Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 15 de octubre de 2019
Más de 450 despidos

La negra semana para los trabajadores de Angloamerican y ENAP

Catalina Mundaca Gallis

Por reducción de costos, 339 empleados de la Empresa Nacional del Petróleo fueron desvinculados, mientras que lo mismo pasó con otros 119 de la operación Los Bronces de la multinacional con sede en Sudáfrica e Inglaterra..

Si el año pasado terminó mal para el empleo, este año no se ve mucho mejor, pues comenzó con nuevas desvinculaciones que mantienen las alarmas encendidas en el mundo sindical.

A los 79 trabajadores que fueron despedidos por el diario El Mercurio, a mediados de este mes, se le suman otros 339 empleados correspondientes a la Empresa Nacional del Petróleo, junto a 119 trabajadores dependientes de la minera AngloAmerican. 

La situación preocupa a los dirigentes sindicales, quienes ven con preocupación la posibilidad de que se mantengan los despidos masivos. Durante 2018, hicieron noticia los 500 empleados desvinculados por Farmacias Ahumada, a los que se sumaron otros 500 pertenecientes al rubro de las comunicaciones, junto a 600 desafectados por la banca, además de los 2.817 trabajadores que quedaron sin empleo tras los cierres de Maersk, Cial, Pastas Suazo y la planta de Iansa en Linares. 

La última cifra que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), correspondiente al trimestre comprendido entre septiembre y noviembre de 2018, situó el desempleo en un 6,8%. La reducción de costos y la automatización, hacen difícil prever un rápido repunte del sector laboral. 

ENAP

Luego de tres semanas movilizados, los trabajadores de ENAP, vieron frustradas sus intenciones de frenar los despidos que venía anunciando la petrolera y cerca de 339 trabajadores, entre profesionales, técnicos y ejecutivos, fueron desvinculados este martes en sus diferentes filiales, siendo Magallanes la más afectada, con un total de 134 personas despedidas de una planta de 1.248 funcionarios.

Los sindicatos se mantuvieron desde un comienzo en negociaciones con la empresa, con la finalidad de disminuir los cerca de 500 trabajadores que, en un inicio, la administración de Andrés Roccatagliata pretendía despedir.

Pese a disminuir en 161 personas los despidos, los trabajadores han hecho visible su molestia debido a que culpan a la administración de cargarle a sus empleados la gran deuda que arrastra la estatal, que creció en US$ 944 millones en los últimos cuatro años y que alcanza actualmente los US$5.100.

Nolberto Díaz, presidente de la Fenatrapech (Federación Nacional de trabajadores del petróleo y Afines de Chile) y secretario general de la CUT, declaró a INTERFERENCIA: “Lamentamos la actitud cobarde que ha tenido el gerente general Andrés Roccatagliata, quien ha eludido y se ha escondido de los sindicatos en los últimos dos meses y que ha sacado la voz solo para anunciar despidos, pero ha callado para entregarle a la justicia, los antecedentes que expliquen lo que pasó en la Enap durante los últimos cuatro años, cuestión que creemos debería ser investigada”. 

Por su parte la empresa señaló, mediante un comunicado de prensa, que esta medida se debe a un “plan de contención de gastos” y que es una medida "dolorosa", pero que se hacía imprescindible para la restauración y el sostenimiento futuro de ENAP.

Para mitigar los despidos, la petrolera implementó un plan de egreso para los trabajadores desvinculados que incluyen beneficios como cotización de salud durante 24 meses (incluida en el finiquito), beca de escolaridad, plan de asesorías y talleres de búsqueda de empleo, emprendimiento y consultoría previsional, seguro de vida por los siguientes 24 meses al despido, entre otros. 

Los trabajadores que suscriban a este acuerdo deberán informarlo a la empresa en un plazo de 72 horas luego de ser informados de su desafección. Sin embargo, los sindicatos han señalado que prestarán apoyo legal a los trabajadores que no suscriban al plan. 

Al cierre de esta edición se encontraban en una reunión analizando la posibilidad de iniciar una movilización mayor. 

Angloamerican

Al mismo tiempo en que ENAP informaba a sus trabajadores de los despidos, en la Región Metropolitana, otras 180 personas fueron notificadas del término de su relación laboral en la operación El Bronce, perteneciente a la multinacional británica AngloAmerican.

Al enterarse, el Sindicato Nº2 de Trabajadores - División Los Bronces, de que habría despidos masivos, inició una paralización inmediata de las faenas y el corte del camino que conecta a la minera. Luego de esta acción, 119 trabajadores fueron finalmente desvinculados. 

La empresa justificó su actuar, aludiendo que “las características estructurales de nuestro yacimiento se traducen en procesos de mayores costos que afectan nuestra posición competitiva en la industria. La viabilidad futura de Los Bronces requiere ajustar la forma cómo nos organizamos, cómo trabajamos y la tecnología que incorporamos, para así mejorar nuestra eficiencia y productividad”.

Sin embargo, los trabajadores argumentan que esta medida no se condice con el aumento de un 15% en la producción de la operación del último año y los US$ 3.103 millones de ganancia durante 2017. 

Ademar Ramírez, presidente del Sindicato, señaló que “la empresa despilfarró el dinero que generaron en sus tiempos de ganancias y hoy día tienen que acotar las dotaciones, haciéndole pagar todos los costos a sus trabajadores”.

Además, el dirigente sindical agregó que están definiendo el tipo de movilizaciones que iniciarán, debido a que las metas de producción han aumentado y esperan que en consecuencia del cese de 119 funcionarios, su carga laboral aumente drásticamente.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Despido de trabajadores en ENAP no soluciona el problema. ENAP debe gestionar los riesgos asociados a las fluctuaciones del precio del barril de petróleo en el mercado internacional y el tiempo que transcurre entre el momento de la compra de los crudos y la venta de sus productos refinados. Todo esto, en un marco regulatorio rígido definido por la política de paridad de importación, que supone que ENAP se ubica en un mercado competitivo como el Golfo de México, El resultado ha sido desastroso. Este modelo de negocio no es sostenible y requiere de un rediseño profundo. ENAP cumple hoy un rol estratégico principalmente porque garantiza, con su infraestructura actual, el abastecimiento de combustibles fósiles que representan más del 60% de la energía primaria que consume el país, y que el sector privado no puede asegurar. La disrupción tecnológica en energía y transporte que estamos viviendo, implica un menor consumo progresivo de petróleo porque hoy existen opciones más económicas y limpias. Un nuevo modelo de negocios de la ENAP, debe tomar en cuenta los cambios tecnológicos en la industria de la energía a nivel mundial y la necesidad de abandonar progresivamente los combustibles fósiles, para acotar los efectos del cambio climático. Es a partir de esta base que se debe discutir un nuevo modelo de negocios para la ENAP, incorporando en la discusión a todas las partes interesadas, sin sesgos ideológicos, arrogancia, ni conflictos de interés. Si no se gestionan adecuadamente los intereses legítimos de las partes, se puede generar un conflicto de alto riesgo, con impactos insospechados en el funcionamiento del país. El despido de 339 trabajadores es más de lo mismo y no soluciona el problema de su modelo de negocios. Pero las medidas alternativas no son muchas y serán muy dolorosas para muchos más de los trabajadores de esta empresa estatal.

Añadir nuevo comentario