Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 5 de Diciembre de 2021
[El Domingo Político en la TV]

Iquique: Televisar la vergüenza

Mr. Wolf (@Mister_Wolf_0)

marcha_fascista.jpeg

Imágenes de la marcha de Iquique
Imágenes de la marcha de Iquique

Soy Mr. Wolf (@Mister_Wolf_0) y este es mi resumen de un fin de semana violento en televisión, que mostró la peor cara de Chile al mundo y un gobierno inoperante, que compró este problema en Cúcuta.

“La xenofobia es alimentada por las autoridades al expulsar migrantes con overoles blancos, los hacen perder su humanidad y de algún modo son tratarlos como un enemigo interno (..) estos discursos políticos se han instalado en muchos países y aquí la prensa tiene responsabilidad porque no basta con decir que esto está mal sin decir el por qué está mal. Acá las voces de los desalojados no son escuchadas”.

Son las palabras de Alejandra Matus en Pauta Libre de La Red, desde donde resumió de manera potente lo más relevante que pasa con los ataques xenófobos y racistas de un grupo de nacionalistas que protestaron el sábado en Iquique para terminar con la “migración ilegal”, principalmente de venezolanos, usando la violencia, gritando dichos racistas y quemando las pocas pertenencias que tenían los inmigrantes en una de las plazas de la ciudad.

Todo esto transmitido en HD por las pantallas de TV.

Todo este horror tiene un inicio y muchos analistas y figuras políticas apuntaron a que fue en febrero de 2019, en Cúcuta, Colombia. Ahí Sebastián Piñera -según el relato que quiso instalar- fue en visita “humanitaria” para ayudar al pueblo venezolano y los invitó a venirse a Chile, para escapar del gobierno de Nicolás Maduro, el presidente venezolano.

Las imágenes de Iquique quedarán en la retina de los televidentes a nivel mundial.

La invitación es inequívoca; está al menos en una entrevista de la Deutshe Welle en Colombia: “Voy a usar todo lo que este a mi alcance para ayudar a salir de esta crisis brutal y humanitaria que está matando de hambre al pueblo venezolano […] Vamos a recibir más venezolanos en Chile y les daremos la bienvenida porque tenemos un deber de solidarizar con un pueblo que fue generoso cuando Chile perdió su democracia”.

Hoy estas palabras suenan a una irresponsabilidad mayúscula, porque en todo este tiempo el gobierno ha sido incapaz de generar condiciones mínimas para darle algo de dignidad a las miles de familias venezolanas que efectivamente huyen de su país. Esto, sumado a acciones gubernamentales anteriores contra los migrantes que contribuyeron a deshumanizarlos, como fue expulsarlos vistiendo un mono blanco como si fueran delincuentes.

Por su parte, el gobernador regional de Tarapacá, José Miguel Carvajal (independiente electo por el Frente Amplio), en entrevista en CNN, entregó detalles del abandono del gobierno de la zona desde el lanzamiento en febrero del 2021 del Plan Colchane y que solo contempló controlar cuatro de los más de 70 puntos fronterizos. El resultado es un ingreso incontrolado de migrantes en condiciones indignas, que implicaron que un centenar de familias venezolanas viviera por más de ocho meses acampando en la Plaza Brasil de la ciudad; el mismo campamento que fue violentamente desalojado por Fuerzas Especiales de Carabineros el viernes pasado.

“No fuimos alertados como gobierno regional, no fue alertado el alcalde, la Municipalidad de Iquique y tampoco fue definido un lugar de reubicación para los ciudadanos migrantes que se encontraban en Plaza Brasil, y que fueron brutalmente desalojados y ahora quedaron deambulando por distintos puntos de la ciudad de Iquique [...] El único desalojado de este país debe ser el Presidente de la República”, cerró el gobernador en su entrevista. 

Después de la marcha antimigración el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, hizo gala de toda su inoperancia ante la crisis y dijo ante las cámaras de distintos canales: "Como gobierno por supuesto que rechazamos toda acción violenta. Rechazamos que una marcha termine en acciones violentas contra quienes no han tenido las mismas oportunidades [...] es muy importante entender que en Chile, lamentablemente, durante décadas no tuvimos una legislación adecuada que se hiciera cargo del nuevo orden mundial y del nuevo destino migratorio que estaba representando Chile para los países de Latinoamérica”.

Sí, leyó usted bien; el jefe del gabinete del gobierno chileno y vicepresidente ese día, dado que Piñera estaba fuera del país, culpó al “nuevo orden mundial” de la inoperancia de su gestión. 

La marcha convocada en Iquique en contra de la migración irregular terminó con imágenes imperecederas y avergonzantes; con quema de carpas, colchones, pañales y hasta un coche, además de gritos xenófobos, racistas y golpes a migrantes de un grupo de fanáticos fascistas que mostraron la peor cara de Chile.

Con esto, quedó sepultada la estrofa del Himno nacional, respecto de ser "el asilo contra la opresión". Es más, hasta se echó a perder incluso la canción de los derechistas Huasos Quincheros, quienes cantaban “y verás como quieren en chile al amigo cuando es forastero”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Son los mismos que marchaban por el Rechazo, con la misma ira e intolerancia, son los representantes de este Gobierno, del Presidente Piñera, sus asesores presidenciales "Hubner" y la mano violentista de la derecha..... y que una vez mas la Justicia Chilena, cerrara sus ojos.

Piñera a sido un fracasado como presidente y se hace acompañar por ministros que no son ningún aporte.

Añadir nuevo comentario