Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 15 de enero de 2021
Entrevista

Juan Carlos Said y la evasión de impuestos a la herencia de su padre: “El fiscal hizo la vista gorda”

Diego Ortiz

Juan Carlos Said

Juan Carlos Said
Juan Carlos Said

El heredero del magnate Antonio Said denuncia que el fiscal Álvaro Pérez ha ignorado documentación entregada para determinar el tamaño de la herencia que disputa con su hermana, incluyendo audios donde un abogado de Claro y Cía. reconoce trasladar sociedades al extranjero “por temas tributarios”. El SII informó que dejará sin efecto la prescripción del impuesto a la fortuna pagado en 2010.

“Efectivamente, por un tema tributario hubo que cambiarlas [las sociedades] a Delaware”, asegura el abogado Sebastián Eyzaguirre, en ese entonces parte del prestigioso bufete de abogados, Claro y Cía. “Pero ¿por qué lo hace? Yo no soy el fisco y yo no me entero”, responde Juan Carlos Said, hijo y heredero de la fortuna del magnate Antonio Said Kattán. “Se sabía que usted, en definitiva, iba a entregar información al fisco. Se sabía que probablemente iban a haber movimientos de todo tipo”, responde Eyzaguirre.

El audio y transcripción de la conversación donde se revelan movimientos de sociedades “por temas tributarios” junto a estados de cuenta, escrituras y cheques fueron entregados por Said a la fiscalía en medio de una batalla judicial con su hermana, Marie Jannette, y su sobrino Antonio Orlandini. Los acusa de usurpar su parte de la herencia y, de paso, defraudar al fisco mediante ocultamiento de bienes y sociedades, para así pagar una cifra minúscula en cuanto al impuesto a la herencia.

En entrevista con INTERFERENCIA, Juan Carlos Said asegura que el fiscal de Ñuñoa, Álvaro Pérez, ha demostrado nulo interés en investigar la fortuna que, según afirma, sus parientes estarían disfrutando en Miami, Estados Unidos.

Desde el SII informaron que dejarán sin efecto la resolución emitida desde la entidad que declara los impuestos correspondientes a la herencia de Antonio Said como prescritos. “Para evitar cualquier confusión, la resolución será dejada sin efecto.

“El fiscal hizo vista gorda a todos los estados de cuenta en el exterior donde sí figuran millones de dólares”, indica, siendo la diligencia principal realizada por Pérez la revisión del estado de cuenta de una sola de las sociedades del patriarca de la familia Said Kattán. “Mi padre tenía diversificada [su fortuna] en propiedades, acciones, dinero en efectivo, cuentas aquí y en el exterior. Entonces no puede un fiscal mirar una cuenta de una sociedad para medir una herencia. Es lo más absurdo que he visto en mi vida”, confiesa.

De acuerdo con Said, el asunto es de interés tanto para el Ministerio Público como para el Servicio de Impuestos Internos (SII) – a quienes Said también ha entregado la totalidad de los antecedentes compartidos con la fiscalía –, ya que se trataría de una fortuna que al día de hoy vale US$100 millones y por la que se pagaron apenas $73 millones, hecho informado por esta redacción. (Revise acá el artículo Bufete Claro y Cía. ayudó a familia Said Kattán a trasladar sociedades a Delaware para eludir impuesto a la herencia).

Contactados por este medio, desde el SII indicaron que se han tomado todas las acciones correspondientes al caso, “incluyendo la revisión de las denuncias presentadas por el Sr. Juan Carlos Said Kattan”. A pesar de esto, explican que “el caso se mantiene en litigio en el 9° Juzgado Civil de Santiago, por lo que no se puede a priori establecer la presunta actuación dolosa del resto de los herederos para ocultar bienes”, por lo que se debe esperar al término del litigio para acreditar la existencia de la fortuna.

Sin embargo, desde el SII informaron que dejarán sin efecto la resolución emitida desde la entidad que declara los impuestos correspondientes a la herencia de Antonio Said como prescritos. “Para evitar cualquier confusión, la resolución será dejada sin efecto. Dependiendo del fallo, el SII ejercerá las acciones que correspondan, dentro del marco normativo vigente”, indicaron.

Por otro lado, desde fiscalía aseguraron que la causa no sería penal, sino civil; y que fue un tribunal quien determinó esto. Consultados por la denuncia de Said hijo, quien asegura que no se investigó en profundidad, desde la entidad apuntaron a que la causa tendría nueve tomos.

A través de la fiscalía se hizo un inventario superficial de los bienes. El fiscal de aquel entonces, Felipe Sepúlveda, me había autorizado a asistir al inventario. El fiscal Álvaro Pérez, que reemplazó a Sepúlveda luego de que este dejara la causa para asumir el puesto que dejó Carlos Gajardo en Alta Complejidad, me negó la asistencia. Tengo el documento firmado por Sepúlveda autorizando, pero Pérez lo negó.

A continuación, revise la entrevista a Juan Carlos Said; quien explica una batalla judicial de casi diez años en donde acusa al responsable de investigar la causa de no tener interés por determinar tanto la fortuna que le corresponde como los impuestos a la herencia que no habrían sido pagados.

¿Cuál fue la metodología empleada por fiscalía para determinar la fortuna de su padre?

No investigaron el patrimonio en el exterior. Con eso ya se cortó la herencia. Y después, sólo se limitó a mirar una cuenta corriente de una sociedad en Chile; diciendo que ahí no había US$70 millones. 

Yo siempre he hablado de patrimonio de una persona; uno que esta persona [su padre, Antonio Said Kattán] que lo tenía diversificado en propiedades, acciones, dinero en efectivo, cuentas aquí y en el exterior. Entonces no puede un fiscal mirar una cuenta de una sociedad para medir una herencia. Es lo más absurdo que he visto en mi vida. Hay sociedades que no tienen cuenta corriente y pueden tener un enorme patrimonio. 

¿Cuántas sociedades informa usted a fiscalía?

Más o menos 25 sociedades. 10 en Chile y 15 afuera. Según el fiscal, en esa cuenta corriente [que revisó], no habían los 70 millones de dólares que yo decía; en circunstancias que eso es falso, ya que yo hablaba de patrimonio de mi padre en la causa. No hablaba de dinero en efectivo en una caja fuerte o en la cuenta corriente de una sociedad. Por el contrario, el fiscal hizo vista gorda a todos los estados de cuenta en el exterior donde sí figuran millones de dólares. 

Usted habla de US$70 millones de dólares, pero en documentación entregada al Ministerio Público hace referencia a un patrimonio de US$100. ¿Por qué la diferencia?

Porque esos 70 millones de dólares vienen del año 2010. Es de público conocimiento que en Chile, las propiedades se han doblado desde aquel año. Yo siempre he hablado de patrimonio de una persona; uno que esta persona [su padre, Antonio Said Kattán] que lo tenía diversificado en propiedades, acciones, dinero en efectivo, cuentas aquí y en el exterior. Entonces no puede un fiscal mirar una cuenta de una sociedad para medir una herencia. Es lo más absurdo que he visto en mi vida. Hay sociedades que no tienen cuenta corriente y pueden tener un enorme patrimonio. 

Dentro del escrito donde usted revela audios en que el abogado Sebastián Eyzaguirre de Claro y Cía. reconoce trasladar sociedades y dineros al extranjero por "temas tributarios", usted también asegura que el fiscal Pérez habría retrotraído un permiso que el fiscal anterior de la causa le había dado para participar del inventario de los bienes muebles de sus padres. ¿Cómo ocurre esto y cuál es la justificación?

Después de vender la casa de mis padres entre febrero y marzo de 2011 sin mi conocimiento, la vaciaron por completo. Enviaron todo el contenido a la industria de mi padre. El año 2013, luego de que yo iniciara una causa civil por los muebles, los sacan de la industria y los mandan a una bodega a dos kilómetros de ahí. 

A través de la fiscalía se hizo un inventario superficial de estos bienes. El fiscal de aquel entonces, Felipe Sepúlveda, me había autorizado a asistir al inventario. El fiscal Álvaro Pérez, que reemplazó a Sepúlveda luego de que este dejara la causa por asumir el puesto que dejó Carlos Gajardo en Alta Complejidad, me negó la asistencia. Tengo el documento firmado por Sepúlveda autorizando, pero Pérez la negó y luego no realizó ninguna gestión importante. No mandó oficios a donde están las sociedades; ni a Uruguay, ni a Panamá, ni a Delaware, ni a Miami, ni a Liechtenstein, ni a Londres, ni a Bahamas. Ni siquiera envió oficio a la UAF [Unidad de Análisis Financiero, servicio público orientado a prevenir delitos financieros]. 

¿Se incluyó la venta de la casa de sus padres en la herencia total de sus padres?

El fiscal no hizo ninguna gestión al respecto. La casa se vendió en octubre de 2010 en 133.500 UF [unos $2.850 millones a la fecha], y en la audiencia que sostuvimos con los abogados de mis hermanos, el abogado Van Weezel de los querellados, dice que mi parte de la casa se encuentra "a buen resguardo". Eso es ilegal, sólo puede existir si yo le permito a usted que tenga mi dinero, pero sino es apropiación indebida. El fiscal no hizo ninguna gestión para averiguar dónde estaban los fondos y se limitó a aceptar la palabra del abogado de los querellados. No se trajo un estado de cuenta de la inmobiliaria que tiene el dinero ni mucho menos. Bastó con la palabra del abogado. 

De acuerdo con el documento del Servicio de Impuestos Internos donde se establece el impuesto a la herencia por la fortuna de sus padres, se pagaron $73 millones de pesos. ¿Esto incluyó la casa en el impuesto a la herencia?

No declararon la casa como propiedad. Al no declarar la casa, podrían haber declarado la sociedad que era dueña de la casa. Tampoco la declararon. También podrían haber declarado la sociedad que era dueña de la primera sociedad, dueña de la casa. Tampoco. La casa desapareció por completo del inventario, al igual que la industria; el departamento de calle Carmen Sylva [comuna de Providencia]; el departamento de El Golf [Las Condes], el departamento de Presidente Riesco [Las Condes]; las oficinas de calle Nueva York 57 [Santiago] en el piso 11, el 12 y el 14. Nada de esto se incluyó en el inventario sujeto a impuesto a la herencia. 

¿Quién está en poder de las propiedades que menciona?

Son propiedad de las sociedades de mi papá, y los administran ellos [los hermanos]. Sólo los departamentos y las oficinas suman más o menos 1800 metros cuadrados. Saque la cuenta usted los arriendos de esa superficie.

¿Hizo llegar estos antecedentes que dan cuenta de un pago bastante menor de impuesto a la herencia para la fortuna de su padre al Servicio de Impuestos Internos?

Yo hice llegar antes de la querella, entre los años 2011 y 2017, unas 30 o 40 denuncias al SII; adjuntando todos los documentos de los bienes omitidos. El año 2015 les hice llegar copia digitalizada de la querella, la cual me confirman haber recibido a través de una carta. Si Impuestos Internos recibe una querella, lo que menos tienen que hacer es leerla. Les envié también una carta diciéndoles "mire, el fiscal está informado que existen estos audios donde los querellados reconocen los bienes y que lo hicieron [trasladarlos al exterior] para estafarme en el fondo".

¿Por qué cree que ha habido tan poco interés por parte del fiscal de perseguir esta herencia y conseguir el pago del impuesto a la herencia correspondiente a la fortuna que usted denuncia que existe?

Me resulta curioso. Usted puede ver que hay herencias como la de Alfredo Ovalle, que parece ser mucho más pequeña que la de mi padre, el SII interviene. ¿Qué pasa en este caso? La cantidad de antecedentes que se enviaron es enorme, hasta escrituras hay adjuntas. Acá la diferencia entre lo que se pagó en impuestos y lo que se debería haber pagado es entre 5 y 10 millones de dólares, depende si usted considera el valor de libros de la sociedades, el patrimonio neto, el valor comercial... Pero cuando usted no declara estos bienes, el impuesto a ellos es cero. 

¿Tiene Claro y Cía. influencia en que hayan habido pocas diligencias para encontrar el total de la fortuna que usted reclama existe?

Tengo que decirle que es muy probable, porque no hay otra explicación. Si mis parientes no están aquí y se fugaron a Estados Unidos ¿quién hace las gestiones aquí? Las cosas no ocurren solas, basta escuchar los audios del fiscal donde usted no sabe si está escuchando al abogado de los querellados o a quien representa al Ministerio Público. El fiscal no puede no investigar, pareciera que tenían miedo a llegar a las pruebas. Porque cuando los fiscales no tienen pruebas es comprensible, pero cuando usted les envía estados de cuentas con millones de dólares o declaraciones de los bancos de las sociedades donde dice que los dueños son mis padres, no se entiende. No tiene sentido que no se haya investigado nada.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

buenos reportajes

Añadir nuevo comentario