile.

El uno por ciento de la población de Chile tiene el 33% de la riqueza. Esto lo hace el más desigual de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico - OCDE.

Muchos manifestantes piden una nueva constitución para reemplazar la que fue redactada en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet. Ese documento creó la base legal para un modelo económico impulsado por el mercado que ha privatizado las pensiones, la salud y la educación.

Juan Ángel, 60 años, profesor de escuela.

“Quiero un cambio y lo quiero ahora. El costo de vida sigue aumentando y nuestro dinero está mal distribuido: en pensiones, en atención médica y en educación. Hay privilegios para las fuerzas armadas, los sacerdotes, los políticos, las corporaciones. ¿Y para cambiar eso? Tienes que cambiar la constitución.”

“Este es un país pequeño con muchos recursos naturales. Podría ser un país próspero si nuestras riquezas estuvieran mejor distribuidas. Podríamos ser maravillosos. Un país próspero, feliz y en paz.

"No estoy asustado. No tengo nada que perder. Estoy haciendo esto por mi nieta de seis meses."

Melissa Medina, 25 años, artista en maquillaje

“Mi abuela luchó contra la dictadura, y mi madre luchó en su tiempo. Soy la madre de una niña de seis años y ahora es mi turno.

“Queremos cambios de largo plazo que espero que ella pueda disfrutar en 20 años más.

“Tenemos salarios de mierda y turnos de 12 horas. Me lleva dos horas volver del trabajo, y cuando llego a casa no veo a mi hija porque está dormida.”

“Hay niños, estudiantes, trabajadores, padres, tías, abuelas marchando con nosotros. ¡Abuelas gritando por el cambio! Siguen luchando a pesar de ser adultos mayores.

“Míranos: llevamos cucharas, ollas y sartenes [para sonarlas en las protestas]. Tenemos agua y bicarbonato de sodio para combatir los efectos del gas lacrimógeno.

“Y ellos tienen perdigones, gases lacrimógenos, encierros, brutalidad policial, violaciones, torturas, entonces, ¿quién sigue ganando y quién sigue perdiendo? La lucha debe seguir.

“Quizás nada positivo saldrá de esto, y no ganaremos nada. Pero no quiero llegar a los 50 años y darme cuenta de que no fui lo suficientemente valiente. He gritado y luchado. Me he arrancado de la policía. Me dispararon en la pierna. Luego, será el turno de mi hija. Espero que no tenga que pelear".

Antonia del Almendro, 25 años, cineasta

“La gente está cansada de ser tratada como esclavos o criminales. Si no tienes un apellido importante, si tienes dinero, no eres nadie.

“La primera demanda es cambiar la constitución: somos el único país en América Latina que tiene la misma constitución que tenía bajo dictadura. Tenemos las mismas leyes y el mismo modelo económico introducido por la dictadura. Y estamos viendo que todavía violan los derechos humanos como lo hicieron bajo la dictadura.

“Es increíble-piensan que somos estúpidos. Pero la gente se despertó y le está mostrando al gobierno que no somos estúpidos: no volverán a meternos el dedo en la garganta".

Germán David Requena Zeta, 18 años, estudiante

"Como estudiante, es muy caro vivir aquí en Santiago. Mis padres y yo somos del norte de Chile, así que vivo aquí solo.

“Estoy luchando por una mejor educación que cueste menos, una tarifa de metro que sea justa y una vida con más dignidad. Porque lo que ganamos ahora no es suficiente para sobrevivir. Quiero ser independiente [económicamente] pero no puedo- la vida es demasiado cara. Quiero ser estudiante y vivir en paz- estas son pequeñas cosas.

“No le tengo miedo a la policía a pesar de que muchas personas resultaron heridas y otras fueron asesinadas. Simplemente no entiendo por qué nos atacan con tanta fuerza."

María Borgoño, 32, estudiante de historia del arte.

“Las personas que dirigen el gobierno son las mismas personas que tienen el poder económico. Es un círculo perfecto: aprueban leyes para ganar más dinero y el resto de nosotros se empobrece.

“Durante las protestas, el gobierno mató a gente, las mujeres fueron violadas, los hombres fueron violados. Muchos han perdido ojos mientras protestaban pacíficamente.

“Los derechos humanos no han sido realmente respetados desde la dictadura. Los ricos nos subyugan, y ahora es tiempo de que eso termine. Es hora de que las personas tengan un tipo de vida que les haga querer vivir.

"Las personas viven con mucho estrés: están endeudadas con los bancos y las empresas, y luego gastan ese dinero en las mismas empresas para vivir".

Cristian Quiroga, 43, asistente de cámara de televisión

“Quiero que el gobierno y las grandes empresas dejen de saquear a mi país, que dejen de tomar lo que nos pertenece a todos y venderlo al mejor postor. 

“Hacen tratos por el cobre, el agua, el litio, el mar. Venden todo esto por un precio bajísimo a otros países. Y el pueblo no ve nada de esa riqueza.

“El pueblo chileno ha cambiado su forma de pensar gracias a las redes sociales e internet. Chile ha cambiado. La gente es más liberal. Pero las leyes laborales y nuestro sistema educativo no han cambiado en 30 años. ¿Si conseguimos una nueva constitución? Saldré con mi escoba y mis trapos, y ayudaré a limpiar las calles y volver a pintar el país."

Tammy Cabezas, 21, Activista trans

“Salí para representar a las personas trans. La esperanza de vida promedio de una persona trans en Chile es de 35 años. Ni siquiera podemos soñar con las cosas que otros exigen, como una pensión digna. Estamos protestando porque sin una revolución sexual no hay revolución social.

“Mi objetivo es ver a Piñera y sus ministros en la cárcel por todo lo que han hecho, y que hay una ley para proteger a las personas trans y no binarias.

“Nunca imaginé que las protestas serían tan grandes. Las cosas estaban mal: la gente moría; las personas trans estaban muriendo; los Mapuche [pueblo indígena] estaban muriendo, y al final la gente se despertó y se dio cuenta de que esto estaba mal.

“En una democracia la gente tiene el poder. Y el gobierno tiene que escucharnos."

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario