Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
Jefe del Estado de Miranda

Héctor Rodríguez, el joven gobernador chavista que podría ser clave en transición

Sebastián Andrade Daigre

Junto al ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, es uno de los enviados del madurismo para negociar con los representantes de la oposición en las reuniones de Oslo. Aunque está en las sombras de otros líderes, como el poderoso ministro de Defensa, Vladimir Padrino, Rodríguez se perfila como la carta chavista para una transición que desbanque a Juan Guaidó.

Muy cercano al desaparecido Hugo Chávez y hoy, aliado a Nicolás Maduro, Héctor Rodríguez ha tenido una meteórica carrera política que lo ha situado en diversos puestos de poder desde que era un líder estudiantil en la Universidad Central de Venezuela, donde cursó la carrera de derecho, hasta que dio el gran salto en 2008 cuando Chávez lo designó como ministro del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia.

Desde entonces, la vida política de Rodríguez tuvo un vertiginoso camino que tuvo su momento culmine en 2017, cuando, con un 51% de los votos, se convirtió en gobernador del estado de Miranda, hasta ese entonces un reducto opositor encabezado por el ex candidato presidencial Henrique Capriles.

Sindicado por quienes lo conocen como una persona muy reservada y hermética, desde su época de dirigente universitario hasta nuestros días. Sin embargo, antes de convertirse en gobernador, durante una entrevista radial, consultado si tenía aspiraciones presidenciales, respondió: “Mi camino me ha ido llevando. Fui ministro y diputado sin trabajar para ese objetivo. Para mí lo más importante es trabajar para que mis hijos vivan en un país tranquilo, con paz y seguridad”.

Altas fuentes del gobierno venezolano consultadas por INTERFERENCIA aseguraron que Rodríguez es una carta electoral a tener en cuenta en un futuro post Maduro. Se trata de un político joven, carismático y que, además, ha demostrado capacidad electoral al imponerse al candidato de Henrique Capriles en la última elección de 2017. “Es un sentir dentro del chavismo que se trata de alguien con una importante proyección política, que tiene todo para posicionarse como un líder que pueda pelear a la derecha encarnada por Juan Guaidó”, señalan.

Altas fuentes del gobierno venezolano consultadas por INTERFERENCIA aseguraron que Rodríguez es una carta a tener en cuenta en un futuro post Maduro.

Según el periodista español-venezolano Franz Von Bergen, autor del libro Auge y declive de la hegemonía chavista, Héctor Rodríguez, junto a otros, son parte de una generación de jóvenes dirigentes que han obtenido la aprobación, tanto de Chávez como de Maduro para ir ascendiendo posiciones. Y que, en las actuales circunstancias, donde es más palpable que antes que ser chavista no es lo mismo que estar con Maduro, la cercanía que tuvo con el extinto líder, le ofrece a Rodríguez la distancia necesaria para posicionarse como una carta aceptable para una Venezuela sin Maduro en el poder.

Esa cierta independencia que se le atribuye a Rodríguez se manifestó durante su última campaña a gobernador, en la que prescindió del color rojo del chavismo. Se vistió siempre de azul, su color favorito, sacó el discurso de la guerra económica de sus palabras y admitió que el país atraviesa por “muchos problemas” que “entre todos” pueden ser resueltos. Sin embargo, el día en que ganó la gobernación, volvió a enfundarse de rojo: una chaqueta sobre la camisa azul, todo un mensaje.

Las fuentes venezolanas consultadas por INTERFERENCIA agregan que dentro del chavismo hay muchos que piensan ya en el futuro sin Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores. Y en dicho escenario, uno de los que más suenan para prolongar el legado de ya 20 años de gobierno, es precisamente el gobernador del estado de Miranda, que está adquiriendo una relevancia política de carácter nacional muy clara al ser uno de los dos enviados por Maduro para conversar con los opositores en la capital noruega. Además, señalan, cuenta con transversales respaldos más allá del chavismo, que es lo que está perdiendo Maduro día a día dentro de Venezuela.

La misión en Oslo

Junto al ministro Jorge Rodríguez, el gobernador de Miranda fue con la misión de representar a Maduro en las conversaciones sostenidas con el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González; el ex diputado Gerardo Blyde y el ex ministro Fernando Martínez Mottola, hombres de Guaidó.

En Oslo intentan encontrar -en secreto- una salida a la crisis venezolana, tras haber sostenido infructuosos encuentros en República Dominicana entre septiembre de 2017 y febrero de 2018, los que pese a su alentador comienzo y cuando parecía que estaba todo estaba listo para firmar un acuerdo, los opositores se desmarcaron al considerar insuficientes las garantías dadas para las elecciones presidenciales del año pasado.

Respecto de este último encuentro, Guaidó confirmó que enviaron representantes, aunque negó que haya una negociación directa con Maduro. Dijo que lo que hay es una "mediación" por parte de Noruega y manifestó que "he dicho hasta el cansancio que no nos vamos a prestar para ningún tipo de negociación falsa".

Según se supo, ambas delegaciones volverán a Caracas tras el encuentro a dar cuenta a cada uno de sus mandantes para analizar los caminos a seguir.

A diferencia de otros países europeos, Noruega -que no forma parte de la Unión Europea- no reconoció al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino cuando este se autoproclamó como tal a finales de enero, aunque sí le ha mostrado su apoyo y ha pedido diálogo y nuevas elecciones. “Mantenemos la petición de respeto por los derechos democráticos y de nuevos comicios. La situación en Venezuela ha empeorado. Invitamos a las partes a establecer un proceso político incluyente que lleve a elecciones”, declaró hace tres meses la ministra de Exteriores, Ine Eriksen Søreide.

Aunque el hermetismo fue la tónica durante las conversaciones, desde su cuenta de Twitter, Héctor Rodríguez escribió: "No hay camino para la paz, la paz es el camino" M. Gandhi. Por eso, siempre apostaremos al diálogo!"

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario