Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 18 de Junio de 2021
Desde la cárcel

Habla Juan Pirce, el funcionario del Poder Judicial detenido con armamentos en Traiguén

Maximiliano Alarcón G.
Paula Huenchumil

En una carta escrita el 9 de abril a la que INTERFERENCIA tuvo acceso exclusivo, Pirce se declara simpatizante de izquierda y también con causas del pueblo mapuche, acusa persecución desde la ANI y asegura que fue víctima de un montaje de Carabineros. Además, dice que fue torturado en su detención en Traiguén. El imputado ahora se encuentra en prisión preventiva en Valdivia. 

El pasado 6 de abril Juan Pirce, entonces funcionario del Juzgado de Garantía de Traiguén, fue detenido por personal del OS-7 de Carabineros de Chile. Un extraño operativo que partió como una denuncia por ley de drogas, pero que terminó en el decomiso de un importante arsenal de armas que mantiene a dicha persona encarcelada hasta la fecha.

Tras su detención, el día 8 de abril INTERFERENCIA publicó el artículo ¿Golpe de suerte? Las dudas detrás de la detención de Juan Pirce en Traiguén, en el cual se relataban los antecedentes del Ministerio Público que aseguraban que en dicho operativo lo primero que hicieron los carabineros fue ir al patio en busca de droga, pero lo que hallaron primero fue un importante armamento en el que destaca un fusil marca FAL, calibre 7.62, con su respectivo cargador y munición, 27 cartuchos calibre 7,62 sin percutir, una pistola marca Colt, calibre 45, y distintos tipos de explosivos. 

La supuesta marihuana que motivó el allanamiento nunca se encontró. En su lugar solo se encontraron dos gramos de esta, pero según el mismo fiscal esta era una “pequeña cantidad de droga que no alcanza para formalizar el ilícito”. De todas formas, igual se le imputó el delito de microtráfico, debido a que los carabineros encontraron en su poder una caja con 22 comprimidos de Clonazepam.

Distintas fuentes de la zona consultadas por nuestro medio describían a Pirce como una persona de trato amable en su desempeño como funcionario en el Juzgado de Garantía de Traiguén, “no lo vemos como una persona racista, al contrario de muchos de los trabajadores”.

Además, indicaron que es parte de una familia conocida por el trabajo de su padre en terreno desde hace varias décadas. En tanto, otras de estas fuentes lo mencionaron, por motivos familiares principalmente, como cercano a la historia del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

A un mes de su detención y través de un intermediario, Juan Pirce hizo llegar una carta a INTERFERENCIA con el objetivo de ser publicada -versión adjunta en pdf- en la cual se declara como preso político, reconoce su simpatía con causas de izquierda y también con causas del Pueblo Mapuche, asimismo, asegura que su detención es un montaje similar al de Operación Huracán, aunque sin entregar mayores antecedentes.   

A continuación la carta completa:

Traiguén, 9 de abril de 2021

Les escribo desde la cárcel de Traiguén, desde las mazmorras de la Dictadura Chilena, controlada por la derecha empresarial y latifundista, por la economía transnacional y su neoliberalismo y diseñada por el imperialismo económico impuesto a sangre y fuego.

Como consecuencia de una operación de inteligencia diseñada por carabineros para justificar su ineficiencia y ladronaje y presionada por el poder, la derecha desesperada por su moribunda institucionalidad ha orquestado este movimiento, con la falsa excusa de buscar una plantación de marihuana, rodearon la manzana de mi casa en mi población, el OS7, el GOPE, LABOCAR y la Policía Local, acorralando además, amenazantes la casa de mis padres ya jubilados, quienes se encontraban en compañía de su bisnieto y su madre. Yo en mi casa acompañado de dos jóvenes amigos que a nadie le han hecho daño.

"A partir de un falso operativo por una plantación de marihuana inexistente, allanaron mi casa, desde donde sorpresivamente aparece una larga lista de artefactos y armas".

Así como a partir de un falso operativo por una plantación de marihuana inexistente, allanaron mi casa, desde donde sorpresivamente aparece una larga lista de artefactos y armas. De plantación nada, pero claro, en un artístico movimiento, cual mago de un sombrero, me han convertido en el más peligroso hombre buscando vincularme a cuanto más puedan, reproduciendo la misma novela de “Operación Huracán”, las cortes han vuelto a ser engañadas.

Para nadie que me conozca es un secreto, que en mi vida me he esforzado por la construcción política en búsqueda de justicia, igualdad, felicidad y libertad; todo el que me conoce sabe de mi admiración por aquellos que buscaron lo mismo y que también perdieron la libertad; incluso la vida. Es conocida mi afinidad con los trabajadores, con los pobladores, con los pobres, con el mundo popular.

"En mi vida me he esforzado por la construcción política en búsqueda de justicia, igualdad, felicidad y libertad; todo el que me conoce sabe de mi admiración por aquellos que buscaron lo mismo".

También es conocida mi afinidad con el Pueblo Nación Mapuche, por su cosmovisión, por su lucha de Autonomía y Territorio y por la búsqueda de su dignidad y libertad que comparto.

Asumo las consecuencias de mis convicciones, tengo claro, que es aquella convicción tremendamente conocida, la que ha llevado al orquestaje de este siniestro plan, tejido por la inteligencia de la ANI, junto a los cuadros de la ex U.I.O.E. que me han perseguido desde ya hace meses.

Cuando lo único que se tiene es la palabra y los principios, no hay otra alternativa que llevar aquello a costa de las consecuencias.

ME DECLARO UN PRESO POLITICO.

Ahora en esta celda, de la cárcel de Traiguén, permanentemente grabado y custodiado en su puerta por la unidad de servicios especiales de Gendarmería, con la luz encendida día y noche y soportando el ir y venir de coronales y capitanes que buscan conocerme y asegurarse de mi encierro; sin poder salir de ella y sin comunicación con nadie, será difícil lograr hacer que estas letras salgan de aquí, para comunicarme con ustedes.

A la opinión pública le pido, a los pobladores, a la gente de mi barrio, No se dejen engañar; este gobierno se sujeta en las mentiras y el descrédito, yo no soy su enemigo.

A quienes me conocen les digo, estoy bien, estaré bien, no me dejaré intimidar.

A quienes creen en lo mismo que yo, a quienes buscan tambiém la libertad y la justicia, a los que quieren construir amor y felicidad les digo:

Nuestra lucha continúa; Venceremos Amulepe tain weichan; Wewaiñ Autonomía, Territorio y Libertad.

JP.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Buenos días

Soy una lectora aprendiendo a ser habito en el conocimiento de la actualidad y ralidad de mi pais

Periodismo libre e independiente?. Ni siquiera un peso aportaría a su pasquín.

La carta más parece un intento burdo por tratar de parecer inocente, aprovechándose de las pésimas prácticas que ha mostrado en forma recurrente Carabineros.

Hola. Soy un pensionado de 81 años. Espero un mejoramiento de mi pensión para disponer de las tres lucas suscriptoras. Excelente medio electrónico de difusión valiente. Mis felicitaciones.

Añadir nuevo comentario