Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Protesta anti inmigrantes

La historia detrás de la foto del coche: "Como fotoperiodista me da orgullo haberla hecho, pero como iquiqueño me da vergüenza”

Lissette Fossa

aton_iquique.jpg

Foto: Aton/Alex Díaz.
Foto: Aton/Alex Díaz.

Alex Díaz, fotógrafo y corresponsal de Agencia Aton, es el autor de la fotografía icónica de la protesta anti inmigrantes desarrollada en Iquique este sábado, y cuenta a INTERFERENCIA lo que vió y cómo llegó a este acierto.

Alex Díaz es fotógrafo profesional y actualmente trabaja para la Agencia Aton como corresponsal en Iquique. Díaz es iquiqueño y aunque vivió en Santiago por 15 años, en 2008, “por cosas de la vida”, como cuenta, volvió a vivir y trabajar en su ciudad natal.

Por eso, cubrir la marcha anti-inmigrante del sábado pasado en Iquique era parte de su trabajo y no esperaba que pasara de ser una manifestación tranquila. Sin embargo, terminó en ataques a los inmigrantes y a sus pertenencias, y con una fotografía que sacó Díaz que se transformó en el ícono de la xenofobia en el país.

Díaz es autor de la fotografía de donde un hombre, con una polera de la selección chilena, lanza un coche de guagua a una barricada ardiendo, mientras alrededor del fuego otros manifestantes celebran su actuar. La fotografía dio la vuelta el mundo y las redes sociales, ya que impacta tanto por el odio hacia los inmigrantes como por el acierto profesional, al retratar justo el momento en que el coche de niños vuela por el aire. 

"Ahí llegaron carabineros, a resguardar a los inmigrantes, porque algunos de los que marchaban querían irse encima de ellos, reclamando, querían golpearlos", cuenta el fotógrafo.

“Esta marcha empezó a las 12 del día en punto desde la Plaza Prat, la plaza principal de Iquique. Fue avanzando y cuando llegaron un poco antes del balneario principal, había un grupo de venezolanos con una niña, y ahí uno de los manifestantes se acerca a los venezolanos y agarró sus cosas, sus pertenencias, y las tiró al viento, las lanzó. Ahí llegaron carabineros, a resguardar a los inmigrantes, porque algunos de los que marchaban querían irse encima de ellos, reclamando, querían golpearlos, pero rápidamente llegó carabineros”, cuenta Alex Díaz a INTERFERENCIA.

Díaz cuenta que luego de ese ataque, los manifestantes avanzaron hacia otra zona de la ciudad, a la esquina de calle Emilio Recabarren con Rosas, donde se habían instalado inmigrantes con carpas.

“Estos tipos empezaron a atacar las carpas, enseres, ropa, había una bicicleta de niño, y de repente yo estaba haciendo fotos y veo que empezaron a hacer una fogata. Ya la gente estaba destruyendo las carpas, cojines, hasta un teclado. En un momento el fuego estaba muy fuerte, de hecho, me quemé un poco la mano derecha al estar todo el rato con la cámara en el ojo. Por eso traté de cambiarme del lugar de sacar fotos, me subí arriba de una de esas cosas de cemento grandes para cerrar perímetros. Y  ahí veo que un tipo agarra un coche, agarré la cámara y rápidamente empecé a disparar”, cuenta el fotógrafo.

En ese momento, mientras sacaba las primeras fotos, a Díaz se le cruzó un colega y amigo. Su primera reacción fue gritarle que saliera de ahí, para obtener la mejor imagen del momento. 

“Por eso en los primeros disparos sale la espalda de mi colega, y el disparo que yo elegí  como foto, la mejor imagen, fotográficamente hablando, es la foto que se publicó. Pero decidí cortarla un poco al lado izquierdo, pero si te fijas sale un codo, que es el codo de mi colega”, recuerda.

En ese momento, mientras sacaba las primeras fotos, a Díaz se le cruzó un colega y amigo. Su primera reacción fue gritarle que saliera de ahí, para obtener la mejor imagen del momento. 

Durante la tarde del sábado, Alex Díaz estuvo con poca señal de su celular. Por eso, se sorprendió cuando en la noche notó que su foto ya se estaba viralizando en redes sociales y se transformó en una de las imágenes icónicas de la jornada y de la xenofobia en contra de los inmigrantes que llegan al país.

“El domingo el dueño de Aton me mandó un Whattsapp y me felicita por la foto, por la portada de El Mercurio, y recuerdo que le dije que gracias, y que la verdad como fotoperiodista me da orgullo haber hecho esa foto de portada, no todos los días a uno lo ponen en una portada, pero como iquiqueño me da vergüenza”, cuenta Díaz. 

La imagen fue parte de la portada de El Mercurio y de medios internacionales, como Telesur.

“Creo que lo que pasó está mal. Cuando uno trabaja en la calle se dedica a informar, a sacar buenas fotos de lo que está pasando, pero cuando uno vuelve a casa a uno igual le pasan cosas… Lo que pasó estuvo super mal, un grupo reflejó lo peor de ellos”, agrega.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Felicitaciones al colega Alex Diaz. Por su foto y su calidad humana y profesional. Y en el mismo tema, tiene usted fotos de las personas que portaban banderas chilenas "de la revuelta", Whipala y Mapuche? Hay varios que muestran eso como "prueba" de que la marcha tenía apoyo "transversal". Sería interesante comprobar quienes eran esos individuos.. Gracias de nuevo por informarnos!

Añadir nuevo comentario