Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 8 de marzo de 2021
Cambio de mando

Joe Biden asume como presidente bajo expectativas y desafíos que marcarán la historia de EE. UU.

Diego Ortiz

Joe Biden en su primer día como presidente de EE. UU.

Joe Biden en su primer día como presidente de EE. UU.
Joe Biden en su primer día como presidente de EE. UU.

El demócrata reemplazó a Donald Trump como máxima autoridad de un país sumido en una profunda y multidimensional crisis. INTERFERENCIA recopila acá los retos y expectativas más importantes, según la prensa de ese país, en cuanto el manejo del Covid-19, el problema económico y social, el cambio climático y la tecnología.

Donald Trump no asistió. Como un mal perdedor, el ahora ex presidente de Estados Unidos optó por no participar de la inauguración del mandato de Joe Biden, transformándose en el primer mandatario desde 1869 que no participa del cambio de mando en la Casa Blanca. El demócrata, en tanto, asumió ayer como el presidente número 46 en la historia de Estados Unidos; siendo el más longevo en llegar al cargo, con 78 años -y, probablemente- uno de los que más desafíos deberán afrontar durante su periodo.

Lo hará de la mano de su vicepresidenta, Kamala Harris, la primera mujer en ostentar el cargo; y con la certeza de que su partido tendrá una pequeña mayoría tanto en la Cámara como el Senado. Aún así, el desafío parece titánico.

Bernie Sanders, ex candidato presidencial por el ala izquierdisra del Partido Demócrata y senador de Estados Unidos, resume en una columna en el medio británico The Guardian el presente del país. El congresista entrega datos relevantes: 4.000 estadounidenses mueren día a día de Covid-19; 24 millones de ellos están desempleados o subempleados; 40 millones al borde de ser desalojados y 500 mil personas ya viviendo en la calle, todo mientras 650 multimillonarios en Estados Unidos han aumentado sus riquezas en más de mil millones de dólares. (Revise acá la columna del senador Sanders en The Guardian) .

Estados Unidos vive una crisis sin precedentes y, luego de la salida de Trump –que incluyó una invasión violenta del Congreso– las expectativas parecieran ser más altas que nunca para un nuevo presidente.

La estrecha relación con el poder durante la carrera política de Biden podría verse como preparación para el desafío de asumir la presidencia de Estados Unidos, pero también como una razón para disminuir las expectativas, en cuanto a cambios sustanciales en el país –y, dado el carácter de potencia mundial del país- en el mundo.

Pero Biden no es un extraño a los cargos públicos, siendo parte consistente del entramado político durante la historia reciente de Estados Unidos. Fue senador durante seis periodos, candidato presidencial en dos oportunidades y vicepresidente durante los ocho años de la administración de Barack Obama.

Su estrecha relación con el poder durante su carrera política podría verse tanto como preparación para el desafío de asumir la presidencia de Estados Unidos como también una razón para disminuir las expectativas en cuanto a cambios sustanciales en el país –y, dado el carácter de potencia mundial del país- en el mundo.

A continuación, INTERFERENCIA presenta una selección de distintos desafíos y promesas que medios como The Washington Post, Stat y Wired destacan para las áreas de manejo de la pandemia; economía y sociedad; crisis climática y tecnología.

Pandemia

Stat, un medio estadounidense especializado en medicina, destaca los desafíos más grandes que enfrentará Biden y su administración para controlar la pandemia. Cómo punto de partida para hacerlo, el demócrata ya anunció que utilizará a FEMA (la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, compuesta por unos 20 mil trabajadores) y a la Guardia Nacional para realizar vacunaciones masivas, además de firmar durante su primer día como presidente una orden ejecutiva que obliga a utilizar mascarillas en tierras que sean de propiedad federal. (Revise acá el artículo de Stat).

El levantamiento de centros de vacunación es también clave para aplacar la pandemia. La administración de Joe Biden planea construir 100 sitios de vacunación masiva, tarea para la que Stat prevé hará falta personal, aún con la participación de FEMA y la Guardia Nacional.

Lo primero que destaca Stat como misión presidencial es suprimir el esparcimiento del virus. Si bien los casos ya son altos, la llegada de nuevas variantes del Covid-19 podrían empeorar aún más la situación en el país. El alto número de estadounidenses que no ocupa mascarilla poco ayuda a lograr controlar el esparcimiento del virus, algo que el medio especializado en medicina también apunta como desafío importante.

El levantamiento de centros de vacunación es también clave para aplacar la pandemia. La administración de Joe Biden planea construir 100 sitios de vacunación masiva, tarea para la que Stat prevé hará falta personal, aún con la participación de FEMA y la Guardia Nacional.

Además de mencionar el mejorar la moral del personal de salud, asegurar un acceso equitativo a la vacuna y mejorar la cadena de suministro de insumos médicos, el medio estadounidense destaca que Biden deberá “extraer dinero para el alivio del Covid-19 de un Congreso estrechamente dividido”.

Economía y sociedad

Todos los esfuerzos que se realicen para controlar y superar el Covid-19 dependerán, en gran parte, del esfuerzo económico que haga Estados Unidos para afrontar la pandemia. Y la economía de Estados Unidos, según explica el medio estadounidense, The Washington Post, no goza de buena salud. (Revise acá la cobertura en inglés del WP de las políticas en materia de economía de Biden).

Biden buscará empujar la aprobación en el Congreso de la entrega de US$1.9 mil millones en medidas de alivio económico por la pandemia. Incluirá aumentar la entrega de pagos directos a ciudadanos afectados a US$ 2 mil dólares; la extensión del seguro de cesantía y la asistencia económica para colegios, pequeños negocios y gobernaciones estatales y locales, entre otras medias.

“La economía está en riesgo de resbalar aún más profundo hacia una recesión ya devastadora, o bien podría estar al borde de expandirse hacia una recuperación saludable”, explica el medio, siendo las acciones del nuevo presidente determinantes.

Los planes económicos para afrontar la pandemia son ambiciosos: Biden buscará empujar la aprobación en el Congreso de la entrega de US$1.9 mil millones en medidas alivio económico por la pandemia. Incluirá aumentar la entrega de pagos directos a ciudadanos afectados a US$ 2 mil dólares; la extensión del seguro de cesantía, que vence en marzo, a septiembre, aumentando los pagos a 400 dólares semanales; y la asistencia económica para colegios, pequeños negocios y gobernaciones estatales y locales, entre otras medias.

Entre los desafíos que destaca el The Washington Post está la creación de empleo. “Tendrá que supervisar creación de empleos durante su primer mandato más que cualquier presidente en la memoria reciente”, indica el medio, agregando que el país ha perdido 4 millones de negocios durante la crisis, la mayoría pequeñas tiendas y restoranes.

En cuanto a los impuestos, el WP asegura que la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca traerá consigo “una promesa reminiscente de la última administración demócrata: aumentar los impuestos a los estadounidenses más ricos para pagar programas sociales ambiciosos en ayuda de la gente durante una calamidad económica”. También y al mismo tiempo, la nueva administración promete eximir del aumento de impuestos a quienes ganen menos de US$400 mil al año.

Por último, el medio norteamericano también apunta a un posible golpe de timón de la nueva administración en cuanto al acercamiento de Estados Unidos al comercio internacional. Del America First de Trump, Biden saltaría a un enfoque más internacionalista en su política económica. “Contrario a Trump, Biden describe a la mayoría de las naciones extranjeras como socios potenciales, no como adversarios empeñados en competir injustamente por un botín comercial”, aseguran.

Crisis climática

Además de la orden ejecutiva obligando a usar mascarillas, Biden firmó durante su primer día el reingreso oficial de Estados Unidos al Acuerdo de París contra el cambio climático, volviendo a adscribir a una serie de medidas acordadas por 75 países para frenar la crisis medioambiental. 

Entre otras cosas, The Washington Post destaca una ambiciosa agenda por parte del nuevo presidente. Esta cuenta con planes orientados a combatir la crisis “en todos los presupuestos de departamentos”, incluyendo el del Departamento de Transporte a través de la construcción de autopistas; el de Energía mediante impulso a la investigación y a estándares de aplicación; el de Tesorería para conseguir incentivos impositivos; el de Defensa con la implementación de energías renovables; y más. (Revise acá la cobertura del WP sobre políticas medioambientales de Biden).

Si bien los planes ambientales parecieran ir acorde al riesgo que supone la crisis climática, el WP se muestra escéptico en cuanto al financiamiento de la agenda ecológica de Biden.

Tecnología

Wired, un medio norteamericano especializado en avances tecnológicos y su impacto cultural, apunta que “la política de la administración de Biden para tecnología debe basarse en alianzas en el extranjero, pero también desde una base de regulación de la tecnología en casa”. (Revise acá el artículo de Wired).

"Estados Unidos aún debe basarse en un diálogo productivo, en una diplomacia real, en la recuperación y restauración asociaciones internacionales".

La guerra comercial contra la empresa china de telecomunicaciones, Huawei, es apuntada por el medio como uno de los ejemplos que explica la fallida estrategia de America First de Trump, donde las alianzas comerciales con entidades extranjeras eran vistas por el mandatario saliente casi como inútiles.

“Las relaciones con los aliados en la Unión Europea y en toda Asia, por ejemplo, son fundamentales para la formación de coaliciones en cuestiones tecnológicas como la gobernanza de datos. Los legisladores estadounidenses no deben hacerse ilusiones de que Estados Unidos encontrará repentinamente una simetría total con países como Estados miembros de la UE en lo que respecta a la privacidad de los datos, por ejemplo, pero una política tecnológica global renovada de Estados Unidos aún debe basarse en un diálogo productivo, en una diplomacia real, en la recuperación y restauración asociaciones internacionales”, indica el medio estadounidense.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario