Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Juicio podría durar décadas

Histórico: Departamento de Justicia de EE.UU. presenta demanda contra Google por prácticas monopólicas

Diego Ortiz

La demanda por la ley Antitrust busca limitar el control del mercado de avisaje por internet y búsquedas del gigante de Silicon Valley, que concentra el 88% de estas últimas. “El Google de hoy es un guardián del monopolio de internet, y una de las empresas más ricas del planeta”, se puede leer en el escrito presentado por el Justice Department.

La ley Antitrust de Sherman fue publicada en Estados Unidos el año 1890 con el objetivo de limitar y disolver monopolios comerciales. Ayer, martes 20 de octubre de 2020, el Departamento de Justicia de ese país presentó una demanda judicial en contra de Google, acusando que la empresa de búsquedas y avisaje en internet viola dicha ley. Esto ya que a través de distintas alianzas comerciales estaría ejerciendo un control monopólico de mercado. La instancia se basa en una investigación de más de un año realizada por los fiscales de la entidad, quienes además de recolectar documentación sostuvieron entrevistas con empresas rivales de la demandada.

“Dos décadas atrás, Google se transformó en la empresa más solicitada de Silicon Valley como una incipiente start-up poseedora de una innovadora forma de buscar a través del emergente internet. Ese Google desapareció hace mucho. El Google de hoy es un guardián del monopolio de internet, y una de las empresas más ricas del planeta”, puede leerse en el escrito presentado por la entidad judicial norteamericana. (Revisa acá la demanda judicial en inglés presentada por el Department of Justice de Estados Unidos).

Dentro de las aplicaciones históricas de la ley Antitrust en los últimos 50 años destacan las presentadas por Estados Unidos contra la empresa de telefónica AT&T y la demanda contra Microsoft. Para la primera, el fallo presentado en el año 1982 terminó disolviendo a la empresa, mientras que la resolución contra Microsoft en 2001 no terminó con la compañía, pero sí le exigió compartir información con la competencia. Ambos son los antecedentes más relevantes dentro de la jurisprudencia a la hora de revisar esta nueva aplicación de la ley antimonopolios norteamericana contra Google.

Sólo el año pasado y exclusivamente a través de sus ingresos relacionados a las búsquedas por internet, la icónica empresa obtuvo US$ 34.3 mil millones, invirtiendo US$ 12.7 millones en lobby en el país norteamericano; teniendo además una proyección de US$ 42.5 mil millones en ganancias para el 2022.

Hoy, según detalla el medio norteamericano Washington Post, Google es poseedor de casi un 90% de todas las búsquedas realizadas en internet en Estados Unidos. La demanda argumenta que dicho dominio absoluto del mercado se basa en arreglos especiales con empresas clave que hacen imposible para cualquier competidor dar alcance a la empresa demandada. (Revisa acá el artículo del Washington Post, Justice Department sues Google, alleging multiple violations of federal antitrust law).

Como consecuencia, el Departamento de Justicia acusa que las acciones de Google han significado daños para los consumidores al frenar la innovación, reducir la posibilidad de elección y empeorar la calidad de los servicios. Este último punto también incluye el daño que ha significado el control casi absoluto del mercado por parte de Google a la privacidad de los datos de los consumidores, según explica el periódico New York Times. (Revisa acá el artículo en inglés del NYT, U.S: Accuses Google of Illegaly Protecting Monopoly).

El medio norteamericano indica que, para ganar la demanda en lo relativo al monopolio de búsquedas, el Departamento de Justicia tiene que probar dos cosas. Primero, que Google es la empresa dominante en motores de búsqueda y, segundo, que sus acuerdos con Apple y otras compañías perjudican la competición en el mercado.

Respecto a esto último, la entidad de justicia estima que el 50% de las búsquedas que genera Google provienen de dispositivos Apple. Esto luego de que ambos gigantes tecnológicos firmaran un acuerdo para que Google fuese el buscador predeterminado en todos los dispositivos de la marca de la manzana. A cambio, la empresa de búsquedas en internet le entrega un estimado entre US$ 8 mil y 12 mil millones al año a Apple, cifra que representa entre el 15 y el 20% de las ganancias de la empresa de tecnología, según explica el NYT.

Para el gobierno de Estados Unidos, el acuerdo es componente importante del predominio de Google, dejando fuera de competencia a otras empresas.

La ley Antitrust tiene, dentro de sus facultades, la opción de disolver empresas, algo que pareciera no ser la intención del caso presentado. La demanda del gobierno estadounidense, cuya sentencia podría tardar más de diez años y motivar subdemandas por la misma ley antimonopolios, busca hacer que la empresa venda y disuelva parte de sus acuerdos comerciales que la mantienen en la cima del mercado.

Google, en tanto, calificó la demanda como “profundamente defectuosa”, ya que podría resultar en un empeoramiento de los sistemas de búsqueda y, a la larga, un servicio de menor calidad para los consumidores. La controladora de la empresa, llamada Alphabet, está abaluada en US$ 120 mil millones, y ya cuenta con experiencia combatiendo demandas por leyes antimonopólicas en Europa. 

 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario