Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 24 de mayo de 2019
Tierras y forestales

Homicidio de hermanos mapuche: una comunidad dividida por Mininco

Diego Ortiz

Según la jueza que investiga el homicidio de los hermanos Jorge Marimán Loncomilla y Matías Cariqueo Loncomilla, a manos de Freddy Marileo en Ercilla, el hecho habría sido gatillado por un conflicto “de recuperación de tierras y relaciones con empresas forestales”, entre dos comunidades mapuche, en el que Mininco tiene algo que decir.

El pasado 5 de febrero, en un incidente aún no aclarado policial ni judicialmente, los hermanos Jorge Marimán Loncomilla y Matías Cariqueo Loncomilla llegaron hasta la vivienda de su victimario. Encuentro que terminó con los dos primeros muertos a balazos y con Freddy Marileo detenido por homicidio y porte ilegal de armas.

El quiebre entre ambas familias viene de antes. Hasta el año 2013 las dos familias pertenecían a la comunidad Cacique Jorge Guiñón, que tenía una historia de lucha y reivindicaciones en la zona. Sin embargo, ese año la comunidad se dividió en dos facciones, cada una de ellas con proyectos de desarrollo irreconciliables.

Los motivos aluden al acercamiento de algunas familias de la comunidad a proyectos de desarrollo impulsados por el Estado, tal como quedó plasmado en el sitio País Mapuche, en el que la parte que se rehúsa a colaborar con el Estado anunció la creación de la comunidad Boyen Mapu (familia Marileo). Dicen: “No queremos vernos involucrados en proyectos de gobierno, como subsidio de tierra y otros, los cuales no son una solución efectiva a nuestras reivindicaciones ancestrales, sino por el contrario, solo nos amarran más a las estructuras del estado chileno”.  

Desde ese momento, todo se volvió disputas y peleas. Así, el 18 de agosto pasado, en la comuna de Ercilla, se celebró la ceremonia ritual de lanzamiento de la Asociación Gremial de Transportes Mapuche, Agretran Mapu Kiñe Wun. Ahí, el lonko José Cariqueo, padre de Matías Cariqueo y padrastro de Jorge Marimán, agradeció en su calidad de autoridad Mapuche y vicepresidente de Agretran la presencia tanto de miembros de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile como de autoridades de gobierno.

La creación de esta nueva entidad y su ingreso al gremio de camioneros significó nuevamente una división dentro de la ya fragmentada comunidad Jorge Guiñón.

La creación de esta nueva entidad y su ingreso al gremio de camioneros significó nuevamente una división dentro de la ya fragmentada comunidad Jorge Guiñón. La estrecha relación que tienen los camioneros con las empresas forestales levantó más críticas para la familia Cariqueo y su gremio.

Dos días antes del homicidio de Marimán y Cariqueo, la comunidad Cacique José Guiñón, a través de su página de Facebook, emitió un comunicado rechazando las negociaciones en las que habría incurrido José Cariqueo y el gremio Agretran con la forestal Mininco, filial del holding forestal Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), propiedad de la familia Matte. “Junto con repudiar el actuar de este gremio, manifestamos que no permitiremos que continúen rondando y vigilando los predios que están bajo control por nuestras familias”, aseguran las familias firmantes, agregando que “en definitiva no se les permitirá el paso por caminos aledaños a la comunidad”.

Las acusaciones contra Mininco

El mismo día del asesinato de Cariqueo y Marimán, tanto Boyen Mapu como Cacique José Guiñón emplazaron a Forestal Mininco como culpables de propiciar el clima de conflicto interno que dio lugar al incidente en casa de Freddy Marileo. Además, aseveran que los disparos se habrían producido en el contexto de un ataque por parte de los hermanos al comunero de Boyen Mapu.

“Queremos manifestar y hacer hincapié que en este lamentable hecho hay responsabilidad directa de la Forestal Mininco y del gremio de camioneros mapuche que operan en la zona, toda vez que ambos peñis formaban parte en este último tiempo del grupo que se encargaba de resguardar los fundos de propiedad de la forestal. Esta responsabilidad es posible atribuirle porque son ellos quienes premunieron de armas, vehículos y sueldos a los peñis creando un clima hostil en la zona”, acusa el comunicado.

Consultados por las acusaciones, desde comunicaciones de CMPC informaron que no se harían declaraciones hasta el término de la investigación y el esclarecimiento de los hechos.

En cuanto a la relación laboral de los hermanos Matías y Jorge, desde la institución manifestaron en un comienzo que el vínculo se relacionaría con un programa de desarrollo que impulsa la empresa. INTERFERENCIA solicitó documentación sobre el programa en el cual habrían participado los fallecidos, asegurando el encargado de Comunicaciones que “levantaría la información”. Dos minutos después de terminada la conversación, el mismo encargado llamó para corregir los datos entregados. De acuerdo con la nueva información, los fallecidos no habrían tenido contacto alguno con CMPC.

La jueza indica que el homicidio de Marimán y Cariqueo se da dentro del contexto “de un conflicto por recuperación de tierras y relaciones con empresas forestales”.

Sin embargo, la jueza encargada de esclarecer los hechos, María Fernanda Lagos, incluye la relación entre forestales y los involucrados como parte del incidente. En el documento donde solicita el ingreso de Freddy Marileo al Centro de Detención Preventiva de Angol, la jueza indica que el homicidio de Marimán y Cariqueo se da dentro del contexto “de un conflicto por recuperación de tierras y relaciones con empresas forestales”.

La Investigación

Consuelo Peña, jefa de la Prefectura de Cautín, informó que Marileo, informó que la Brigada de Homicidios se encuentra trabajando en esclarecer si hubo enfrentamiento cruzado. Aseguró que se encontraron dos armas en el lugar, siendo materia de investigación la proveniencia de estas.

En tanto, Juan Gallardo, abogado defensor de Freddy Marileo, dio a INTERFERENCIA la explicación entregada por su defendido: “Tres personas concurrieron al domicilio de mi representado y sin mediar ningún tipo de provocación y premunidos de armamento, abrieron fuego contra de mi representado, quien mantenía una escopeta con la que repelió la ilegítima agresión”.

La tercera persona partícipe del supuesto ataque habría sido identificada por Freddy Marileo e informada al Ministerio Público. Gallardo, además, comunicó que solo una de las armas encontradas en el lugar, la escopeta, habría sido de su defendido, desconociendo quien sería el dueño de la pistola calibre 5.56 encontrada en el lugar. Asimismo, indicó que uno de los cuerpos tendría alojado en su cuerpo una bala del calibre mencionado, correspondiendo a una munición imposible de disparar desde la escopeta de Marileo. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario