Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020

Larraín Matte: “Sólo caben dos cosas: condenar la violencia y reflexionar sobre las causas de lo que está pasando”.

Víctor Herrero A.

bernardo_larrain_matte.jpg

Tiempos Mejores: Cuando Bernardo Larraín Matte asumió en Sofofa el 30 de mayo pasado
Tiempos Mejores: Cuando Bernardo Larraín Matte asumió en Sofofa el 30 de mayo pasado

En una carta a miembros de la Sofofa, el dirigente gremial se refirió a las protestas siguiendo el libreto de seguridad y sorprendiéndose de reclamos que vienen hace años. Pero el quiebre en el gran empresariado ante la situación es grande.

La tensión social que se ha apoderado de las calles también llegó a las altas esferas del mundo empresarial.

En un ‘cónclave reflexivo’ realizado el lunes 28 de octubre por la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), que desde fines del siglo 19 reúne a los empresarios más encumbrados del país, se produjo un intenso intercambio entre Matías Pérez Cruz -conocido desde el verano como el ‘guatón de Gasco’- y Rodrigo Hinzpeter, ex ministro del Interior y de Defensa, y actual abogado del grupo Quiñenco de la familia Luksic.

Pérez Cruz acusó a Quiñenco de ser populistas ante la actual crisis, en referencia a las palabras de Andrónico Luksic que aseguró que, a partir de ahora, el salario mínimo en sus empresas sería de 500.000 pesos. Poco faltó para ambos se fueran de combos.

Ante las crecientes divisiones dentro del gremio de los grandes empresarios, quien ha sacado la voz y dado entrevistas es Bernardo Larraín Matte, presidente de la Sofofa, dirigente de la empresa de energía Colbún y miembro del clan familiar de los Matte que durante varios años estafó a millones de chilenos en la colusión del papel confort.

En una entrevista publicada el lunes 22 de octubre, cuando aún regía el Toque de Queda, el delfín del Grupo Matte optó por una vía patronal para enfrentar los problemas sociales. “Chile tiene que multiplicar su filantropía, tiene que profesionalizar su filantropía”, según consignó el diario La Tercera.

Posteriormente, en entrevista con la radio de Teletrece, el líder gremial señaló que estaba dispuesto a aumentar los impuestos a las personas más ricas, pero siempre y cuando se cumplieran ciertas condiciones. “El mundo empresarial está completamente abierto a participar en esa discusión, con todos los elementos en la mesa, incluida con impuestos personales, pero responsablemente”, afirmó. Pero sacando la carta de las Pymes y los emprendedores, que son actores muy lejanos al Grupo Matte, Larraín Matte aseguró: “Pero ese no es el tema, el tema es la persona que hoy no es consolidada y quiere tomar más riesgo, que quiere emprender y que legítimamente en 20 años quiere cosechar”.

Mientras tanto, otros grandes empresarios como Horst Paulmann -dueño de Cencosud- han optado por dar declaraciones suaves. “Tenemos que trabajar para que la gente de Chile tenga una vida mejor”, aseguró el dueño de una de las mayores cadenas de retail del país y de Sudamérica. El Grupo Angelini, en tanto, ha mantenido silencio.

El mandamás de la Sofofa, en tanto, se quejaba en una reciente carta a los miembros de ese gremio de que el movimiento social se inspiraba en “verdades reveladas, soluciones simplistas”, que finalmente buscaban “apuntando con el dedo (los) responsables”.

A continuación, INTERFERENCIA reproduce de manera íntegra la misiva de Bernardo Matte Larraín a los miembros de la Sofofa.

Empresas y gremios socios,

No es el momento para la indolencia, ni menos para la agitación. Tampoco para reducir la complejidad de la situación que está viviendo el país con afirmaciones que parecen verdades reveladas, soluciones simplistas o apuntando con el dedo buscando responsables.

En momentos como este sólo caben dos cosas: condenar la violencia y nunca contextualizarla, y preguntarnos y reflexionar sobre las causas de lo que está pasando en nuestra sociedad para nutrir un proceso de diálogo donde cada actor – incluido el mundo empresarial – concurra constructivamente.

Pero antes debemos enfrentar los próximos días que serán críticos. Días en los que la capital no contará con su principal arteria de transporte, con ciudades con problemas de abastecimiento producto de los saqueos al comercio, con dificultades para que niños y jóvenes puedan concurrir normalmente a clases y con temor de las personas para salir de sus casas. Desde la empresa debemos ocuparnos priorizando la seguridad, bienestar e integridad de las personas trabajadoras y sus familias, y luego de la continuidad de nuestras operaciones.

Por ello, hacemos un llamado a ustedes, nuestras empresas socias, a priorizar el trabajo de sus colaboradores desde sus hogares y, en aquellos casos que el trabajo remoto no sea posible, ofrecer flexibilidad en las horas de llegada y salida y apoyo en los traslados. Además, les pedimos prestar un apoyo especial a las madres y padres con responsabilidades familiares en circunstancias que muchos niños no podrán concurrir a sus establecimientos educacionales.

Y finalmente, a que gerentes y directores redoblemos nuestra presencia en los lugares de trabajo, empatizando con las realidades de cada persona trabajadora y generando espacios de diálogo y reflexión con ellas sobre lo que estamos viviendo como país. Debemos mostrar que, aunque con dificultad y limitaciones, las empresas están en marcha, especialmente aquellas que proveen de bienes y servicios básicos para la población como alimentos y servicios necesarios para el diario vivir.

Para ello es fundamental una labor muy coordinada con el Gobierno que permita proteger lugares críticos de abastecimiento, como son los centros de distribución de cadenas de supermercados y los locales de venta más relevantes, para lo cual SOFOFA y las principales Cadenas de Supermercados concurrieron a las 3pm a una reunión en el Ministerio del Interior en dónde constituimos una mesa de coordinación.

Debemos también colaborar a recuperar los espacios públicos como el Metro, plazas y arterias principales, para lo que llamamos a las empresas a disponer de voluntarios que, junto con la sociedad civil organizada, colaboremos en la limpieza y reparación de esos espacios públicos tan relevantes para los chilenos.

Los próximos días serán críticos. Todos debemos colaborar para dejar atrás la violencia y la destrucción y luego dedicarnos a una ineludible reflexión y diálogo que nos permita identificar los sucesivos pasos que debemos dar para volver a poner a nuestra nación –instituciones, sociedad civil y empresas – a la altura que los ciudadanos esperan de ella.

Como mundo empresarial reunido en SOFOFA, debemos comprometernos a concurrir a ese diálogo con una disposición constructiva y receptiva de las diversas miradas, y hacer los esfuerzos que nos correspondan para recobrar la armonía y el camino del entendimiento. A su disposición para apoyarlos en lo que requieran para colaborar de la mejor manera para enfrentar este desafío.

Se despide atentamente,

Bernardo Larraín Presidente SOFOFA

 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Un anàlisis bastante pobre que no conduce a nade. De acuerdo con que haya que detener la violencia pero hay que comenzar por detener esa que viene de las instituciones del Estado, carabi,neros y militares,sobre las cuales las autoridades tienen los medios para imponerse. Y respecto a las causas habrà quizàs que volver a explicàrselas al Señor Larrain en circunstancias que ellas son tan conocidas y desde hace tanto,tanto tiempo.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Ni peor sordo que el que no quiere oir. Bien simple, una de las principales causas. Está en su casa y su familia. A buen entendedor, pocas palabras.

El señor Larrain, en su zona de confort, efectua comentarios preocupado por la violencia que esta ocurriendo en el Pais, pero como supuesto lider del gran empresariado, debiera preocuparse y buscar soluciones concretas y propoponer estas al poder ejecutivo, por ejemplo, la banca, en los años 80 el sistema financiero Chileno estaba quebrado y la solucion para salvar el sistema, el estado le otorgo 40 años para pagar la deuda subordinada, al lado opuesto, cuando un cliente de un banco tiene credito hipotecario se atrasa en sus divedendos el banco inicia jjuicio y le remata el bien raiz. Este es uno de los ejemplos de la desigualdad y podemos seguir, Afp, Isapres, Educacion, Politicos corruptos (Ley de Pesca, del famoso sr.longeira que despues sorpresivamente se enfermo) etc etc etc en fin ellos son blancas palomas

Añadir nuevo comentario