Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 22 de septiembre de 2020
Caer parado

Hijo de Pérez Yoma fue despedido de Corfo en septiembre de 2019, indemnizado con $14 millones y recontratado dos meses después

Diego Ortiz

Edmundo Pérez Yoma (DC), ex ministro de Defensa y del Interior, y Pablo Terrazas Lagos (UDI), vicepresidente de Corfo

Pablo Terrazas Lagos (UDI), vicepresidente de Corfo, y Edmundo Pérez Yoma (DC), ex ministro de Defensa y del Interior
Pablo Terrazas Lagos (UDI), vicepresidente de Corfo, y Edmundo Pérez Yoma (DC), ex ministro de Defensa y del Interior

Edmundo Pérez Vergara, miembro de una familia tradicional de la DC, es uno de los hombres con suerte que sólo estuvo desempleado dos meses. Desde la entidad estatal de fomento aseguran que las cosas no son como parecen.

Tras trabajar durante casi cinco años en la Corporación de Fomento (Corfo), en septiembre del año pasado Edmundo Pérez Vergara fue despedido de esa entidad estatal dependiente del ministerio de Economía por “necesidades de la empresa”. De profesión biólogo marino, Pérez Vergara se desempeñaba como Ejecutivo Sectorial de Acuicultura, un área relacionada a su profesión.

Tras ser despedido, recibió una indemnización legal de poco más de 14 millones de pesos por el período 2014–2019 en que trabajó en Corfo. Edmundo Pérez entró a esa entidad en junio de 2014, durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet.

Según afirmó la entidad estatal a INTERFERENCIA -tras una petición vía Ley de Transparencia- “el señor Edmundo Pérez Vergara ingresó a Corfo el año 2014 a desempeñar funciones en el Comité Innova Chile. En el año 2016 pasó a Corfo Central, reconociéndose los años trabajados a ese fecha, con una remuneración equivalente al grado 5 directivo de esta Corporación. En el mes de septiembre del año 2019, fue desvinculado de Corfo por la causal de necesidades de la empresa, como consecuencia de lo indicado, fue indemnizado por los años trabajados por un total de $14.022.074”. (Revisa aquí la respuesta de Corfo a la solicitud de información realizada por INTERFERENCIA)

Sin embargo, sólo dos meses después de su despido y de recibir la indemnización, Corfo lo recontrató en diciembre de 2019. Claro que esta vez entró en un grado más bajo (6) y con un salario algo menor. Si antes ganaba 4,3 millones brutos mensuales, desde su retorno percibe 3,6 millones antes de descuentos. Ahora figura, según la información pública de Corfo, como ‘asesor sectorial’.

El ser despedido, recibir indemnización y ser recontratado dos meses después es una historia laboral bastante feliz -y poco común- en nuestro país. Si bien un funcionario directivo de la Corfo, quien prefirió no dar su nombre, asegura que ‘sobre el papel’ esto puede parecer extraño, la verdad sería más simple según esta persona. “En septiembre se ajustaron los presupuestos, se quería generar ahorro”, afirma esta persona al tanto de este caso. “Pero justo se produjo el estallido social y en Corfo se nos multiplicó el trabajo; tuvimos que contratar a varias personas para cubrir el mayor flujo de trabajo y a la institución, en este caso, le pareció pertinente traer de vuelta a alguien con varios años de experiencia en el servicio”.

Nuestro medio intentó contactar a Edmundo Pérez Vergara anoche, pero probablemente debido a lo tarde (21 horas), no logró comunicarse con el funcionario de Corfo.

El biólogo marino pertenece una de las familias más emblemáticas de la Democracia Cristiana. Es nieto del ex ministro del Interior del gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), Edmundo Pérez Zujovic, asesinado por un grupo de ultra izquierda en 1971. Es hijo de Edmundo Pérez Yoma, ministro y miembro del llamado ‘círculo de hierro’ del gobierno de Eduardo Frei Ruiz Tagle (1994-2000), así como ministro del Interior en el primer gobierno de Bachelet (2006-2010).

Durante el gobierno de Frei Ruiz-Tagle, Edmundo hijo contrajo matrimonio con Magdalena Frei Larraechea, una de las hijas del entonces Presidente, consolidando los lazos entre las familias príncipes de la DC. Sin embargo, en abril de 2013 la pareja, que tiene tres hijos, se divorció legalmente. 

No sólo biólogo

Pérez Vergara, que tiene 49 años, es el tercero de seis hermanos, pero no siguió los pasos en política de su padre y abuelo. Se dedicó a las ciencias y no tiene militancia política, o al menos nadie en la DC lo ha visto en reuniones partidarias en las últimas décadas. Pero sí comparte con sus progenitores el gusto por el mundo de los negocios.

El 2013 constituyó la sociedad Inversiones Edmundo Sergio Perez Vergara E.I.R.L., empresa con la que ha invertido en distintos rubros. A través de esta sociedad, en 2014 conformó la empresa familiar Asesorías e Inversiones El Retiro Limitada. Dentro de los socios figura su madre, María Paz Vergara Larraín, su padre, Edmundo Pérez Yoma, y sus cinco hermanos. En total, las acciones de la familia Pérez Vergara conformaban el 100% de El Retiro Limitada, cuyo capital ascendía al año de su conformación a más de $5 mil 300 millones.

En 2016 Inversiones Edmundo Sergio Perez Vergara pasó a formar parte de la Inmobiliaria Pacnu SpA, siendo titular de 500 acciones de una empresa que por esa fecha contaba con un capital de 450 millones de pesos.

Sin embargo, antes de constituir estas sociedades, Edmundo Perez Vergara ya tenía cierta figuración en el mundo corporativo. En 2011, cuando todavía estaba casado con Magdalena Frei, Pérez Vergara pasó a formar parte del directorio de Inversiones Aguas Metropolitanas S.A., empresa controladora de la sanitaria Aguas Andinas y donde Edmundo se desempeñó como Director Suplente en representación de Pablo Pérez Cruz. Entre 2011 y 2013 recibió, por ejemplo, una dieta anual en torno a los 16 millones de pesos. (Revisa aquí la memoria anual correspondiente al año 2013 de Inversiones Aguas Metropolitanas)

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Quiero seguir recibiendo información sobre los temas que aquí aparecen

El señor Perez hijo, tiene un patrimonio varios miles más que sus años de vida. Es elocuente su voluntad de servicio público que, por un ingreso muchísimo menor a su patrimonio, preste sus servicios al Estado de Chile.

Jajaaaa.

Añadir nuevo comentario