Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 6 de Diciembre de 2021
Entrevista a José Huenchuleo

Herido con 5 balas en Cañete: “los infantes de Marina dispararon a diestra y siniestra, nos vamos a querellar”

Paula Huenchumil

unknown.jpg

José Huenchuleo internado en el Hospital de Temuco
José Huenchuleo internado en el Hospital de Temuco

Lo alcanzó una ráfaga cuando iba conduciendo su camioneta camino a sembrar el miércoles 3 de noviembre, junto con una niña de 9 años y dos mujeres. “Me decían descriminatoriamente 'negro, como querí que no estemos si andai quemando cosas'". El mismo día fue asesinado Jordan Yempi, mientras que Iván Porma está grave en el Hospital de Temuco.

El miércoles 3 de noviembre ocurrió lo que distintas comunidades mapuche y organizaciones venían advirtiendo, luego de la instalación del estado de excepción declarado por el Gobierno el pasado 12 de octubre por Sebastián Piñera; nuevamente en democracia un mapuche fue asesinado.

Se trata del joven Jordan Yempi Machacan de 23 años, quien falleció por impactos que habrían sido disparados por infantes de la Armada. Además, la jornada dejó heridos, entre ellos, José Huenchuleo e Iván Porma, este último, está grave en el Hospital de Temuco.

Ese día, José Huenchuleo Saavedra (33 años), quien vive en la comuna de Curanilahue con su pareja e hijo, iba en camino a sembrar en una camioneta que arrienda. Según relata, siempre se traslada por la ruta que une Peleco con Tirúa, pero en esa ocasión los vehículos no avanzaban por un corte en la carretera, lugar en el que estuvo cerca de cuatro horas y donde indica que recibió una ráfaga de balas de parte de los uniformados, a alrededor de las 17:00 horas.

Cabe recordar que la institución militar hace poco días reprimió a pescadores artesanales en Valparaíso, mató al manifestante Manuel Rebolledo en el estallido social y asesinó a un civil tras el toque de queda en 2010. (Leer Militarización: muere a bala joven mapuche y hay un herido de gravedad tras corte de carretera en Cañete).

Según relata desde el Hospital de Temuco José Huenchuleo a INTERFERENCIA -quien fue herido con cinco balas y ya se sometió a una cirugía- dos mujeres que iban con una niña de 9 años y un joven de 15 años, quienes venían en un bus, y se quedaron sin movilización, le pidieron que los llevara para cruzar al otro lado. “Nos encontramos con el corte de carretera que tenía un carro policial atravesado. La gente se empezó a manifestar, en ese momento no había enfrentamientos. Carabineros empezó a tirar bombas lacrimógenas, intenté entrar en diálogo”. 

-¿Qué pasaba cuando el tránsito estaba detenido?

Íbamos camino a sembrar, yo siempre transito por acá. Estábamos en el taco y los militares empezaron a disparar para el otro lado, tengo videos de eso, donde se supone que había un enfrentamiento. Fuimos a hablar muchas veces con Carabineros para que no siguieran disparando porque había mucha gente civil, mujeres, niños, ancianos, buses con gente. Nosotros estábamos parados en la carretera cuando hablábamos con ellos, pero nos apuntaban todo el tiempo, cero diálogo.

"Iban caminando militares y no sé qué pasó, se dieron la media vuelta y cuando estábamos cambiando de pista nos apuntaron y dispararon ráfagas de balas. Sentí un calor, pero seguí avanzando y veo que mi mano está toda encogida para atrás, después me empecé a marear",

Un militar me trataba despectivamente como de ‘negro’, me decía  ‘como querí que no estemos si andai quemando cosas’, súper discriminador, incluso él tenia cámara go pro, así que esa es otra prueba, no me pueden involucrar en nada, yo solo estuve alegando, no voy a desmentir eso, pero con ellos no se pueden conversar.

-¿Qué recuerda del momento en el que reciben los impactos de bala?

Cuando comenzaron a dar la pasada a los vehículos, primero pasaron las micros rurales. Yo iba detrás y me cambié a mi pista derecha, porque habían carros blindados, iban caminando militares y no sé qué pasó, se dieron la media vuelta y cuando estábamos cambiando de pista nos apuntaron y dispararon ráfagas de balas. Sentí un calor, pero seguí avanzando y veo que mi mano está toda encogida para atrás, después me empecé a marear, me bajé de la camioneta que siguió andando y un caballero la frenó.

El caballero que me frenó la camioneta, le pregunté si sabía manejar y me dijo que sí, y veo que en mi pecho me estaba saliendo mucha sangre, tengo un fragmento de bala ahí, y otra al lado de las costillas que no me pudieron sacar, además estoy con un fierro porque me molió el hueso del codo otra bala. 

Me bajé mareado y perdí un poco la noción, en ese momento se bajaron las dos señoras con la niña y el joven que venían atrás. Me contaron que atrás venía un furgón del servicio de salud de Tirúa y una funcionaria presenció todo. Los militares hicieron que se arrodillaran en la cuneta y no dejaron que nos prestaran ayuda a nosotros. Me acuerdo que llegué al Cesfam de Tirúa y ahí me trasladaron para acá a Temuco.

-¿A qué hora sufrieron esa agresión?

Alrededor de las cinco de la tarde. Fue luego de lo que había pasado antes, por eso dieron la pasada y abrieron la carretera.

-¿Se refiere a cuando fue asesinado Jordan Yempi?

Exactamente. Yo no estuve ahí, pero personas  del sector nos han contado que falleció en el patio de su casa. Ahí le dispararon, los militares disparaban a diestra y siniestra. Lo que sé también es que Iván Porma venía con su señora, hija y nieta, la esposa tuvo que arrancar y él se refugió en un paradero y en ese momento le llegó un tiro.

"Los militares hicieron que se arrodillaran en la cuneta y no dejaron que nos prestaran ayuda a nosotros".

-¿Cómo sigue Iván Porma de salud?

Está aquí en la UCI todavía, intubado e inconsciente, con compromiso de los pulmones, del riñón, pero está estable dentro de su gravedad.  A él lo atacaron antes que a nosotros también está acá en el hospital y sigue grave.

1_.jpg

La camioneta que conducía José Huenchuleo
La camioneta que conducía José Huenchuleo

2.jpg

La camioneta que conducía José Huenchuleo
La camioneta que conducía José Huenchuleo

-¿Qué pasó cuando llegaron al Hospital de Temuco?

La PDI llegó al Hospital de Temuco, nos hicieron pericias de las manos por si habíamos tomado un arma. Ellos están investigando, yo facilité todo para que investiguen, mi vehículo -pero aún no me llaman para presentarlo- mi ropa, toda la cooperación, porque esto tiene que aclararse. Hay varios videos y testigos. Uno no puede pagar por algo que no ha hecho, casi me arrebataron mi vida, estoy inmovilizado acá, tengo familia y a mi madre preocupada, mi pareja, es terrible lo que estamos viviendo. 

El joven que venía conmigo tiene una bala en la rodilla, no se la han podido sacar y lo trasladaron para Curanilahue. Pero como perdía la noción, cuando me bajé del vehículo, me iba desmayando y me hicieron un torniquete, pero perdí comunicación con ellas cuando llegué al hospital, pero son ubicable porque viven en el sector. El peñi que está grave es Iván Porma, pero a él lo atacaron antes que a nosotros también está acá en el hospital y sigue grave.

"La represión es mucha, te fiscalizan a cada rato, en la ruta se ponen a controlar y gente que va adelante tuyo que muestra su carnet y no tiene apellido mapuche, los dejan pasan altiro, pero uno por tener apellido mapuche, te bajan de los vehículo, te tratan mal, te revisan, es algo terrible".

-¿Cómo le ha afectado a su familia esta agresión?

Tengo un hijo, vivo con mi pareja, tengo una vida por delante y sueños por cumplir y todo esto te frena. No sé cuánto tardaré en recuperarme. Ver a los militares, es como diría un niño, ver al cuco.

-¿Cómo habían estado viviendo el estado de excepción?

Mal, yo transito siempre por mi trabajo, pero igual a los choferes nos da miedo. La represión es mucha, te fiscalizan a cada rato, en la ruta se ponen a controlar y gente que va adelante tuyo que muestra su carnet y no tiene apellido mapuche, los dejan pasan altiro, pero uno por tener apellido mapuche, te bajan de los vehículo, te tratan mal, te revisan, es algo terrible. No respetan a los niños, andan con armas, se paran afueras de las comunidades, andan drones de día y noche. Los niños ya están traumados con todo lo que ven, uno que ya es mayor entiende, pero es fome que te vulneren y reprimieron todos los días por el solo hecho de ser mapuche. 

"Uno no puede pagar por algo que no ha hecho, casi me arrebataron mi vida, estoy inmovilizado acá, tengo familia y a mi madre preocupada, mi pareja, es terrible lo que estamos viviendo".

-¿Esto previo al estado de excepción ocurría?

También. Antes de que llegaran los militares también pasaban muchas situaciones de violencia. Un día andaba trayendo mi patente en el parabrisas, y dos camionetas de carabineros se bajaron apuntando con pistolas solo por una fiscalización, me apuntaron, me trataron mal y me llevaron detenido. El suboficial que tomó el caso me llevaba y me preguntaba cosas que ni siquiera sé.

-Respecto a su recuperación, ¿le han dicho quién se hará cargo financieramente?

No me ha dicho nada, solo sé que estoy hospitalizado y que nos vamos a querellar contra Infantería Marina, contra el Estado, una demanda civil, lo tenemos decidido, somos víctimas de todo esto. PDI está investigados todos los casos de los heridos individualmente, quiero que se haga justicia por lo que no pasó.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

se debe aumentar la solidaridad con el pueblo mapuche que es el origen de nuestra patria con los otros pueblos originarios y los abogados deben preparar una acusacion en el tribunal internacional para obtener el enjuisamiento de Sebastian Pinera por crimen de lesa humanidad

Si, a veces leo sus publicaciones

Por los multiples actos de violencia - de distinto tipo y de distinto origen - pero q lamentablente muy pocos se aclaran, es necesario q el Estado intervenga con la policia y en casos excepcionales - como las situaciones actuales - éstan sean apoyadas por otros organismos uniformados. Pero q una persona q va con dos mujeres y dos niños resulte baleado en varias oportunidades, es un hecho gravisimo q no puede tener una explicación coherente, si nos basamos en el relato del afectado. Y demostraría q quienes lo hicieron no están preparados para cumplir con la labor q se les ha encomendado.

Añadir nuevo comentario